CLOSE
LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Un modelo económico que se usó por primera vez para proteger la especie de reinitas caridoradas en peligro de extinción en Texas podría ahora mejorar los esfuerzos de conservación de las mariposas más queridas del país, las monarca.

El grupo de defensa ambiental sin fines de lucro Environmental Defense Fund (EDF por sus siglas en inglés y Fondo de Defensa Ambiental en español) está trabajando para introducir una nueva versión de su programa de “intercambio de hábitat”, en el cual se invitaría a los propietarios de tierras agrícolas a participar en la protección del hábitat de la mariposa monarca.

El sistema de intercambio de hábitat se empleó por primera vez en 2005, cuando el entrenamiento militar del Fuerte Hood en Texas afectó el hábitat de la reinita caridorada; este sistema permite que las organizaciones contrarresten el detrimento causado a una especie pagándoles a otros propietarios de tierras para mejorar el hábitat de dicha especie en sus propiedades. La transacción se realiza a través de un tercero, que en el caso de la reinita fue el Instituto para Recursos Naturales Renovables de Texas A&M, que administra la compra-venta de créditos que representan el valor de conservación de un terreno.

“El intercambio de hábitat es un lugar para poner en contacto a las personas interesadas en conservar los hábitat para la vida silvestre con las personas que los pueden proporcionar”, dijo Eric Holst, vicepresidente asociado del programa de tierras laborales de EDF. “Si usted compra un crédito, le paga a un propietario en algún lugar para que proporcione un hábitat deseable para las monarca”.

El amor por las monarca se siente fuerte entre los residentes de la Costa Central, donde una combinación única de neblina, protección contra el viento y temperatura han creado varios sitios bien conocidos para pasar el invierno, informó Allison Watson, gerente de programas educativos del Museo de Historia Natural de Pacific Grove.

“Lo que es verdaderamente especial acerca de Pacific Grove”, agregó, “es que la ciudad de hecho se unió y decidió que vale la pena proteger este hábitat. La ciudad se unió y adquirió esas tierras (que ahora forman el santuario) para protegerlas para las mariposas monarca”.

Para las monarca, una especie que migra miles de millas, la conservación del hábitat es fundamental, dijo Holst.

El primer paso en el desarrollo del programa será crear un sistema para evaluar las tierras en base a la calidad del hábitat que proporcionan. Un grupo de biólogos capacitados evaluará los beneficios potenciales de un terreno y las amenazas para las monarca, con el fin de determinar el precio que se le puede asignar a ese terreno en el mercado de intercambio de hábitat, dijo.

“El crédito de conservación puede provenir de cualquier acción buena que un propietario pueda emprender para beneficiar a una especie”, dijo, “como plantar algodoncillo o eliminar una especie de hierba que pueda ser dañina”.

El enfoque inicial del proyecto será en California y en el corredor de la carretera interestatal 35, desde Galveston Texas hasta Duluth Minnesota, dijo Holst, y agregó que la zona de 100 millas a ambos lados de la carretera 35 forma el corredor migratorio más importante de las monarcas. Eventualmente, agregó, el EDF planea que el intercambio de hábitat esté disponible en toda América del Norte.

Proteger el hábitat de las monarca es una meta incluida en un memorando presidencial de junio de 2014 para promover la salud de las abejas y de otras especies polinizadoras. Holst informó que el plan de intercambio de hábitat de EDF ejemplifica el tipo de sociedad privada y pública que el presidente pidió que se estableciera en esa orden.

“Esta sociedad proporcionará restauración del hábitat en una escala significativa, lo cual es un componente fundamental de la iniciativa del presidente Obama”, informó.

Las monarca son una especie querida por los niños de todo el país, así que son más famosas que las reinitas caridoradas. Sin embargo, a diferencia de las reinitas, que fueron agregadas a la lista federal de especies en peligro de extinción en 1990, las monarca no cuentan con ese estado y esto representa una gran diferencia en la implementación del intercambio de hábitat. Por ahora la participación será voluntaria, pero eso no disminuye la confianza de Holst en el éxito final del programa.

Esto se debe a que el programa de intercambio proporciona más que tan sólo una forma de satisfacer los requisitos de la ley de especies en peligro de extinción, dijo Brian Hays, líder del proyecto del Sistema de Créditos para la Recuperación implementado en el Fuerte Hood para conservar a las reinitas caridoradas. En ese programa, los propietarios que vendieron créditos obtuvieron una fuente adicional de ingresos y recibieron una guía técnica para proyectos que con frecuencia beneficiaron sus propias necesidades, además de las necesidades de las reinitas.

“Convirtió una obligación, la especie en peligro de extinción, en un activo”, informó.

No está claro cuál será la situación de la especie de las monarca cuando el intercambio de hábitat para ellas arranque por completo. El Servicio de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos está considerando si las mariposas califican para la protección que ofrece la ley de especies en peligro de extinción, en respuesta a una petición de 2014 en la que se le exhortó a agregar a las monarca a la lista federal de especies en peligro de extinción. La petición fue presentada por una coalición de grupos ambientales que incluyen a la Sociedad Xerces para la Conservación de Invertebrados y el Centro para la Diversidad Biológica.

“Hemos visto, a nivel nacional, una disminución de un 90 por ciento en las últimas dos décadas”, dijo Sarina Jepsen, directora del Programa de Especies en Peligro de Extinción de la Sociedad Xerces. “Hemos comenzado a preocuparnos bastante”.

Sin importar su situación en la lista o la motivación económica, Samantha Marcum, coordinadora regional del programa costero del Servicio de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos, piensa que la gente podría participar en el intercambio de hábitat simplemente por amor a las monarca.

“Hay muchos ciudadanos interesados que realmente están poniendo atención y a quienes les importan las mariposas monarca”, dijo. “Hay mucha gente que está haciendo cosas por las mariposas monarca sin que la especie esté en la lista”.

Las monarca pronto dejarán la Costa Central y volarán tierra adentro para buscar campos de plantas de algodoncillo donde pondrán sus huevecillos, dijo Holst. Necesitan diferentes hábitat en distintas fases de su ciclo de vida, una de las razones por las cuales se piensa que un intercambio podría ser tan efectivo.

“Pensamos que hay oportunidades para darle realmente prioridad al hábitat para las monarcas en las orillas de las granjas, entre los caminos y en pequeños espacios en granjas que no son tan productivas”, informo. “Los agricultores son buenos para hacer crecer las cosas y pensamos que existe oportunidad de desarrollar hábitat al igual que productos alimenticios”.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://bit.ly/1T8ZYTw