LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Las organizaciones que se encuentran en la vanguardia de la ayuda a los indigentes del barrio chino ofrecieron múltiples sesiones informativas el martes para ayudar a prepararlos para las inminentes limpiezas de campamentos que llevará a cabo la ciudad.

La ciudad de Salinas ha estado lidiando con el asunto de los crecientes campamentos de indigentes en el barrio chino y en otras áreas; en el otoño pasado se aprobó una ordenanza que le permite a la ciudad retirar las propiedades de los indigentes.

Los residentes indigentes y sus defensores han protestado contra la ordenanza desde que se propuso, y aunque aún no se aplica, los proveedores de servicios a indigentes dicen que las actividades de limpieza están programadas para comenzar el 23 de marzo.

El martes, la organización sin fines de lucro Dorothy’s Place, que tiene su sede en el corazón del barrio chino, y la Coalición de Proveedores de Servicios a las Personas sin Hogar del Condado de Monterrey, tuvieron varias reuniones informales estilo “Town Hall” en inglés y en español para ayudar a los indigentes a entender el problema.

“Simplemente estamos tratando de diseminar la mayor cantidad de información posible y proporcionar todas las opciones que podamos en esta cantidad de tiempo tan limitada”, dijo la directora ejecutiva de la coalición Katherine Thoeni.

Mientras los indigentes hacían fila para comer en Dorothy’s Place les entregaron folletos informativos, y Thoeni y otras personas revisaron con ellos la información mientras comían.

La limpieza comenzará en el área de las calles Market Way y Bridge Alley el 23 de marzo, y después se extenderá a otras áreas que aún no se han especificado. Es posible que haya pausas en las actividades de limpieza, pero estas no cesarán hasta retirar los campamentos.

Una vez que se complete la limpieza en una zona, los indigentes no podrán volver a establecerse ahí, advirtió Thoeni. La ciudad está permitiendo que las personas pongan sus tiendas y duerman en una zona, pero solo podrán hacerlo entre las 6:00 P.M. y las 6:00 A.M.

Sin embargo, hay algunas advertencias acerca de la seguridad pública en cuanto a la colocación de tiendas, incluido el hecho de que el cliente no podrá bloquear el acceso a las calles, colocarse enseguida de los hidrantes de incendios, colgarse ilegalmente de la electricidad de un edificio, encender fogatas, ni crear ningún otro tipo de riesgo a la seguridad, explicó Thoeni.

Mientras los indigentes se preparan para la implementación de esta ordenanza, se les invita a considerar los programas de vivienda o recuperación, y el personal de Dorothy’s Place está listo para ayudarle a la gente a pasar por un proceso de evaluación que permitiría informarles acerca de los programas de servicios para los que podrían ser elegibles.

“Es claro que tienen ciertas decisiones que tomar antes de la limpieza”, le dijo Thoeni al grupo el martes. “Si quieren entrar a un programa, por favor vengan a hablar con la gente de Dorothy’s Place”.

Si algún indigente desea almacenar temporalmente sus propiedades, la ciudad proporcionará recipientes de 96 galones que podrán utilizar durante un máximo de 90 días. Todos los recipientes de almacenamiento estarán claramente etiquetados y se guardarán en el 312 de la calle Alisal Este.

Los propietarios pueden llamar al 831-758-7928 para recuperar sus propiedades personales sin riesgo de multas o sin temor a ser procesados, dijo Thoeni. Si las propiedades no se reclaman, se destruirán después de 90 días. Sin embargo, los medicamentos con receta, los lentes graduados y las identificaciones personales no se destruirán y se guardarán aparte.

Thoeni urgió a los residentes indigentes a considerar la opción de decidir por adelantado qué propiedades colocarán en los recipientes de almacenamiento con esta opción.

“Si no deciden qué artículos colocarán en los recipientes de almacenamiento, los contratistas de la ciudad harán su mejor esfuerzo por colocar los artículos adecuados en ellos”, informó. “Es importante saber que cualquier cosa identificada como basura, desechos o artículos infestados de insectos se considera inadecuada para el almacenamiento”.

La policía de Salinas también ha estado colocando etiquetas rojas en los vehículos que violan los códigos en el barrio chino, y en el caso de los vehículos que fungen como viviendas, los proveedores de servicios e indigentes también le han estado avisando a la gente acerca de la posibilidad de que sus vehículos sean remolcados.

Para evitar ser remolcados, es necesario que los vehículos cuenten con información actualizada del registro vehicular y se muevan cada 72 horas. Una vez que se coloque una etiqueta roja en un vehículo, su propietario tendrá aproximadamente 10 días antes de ser remolcado, aunque los vehículos con registros vencidos durante más de seis meses o que presenten riesgos inmediatos a la seguridad estarán sujetos a ser remolcados de inmediato.

“Por lo menos nos avisaron por adelantado”, dijo Nicholas Lucio, residente de Salinas de 24 años de edad, que ha estado viviendo en la zona del barrio chino durante más de cinco años.

Lucio agregó que quizás trate de mover su tienda de un lado a otro para evitar que la recojan en el proceso de limpieza, pero que eso sería “muy ajetreado”.

Lucio prefiere estar en el barrio chino debido a la gran población de indigentes de la zona.

“Es más seguro aquí”, agregó. “Hay más gente pobre como yo, y es más fácil comunicarse con ellos. Es difícil movernos a otro lado porque no hay ningún lugar a donde ir”.

Toni Rodríguez, de 53 años, también es de Salinas y ha estado en el barrio chino durante más de 10 años.

“Creo que todo esto es una gran ridiculez. Para mí que se están riendo de nosotros... Simplemente nos quieren fuera de aquí”, agregó.

Las limpiezas han hecho que cunda el pánico en la gente, dijo Rodríguez.

Ella ha tratado de ir a los refugios antes, pero dejó de hacerlo porque sentía que ahí había problemas de seguridad, como chinches, agregó.

Ahora tiene una solicitud para una vivienda de transición, y dijo que le está “pidiendo a Dios” que la acepten.

Un indigente se alejó en su bicicleta del almuerzo informativo del martes y se detuvo en una tienda calle abajo para comunicarle algo de la información a la persona que vive ahí.

Al alejarse después, declaró a los cuatro vientos: “La ciudad de las tiendas desaparecerá”.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://bit.ly/1pdEetd