LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

El ayuntamiento de la ciudad de Salinas aprobó el martes una resolución de apoyo a una medida de impuesto a las ventas del transporte, que sus organizadores esperan que aparezca en las boletas de las elecciones generales del 8 de noviembre.

La medida fue propuesta por la Dependencia del Transporte del Condado de Monterey (Transportation Agency of Monterey County, TAMC) y, si los votantes la aprueban, permitirá aplicar un impuesto a las ventas de 3/8 de un centavo. La concejal Kimbley Craig, quien ha trabajado en la Comisión de TAMC durante los últimos seis años, es una de las principales partidarias del impuesto a las ventas y pidió que se incluya en la agenda del ayuntamiento.

Durante la junta del martes, Craig dijo que el impuesto recaudaría aproximadamente $600 millones de dólares de proyectos de transporte locales y regionales en un período de 30 años a partir de 2017.

Si la medida se aprueba, Salinas recibiría un poco más de $91 millones de dólares del nuevo ingreso generado por ese impuesto, en base a la población de la ciudad y las millas conducidas por carril.

“Esto ayuda a Salinas. Durante un período de 30 años, se proporcionarían múltiples millones de dólares a la ciudad de Salinas para hacer cosas como reparar calles y aceras”, dijo el fiscal de la ciudad de Salinas Christopher Callihan. “También le proporcionaría múltiples millones de dólares al condado para hacer cosas como reparar caminos regionales alrededor de la ciudad de Salinas, lo cual ayudaría a sus residentes”.

El concejal José Castañeda fue el único que votó en contra. Después de la reunión, Castañeda dijo que piensa que los ingresos adicionales por el impuesto a las ventas se dedicarían a los grandes negocios agrícolas en lugar de a proyectos locales en comunidades como el Este de Salinas, que forma parte del distrito que él representa.

“Yo sé que las medidas fiscales están controladas por los grandes negocios agrícolas”, dijo.

Craig informó que se calcula que un 60 por ciento del dinero se dirigiría a proyectos locales y un 40 por ciento a proyectos regionales. Un proyecto importante que sería financiado por el impuesto son las mejoras a la carretera 68, que facilitaría el transporte de muchas personas que trabajan en la industria de la hospitalidad o los servicios y que viven en el área de Salinas, pero que trabajan en la Península.

La mayoría de los miembros de la comunidad que asistieron a la junta del ayuntamiento apoyaron la medida.

“Nuestros caminos necesitan repararse, y el porcentaje está dividido en nuestro favor”, dijo el residente de Salinas Al Espíndola. “No defiendo los impuestos, pero es un impuesto justo”.

En otras noticias del ayuntamiento, Andrea Manzo, gerente del centro Building Healthy Communities (BHC), presentó un resumen de los proyectos y las iniciativas de BHC en Salinas durante los primeros cinco años de operaciones del programa.

En 2010, BHC comenzó a funcionar en Salinas con una subvención de aproximadamente $20 millones de dólares de The California Endowment, una fundación privada de beneficencia. Salinas es una de 14 ciudades que ha recibido la subvención en esta iniciativa estatal dirigida a las comunidades marginadas. Los proyectos principales de Salinas incluyen el Plan de Revitalización de Alisal, donde BHC trabajó con la ciudad para crear estrategias para mejorar la comunidad de Alisal.

La subvención ha ayudado a expandir la biblioteca César Chávez y a iniciar la Health Pathways Partnership del Valle de Salinas, la cual introduce a los jóvenes a carreras profesionales en los servicios de salud.

BHC dio inicio al programa Governing for Racial Equity, que ofrece capacitación a los habitantes de la ciudad y la comunidad, y ahora a funcionarios electos. Lauren Padilla-Valverde, gerente de proyectos de The California Endowment, dijo que BHC espera desarrollar los programas para que sean sustentables y reciban financiamiento de otras fuentes, incluso después de que dicho financiamiento se dé por terminado.

El ayuntamiento en general felicitó a BHC por su trabajo en la ciudad.

“Creo que ustedes han hecho que el mundo sea un mejor lugar, y estoy segura de que han mejorado la vida de algunos de mis estudiantes”, dijo la concejal Jyl Lutes, quien también es maestra de escuela primaria.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://bit.ly/1oWCHaY