LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Órdenes de registro han sido selladas en el caso que involucra a dos ex residentes de Salinas acusados de tortura, abuso y asesinato de los dos niños que fueron encontrados muertos en una unidad de almacenamiento en Redding.

Tami Joy Huntsman, de 39 años, y Gonzalo Curiel, de 17, han sido acusados de ocho delitos graves, incluyendo asesinato en primer grado, tortura, conspiración y abuso infantil por la muerte de una niña de 3 años de edad y un niño de 6 años de edad, así como una niña de 9 años de edad, que sobrevivió.

Una orden para mantener sellada las órdenes de registro fue presentada en la Corte Superior del Condado de Monterey el 22 de diciembre.

La orden señala que hacer todos los documentos relacionados con esta orden de registro abiertos al público "podría poner en peligro las vidas y el bienestar de los testigos que han cooperado con la policía en el suministro de información" sobre los homicidios ocurridos entre noviembre 27 y noviembre 28 en Salinas, según dice la orden de la corte.

También sostiene que mantener los documentos disponibles al público podría poner en peligro la investigación y podría hacer que sospechosos o sus asociados huyan, traten de destruir evidencia o intimiden a testigos.

Los documentos pueden ser sellados por un máximo de 90 días para proteger la integridad de la investigación a menos que una extensión sea aprobada por el tribunal.

Huntsman y Curiel han permanecido bajo custodia en el Condado de Plumas donde inicialmente fueron arrestados. La Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Monterey ha estado en comunicación con la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Plumas respecto a la extradición al Condado de Monterey, pero no se ha fijado fecha definitiva para el envío.

Read or Share this story: http://bit.ly/1R024V0