CLOSE
LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Antes de que encerraran a Leilani Dixon en la cárcel del Condado de Monterey hace ocho meses, ella trabajaba en diversos empleos, en restaurantes y en el Ejército de Salvación (Salvation Army).

Ahora le preocupa saber si podrá encontrar trabajo después de su liberación, que está programada para octubre.

“He tenido buenos empleos, pero me fui por el mal camino”, dijo Dixon. “Traté de hacer trampa y de facilitarme las cosas, pero se volvieron mucho más difíciles”.

Sin embargo, mostró una gran sonrisa al ir de mesa en mesa en una feria de empleos para internos de la cárcel que se llevó a cabo el jueves 28 de enero de 2016.

“Me encanta. No sabía que iba a haber esto hoy. Esto es estupendo. Esto es lo que necesitamos”, dijo. “Hace que sintamos que no somos excluidos. Nos da oportunidades y esperanzas en este momento”.

La feria de empleos se ofreció a través de una sociedad entre la Oficina del Alguacil del Condado de Monterey (MCSO), el Departamento de Libertad Condicional del Condado de Monterrey y los servicios de reintroducción de Geo.

La feria de empleos incluyó negocios locales que están dispuestos a contratar a personas con antecedentes criminales, así como agencias que ofrecen servicios como orientación contra el abuso de sustancias, capacitación laboral y otros recursos que pueden ayudar a conseguir empleo.

“Sabemos que los estudios muestran que si tienes un empleo, tienes algo de confianza en ti mismo y probablemente no recaigas ni vuelvas a la cárcel”, dijo el asistente del alguacil interino de MCSO Mike Moore.

Muchos de los internos no recibieron las habilidades laborales, cognitivas y de vida necesarias para tener un empleo antes de ser encarcelados, y los programas de la cárcel se ofrecen con la esperanza de proporcionarles eso, agregó.

Los organizadores informaron que esta feria laboral para internos es la primera de su tipo en la cárcel del condado de Monterey, y que es algo que esperan expandir.

Se calcula que aproximadamente 60 internos acudieron a la feria de empleos, que se dividió en múltiples sesiones. La mayoría de los internos que asistieron a la feria de empleos tienen programada su liberación pronto y tienen que inscribirse en alguno de los programas de la cárcel para calificar.

“Realmente es un incentivo para que a los internos les vaya bien mientras se encuentran en custodia, que aprovechen todos los programas que tienen sabiendo que un día serán liberados y esto les ayudará”.

En la feria de empleos participaron aproximadamente 20 compañías, dependencias u organizaciones, como el Centro de Capacitación para el Empleo, el Centro de Transición para Veteranos, una agencia local de Mercedes-Benz y el restaurante Luigi’s.

Ben Velez, gerente general de Luigi’s, representó al grupo de restaurantes de propiedad familiar que incluye a Gino’s, Bagel Corner, Angelina’s Pizzeria y Luigi’s.

“Sentimos que todos han cometido errores en el pasado y merecen una oportunidad”, dijo. “En nuestro negocio, estamos dispuestos a aceptarlos con su pasado y a no enfocarnos en eso”.

El grupo de restaurantes da empleo a entre 85 y 90 personas. Velez agregó que si no pueden contratar a alguien, con gusto hablarán con otros negocios que podrían hacerlo.

“No deben sentir que nunca tendrán una oportunidad de mejorar si el cambio es algo que quieren para su vida y para sí mismos”, dijo. “Si no tienen una oportunidad de salir y obtener un empleo, volverán a su vida antigua”.

Beatriz Vera, orientadora contra el abuso de sustancias del Grupo Geo, dijo que el proceso de empleo no se trata simplemente de encontrar un trabajo, sino de asegurarse de que la persona tenga vivienda, acceso a un vestuario profesional, educación y capacitación laboral.

“Para que nosotros solucionemos ciertos problemas, no basta con resolver una parte, sino que debemos contar con un enfoque holístico”, agregó. “A veces la gente comete errores, pero tenemos la oportunidad de ofrecerles algo positivo en la vida y darles recursos”.

Los internos sonrieron y saludaron a los representantes de diferentes compañías, dependencias y organizaciones mientras hacían fila para visitar las mesas de la feria de empleos. Pasaron de mesa en mesa recolectando tarjetas de presentación, panfletos y folletos.

Nancy Brady de Carmel se encuentra en la cárcel por un año por conducir bajo los efectos del alcohol o las drogas, y su liberación está programada para marzo.

Tiene experiencia en ventas de joyería fina y en tiendas de ropa, pero le preocupa encontrar un empleo cuando salga.

“Todos necesitan empleo. Mucha gente de aquí no tiene un lugar donde vivir. Yo tengo suerte porque no estoy en esa situación”, dijo. “Sin embargo, otros necesitan realmente mucha ayuda y las clases que tomamos aquí son excepcionales”.

Los empleadores o las personas que buscan empleo pueden comunicarse con Beatriz Vera Morga al 831-754-3975 o escribirle a beatriz.veramorga@bi.com.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://bit.ly/1Xe6oQv