CLOSE
LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

La fecha para leer los cargos a los ex residentes de Salinas acusados ​​de asesinar a dos niños, cuyos cuerpos fueron encontrados en una unidad de almacenamiento en Redding el mes pasado, así como torturar a una superviviente de 9 años de edad, fue pospuesta hasta el 20 de enero con el fin de encontrarles un abogado apropiado.

Tami Joy Huntsman, de 39 años, y Gonzalo Curiel, de 17, están acusados ​​cada uno de dos cargos de asesinato, tres cargos de tortura, un cargo de abuso infantil, y dos cargos de conspiración—uno por cometer tortura y uno por cometer abuso infantil.

El defensor público Jared Jefferson y Frank Dice de la Oficina de Defensor Alterna representaron a Huntsman y Curiel durante la lectura de los cargos el viernes pasado, pero solicitaron que el asunto se postergara durante dos semanas para encontrar una representación adecuada, debido a las circunstancias especiales de la acusación de asesinato, así como posible conflicto de interés, dijo el Defensor Público del Condado de Monterey Jim Egar.

Huntsman es elegible para la pena de muerte; Curiel, como es menor de edad, no lo es.

La Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Monterey no ha decidido si va a pedir la pena de muerte para Huntsman y no va a abordar el asunto hasta que se complete la audiencia preliminar, de acuerdo con un comunicado de prensa previo.

El defensor público asesorará al tribunal en la próxima comparecencia de si hay un conflicto, dijo Egar.

Poco después del proceso el viernes pasado, Jefferson pidió que la gente "mantenga una mente abierta en este caso", pero se negó a hacer más declaraciones sobre lo demás.

Jefferson había presentado una moción oponiéndose a la cobertura de los medios de comunicación en el caso, el cual hizo titulares a nivel nacional el mes pasado, y declaró que puede prevenir que la selección de los miembros del jurado sea imparcial.

Durante el proceso, Huntsman y Curiel se sentaron con sus rostros a pocos pasos de distancia frente a más de media docena de cámaras.

Aunque reconoció la preocupación por la seguridad de la corte debido a la cantidad de trípodes, así como obstrucción a la vista del público, el Juez de la Corte Superior del Condado de Monterey Mark Hood permitió que los medios de comunicación fotografiaran y grabaran el proceso, pero dijo que en el futuro se podría hacer un acuerdo de selección.

A mediados de diciembre, Huntsman y Curiel fueron arrestados en el Condado de Plumas después de que alguien aviso a las autoridades sobre un posible abuso infantil.

Un oficial del Condado de Plumas que respondió al caso, encontró a una niña escuálida de 9 años de edad, encerrada en un coche con lesiones graves, incluyendo múltiples huesos rotos.

Investigadores después descubrieron que posiblemente había dos niños muertos en una unidad de almacenamiento en Redding, y la información fue enviada al Departamento de Policía de Redding.

Oficiales de Redding respondieron a la instalación y encontraron dos cuerpos de niños colocados juntos en un recipiente de plástico. Los investigadores creen que los cuerpos son de Delylah Tara de 3 años de edad y Shaun Tara de 6.

Los oficiales de policía han dicho que las relaciones entre los sospechosos y los niños no son claras, aunque ampliamente se ha reportado que Huntsman es pariente de los niños y empezó a cuidar de ellos después de que su madre murió y su padre entró a la cárcel.

Según informes, Curiel es el novio de Huntsman aunque las autoridades se han referido a él sólo como su "compañero".

Se alega que entre el 13 de diciembre de 2014 y el 13 de diciembre de 2015, Huntsman y Curiel se negaron a proporcionar ropa adecuada, refugio y alimento a la víctima sobreviviente de abuso infantil y también en repetidas ocasiones restringieron, golpearon, patearon y rompieron los huesos de la víctima, según la denuncia. Presuntamente también se negaron a proporcionar atención médica adecuada para la niña.

Aunque Huntsman y Curiel fueron arrestados en el Condado de Plumas, los cargos contra los acusados ​​fueron desestimados por el Fiscal de Distrito del Condado de Plumas David Hollister el miércoles 6 de enero para que el caso pueda ser juzgado en el Condado de Monterey, según la oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Monterey.

Posteriormente fueron trasladados al Condado de Monterey, donde se encuentran detenidos sin derecho a fianza.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://bit.ly/1RoE9ii