CLOSE
LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Los organizadores de la 73ra entrega anual de los Globos de Oro esperan que luminarias de Hollywood como Jennifer Lawrence y Leonardo DiCaprio compensen la falta de otro tipo de estrella.

Aunque “Star Wars” continúa abarrotando las salas de cine y rompiendo records de taquilla, “El despertar de la fuerza” de J.J. Abrams brillará por su ausencia en la ceremonia del domingo. Las nominaciones a los Globos se anunciaron pocos días antes de que la película se estrenara a mediados de diciembre.

Seguramente el anfitrión Ricky Gervais use esto como chiste para molestar a la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood en la ceremonia, que se transmitirá en vivo por la NBC desde Beverly Hills, California, a partir de las 8 P.M. (hora del Este).

Gervais regresa como anfitrión por tercera ocasión, luego de tres celebrados años en los que Tina Fey y Amy Poehler estuvieron a cargo del evento. Luego de conseguir su rating más alto en 10 años hace tres, el nivel de audiencia bajó ligeramente desde entonces. El año pasado los premios fueron vistos por 19.3 millones de personas.

Esta cifra, sin duda, sigue siendo sólida para los Globos de Oro, que ha luchado por quitarse la imagen como un pequeño grupo de periodistas internacionales desconocidos que hace selecciones excéntricas. Los Globos de Oro se han convertido en una de las premiaciones más populares del año, gracias a sus nominaciones cada vez más confiables, su atmósfera relajada y su posición única como galardón importante que reconoce el cine y la televisión.

Los Globos de Oro tienen poca correlación con los Premios de la Academia, que anunciarán a sus nominados el próximo jueves. Pero el impulso es valioso en la temporada de premios, especialmente este año que los Oscar parecen muy impredecibles sin una cinta favorita.

Copyright 2016 The Associated Press. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.

Read or Share this story: http://bit.ly/1OZ3hpq