CLOSE
LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

En la primavera pasada, los bomberos encontraron a Derek Van Patter, de 43 años y residente de Santa Bárbara, inconsciente en la autopista 1 en Big Sur. Van Patter había participado en un accidente de motocicleta.

En abril, John Walker, residente de Aptos, iba en bicicleta con sus amigos cuando perdió el control, chocó y quedó paralizado.

Ambas víctimas fueron trasladadas por aire al Centro de Traumatología de Nivel II del Centro Médico Natividad de Salinas.

Walker no podía mover los brazos ni las piernas en el lugar de los hechos, y en Natividad requirió cirugía como resultado de una fractura cervical y una lesión en la médula espinal.

Las lesiones de Van Patter lo mantuvieron hospitalizado en Natividad durante ocho semanas. Ambos le agradecen al centro de traumatología por salvarles la vida.

El centro celebrará su primer aniversario esta semana.

Van Patter y Walker son dos de los 1,300 casos de emergencias médicas que han recibido tratamiento en el centro de traumatología durante el último año.

Sus accidentes también representan la gran mayoría de los casos de traumatología, accidentes vehiculares y caídas que se atienden en Natividad.

Aunque la percepción del público pudiera sugerir que la violencia con armas de fuego en Salinas es responsable de la mayoría de los traumatismos a nivel local, esta representa sólo una pequeña fracción de los casos que llegan al centro de traumatología.

“Es menos del 10 por ciento. La mayoría de los casos que llegan son... accidentes vehiculares y caídas”, dijo el Dr. Jim Hlavacek, jefe de personal de Natividad.

El centro de traumatología con sede en Salinas es el único en su tipo entre San José y San Luis Obispo. El centro recibió su designación final como centro de traumatología de nivel II en enero de 2015, después de una revisión por parte de un equipo de expertos en atención de traumatología y de una campaña de dos años y medio por parte de Natividad, que formó parte de un proceso de cuatro años en el condado para designar a un hospital local como centro de traumatología.

Los centros de traumatología incluyen cirujanos, personal y equipo especializados para tratar las lesiones más graves y severas. Los centros de traumatología reducen el riesgo de muerte en esos casos en un 25 por ciento.

Desde su inauguración, el centro también ha atraído casos de fuera del condado de Monterey, de comunidades que tampoco han tenido esos servicios durante décadas.

En el último año, “el volumen de casos ha sido un poco mayor que lo esperado, principalmente debido a casos que provienen del Condado de Santa Cruz”, dijo el Dr. Gary Gray, director ejecutivo de Natividad.

El centro también ha agregado o expandido algunas capacidades durante el año pasado, informó el Dr. Alex Di Stante, jefe de traumatología y cirugía general de Natividad.

“Ahora contamos con neurocirugía... y con radiología intervencionista, que el hospital no tenía anteriormente”, dijo.

El tiempo de respuesta es impresionante, informaron. Los miembros de los equipos de traumatología deben llegar al lugar en menos de 15 minutos. Constantemente están ahí antes de que el paciente llegue siquiera al hospital, dijo Di Stante.

El centro también ha agregado personal nuevo: más médicos, enfermeros, asistentes de enfermería y personal auxiliar.

Casi todos los pacientes de traumatología tienen alguna forma de seguro; la tasa de servicios no pagados es de alrededor del 35 por ciento, informó Hlavacek.

“El centro de traumatología se paga a sí mismo”, agregó.

Existen planes de mejoras en las áreas.

“El enfoque para el próximo año estará en la maduración del programa, y pienso que ha madurado bastante bien”, dijo Gray. “Ahora estamos pensando en los aspectos de capacidad, en optimizar el flujo de pacientes a través de nuestros sistemas. Tuvimos 1,300 pacientes este año, y podríamos tener 1,700 el próximo año, así que necesitamos continuar pensando acerca de cómo crecerá y madurará nuestro programa”.

Los planes de mejoras incluyen algo de remodelamiento para expandir servicios como los de imágenes diagnósticas, la unidad de rehabilitación, un nuevo laboratorio de radiología y la instalación de una nueva unidad de resonancia magnética y dos de tomografía computarizada.

El centro no ha tenido ningún problema de falta de capacidad. Ha manejado el flujo de sus pacientes y no ha tenido que enviar a nadie a otro lugar, dijo Gray.

Sin embargo, Natividad continúa enviando pacientes de traumatología fuera del condado después de estabilizarlos, en particular los casos pediátricos de menos de 15 años de edad.

“Aunque la violencia es una parte pequeña de las lesiones que recibimos”, dijo Gray, “ha sido un enfoque importante de nuestro programa de prevención de lesiones traumáticas y del programa de intervención CHOICES.

“Si nos pregunta a quienes vivimos en Salinas cuál consideramos que es el principal problema, la mayoría de nosotros probablemente diría que los delitos violentos y las pandillas, ¿correcto?”’ dijo Gray. “La violencia es un problema de salud pública. La estamos enfrentando desde el punto de vista de la prevención”.

Di Stante indicó que lo que le da orgullo ver es el establecimiento de un centro de traumatología en un condado que anteriormente prescindía de este servicio fundamental de atención médica. Los pacientes de traumatología del área de Salinas normalmente eran trasladados por aire a San José o a San Francisco para recibir tratamiento.

“El impacto emocional y financiero de mantener a los pacientes lesionados en el Condado de Monterey es enorme”, dijo Hlavacek. “Los pacientes ya no se transportan a otros condados. Las familias ahora pueden permanecer aquí con sus seres queridos, en lugar de viajar a centros de traumatología que están a millas de distancia. Tratar a los pacientes aquí significa que el dinero de sus gastos médicos permanece en el Condado de Monterey. Esto permite que el hospital contrate a más personal y amplíe sus servicios en beneficio de todos”.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://bit.ly/1RfRfhP