CLOSE
LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Entrenan bomberos para inundaciones y rescates

En preparación para el nuevo año, los bomberos de Salinas han estado entrenando para combatir un desafío que no enfrentan con frecuencia pero que podría ser crítico en 2016: el agua.

Los informes meteorológicos demuestran que este invierno tiene todos los indicativos de presentarse con condiciones de El Niño que podrían generar inundaciones posiblemente devastadoras en el área.

Durante las inundaciones de El Niño en 1997-1998, los bomberos de Salinas no tenían el equipo ni el entrenamiento de rescate acuático adecuado, y tuvieron dificultades para responder a incidentes relacionados con el agua, mientras que las inundaciones causaron millones de dólares en daños en el área.

En ese año, los bomberos respondieron a indigentes que acabaron en las aguas profundas de los canales, vehículos sumergidos en torrentes y personas que tuvieron que evacuar sus casas en la Calle Russell después de que un dique agrícola se rompió ahí.

“En ninguna de estas llamadas contábamos con el equipo protector adecuado”, dijo Matt Evarts, jefe del Batallón de Bomberos de Salinas.

En una presentación acerca de las preparaciones para El Niño, el jefe de bomberos de Salinas Ed Rodríguez enfatizó que los bomberos de la ciudad necesitan entrenamiento para rescate en corrientes rápidas, equipo protector, botes de rescate y equipo relacionado, entrenamiento de mandos y demás para responder adecuadamente a los incidentes relacionados con el agua.

La ciudad aprobó financiamiento adicional para estos esfuerzos a finales de agosto, y ahora todos los bomberos de Salinas han completado un programa de entrenamiento en línea, entrenamiento práctico de botes y rescate, así como planeación y coordinación con la Oficina de Servicios de Emergencia del Condado de Monterey, dijo Evarts.

El entrenamiento de rescate acuático es nuevo para el departamento. Aunque ese tipo de llamadas es poco frecuente, cada año hay algunas, explicó Evarts, y se necesitaba entrenamiento en el área.

Las personas tienden a subestimar los incidentes relacionados con el agua, los cuales se pueden convertir rápidamente en incidentes de alto riesgo, agregó.

Un poco de agua en movimiento puede causar grandes daños, informó, y parte del entrenamiento incluye asegurarse de que los bomberos entiendan el peligro que representa el agua.

Solo una décima parte del departamento de bomberos actual estaba trabajando durante las inundaciones de 1997-1998, así que a la mayoría de ellos también les falta experiencia y conocimientos acerca del peligro de las inundaciones.

Tan solo seis pulgadas de agua en movimiento pueden derribar a una persona, y los automóviles pueden ser arrastrados con dos pies de agua, informó. Además, la presión y velocidad del agua puede ser suficientemente potente como para arrancarle la ropa a una persona, lo cual puede también acelerar la hipotermia y causar desorientación.

Además, la presión del agua puede atrapar rápidamente a la gente debajo de lugares como los puentes.

“Como se avecina el riesgo de eventos importantes relacionados con el agua debido a El Niño este año, sentimos que era hora de actualizar y tratar de proporcionar capacitación a todos los empleados, con un nivel mínimo en este momento”, dijo Evarts.

El departamento tenía una “tremenda escasez” en este tipo de entrenamiento para incidentes relacionados con el agua, y ese entrenamiento comenzó prácticamente desde cero, explicó.

Después de proporcionar entrenamiento básico a todos los bomberos durante el otoño pasado, esto se convertirá en la base del futuro entrenamiento avanzado y seguimiento que se llevará a cabo en enero.

Otra cosa importante en Salinas es el conocimiento profundo del territorio, dijo. Los bomberos ya han identificado áreas peligrosas como la Calle Kern, la Calle Russell, las áreas que están detrás del Walmart de la Calle Main Norte, Carr Lake y la Calle Blanco.

Además, el departamento adquirió y equipó a todas sus compañías con estuches personales que incluyen flotadores, cascos, ropa, linternas, cuchillos y más.

También cuentan con equipo básico de rescate, bolsas de rescate, botes inflables no motorizados y equipo que puede movilizarse por terrenos sin caminos como un camión de bomberos para incendios forestales, así como el vehículo de SWAT del Departamento de Policía de Salinas. El camión con escalera se puede utilizar para rescates sobre agua, dijo Evarts, y el departamento tiene algunas camionetas con tracción en las cuatro ruedas para ayudar a llegar a áreas de difícil acceso.

“Contamos con muchas herramientas que esperamos que nos mantengan fuera del agua”, dijo.

Aproximadamente la mitad de las víctimas que se ahogan son rescatistas o gente que intenta realizar un rescate, dijo Evarts, así que gran parte del enfoque es también en el trabajo preventivo.

Tan sólo la semana pasada, Evarts recorrió las riberas del arroyo Alisal para advertirles a los indigentes que necesitan moverse a lugares más altos. Algunas tiendas que se encontraban ahí ya estaban bajo el agua debido a las lluvias recientes, observó.

Rodríguez y otros funcionarios de la ciudad también han efectuado presentaciones y anuncios de servicio público en los distritos de la ciudad durante los últimos meses. El personal de obras públicas está recibiendo capacitación de concientización acerca del agua y está trabajando en la limpieza de los drenajes de tormentas.

“Este tiene que ser un esfuerzo de múltiples departamentos, en el que la prevención es fundamental. No podemos ser tan sólo reactivos”, dijo Evarts. “Si podemos mantener a los habitantes fuera del agua, no tendremos que meter a los bomberos para sacarlos”.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://bit.ly/1RfR6el