CLOSE
LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

- Los organismos rectores del tenis mundial emprendieron medidas para contrarrestar el daño ocasionado por reportes de prensa sobre supuestos amaños de partidos, que han acaparado la atención en el primer Grand Slam de la temporada y mermado la confianza del público en el deporte.

El primer paso, anunciado el miércoles durante el Abierto de Australia, es una auditoría independiente sobre el desempeño de la unidad anticorrupción del tenis.

El objetivo de esta revisión es el restablecimiento de la “confianza pública en nuestro deporte”, comentó Chris Kermode, director general y presidente de la ATP. Y agregó que “no descartamos nada”.

“Creo que este es un paso muy valiente. Tenemos que lidiar con la percepción, la confianza del público, y hacerlo de frente. No tenemos nada que esconder”, afirmó.

La decisión de realizar la auditoría fue reportada originalmente por The Associated Press, y se anunció 10 días después que la BBC y Buzzfeed publicaron reportajes en los que se alega que las autoridades del tenis no investigaron adecuadamente las sospechas de corrupción en casos que involucran a 16 tenistas que han estado entre los 50 primeros del ranking mundial en la última década. Ningún jugador fue identificado.

La investigación será financiada por Tennis Integrity Board, que supervisa la unidad anticorrupción creada en 2008 por los dirigentes del tenis para combatir el amaño de partidos. Al frente de la auditoría estará Adam Smith, abogado que se desempeña profesionalmente en Londres y es experto en temas deportivos.

“Lo último que alguien quiere es otro organismo deportivo que se investigue a sí mismo”, comentó Kermode.

Copyright 2016 The Associated Press. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.

Read or Share this story: http://bit.ly/1WTaltD