Es más que fútbol para jugadores de AHS

POR MAYRA L. GOMEZ PARA EL SOL

Es el momento de dar comienzo a la temporada final para los graduados y prepararnos para el juego anual de las Estrellas del Salinas Californian. Con este juego viene la tradición de varios años y la última temporada para algunos de los participantes, con esto en mente, es justo que presentemos a ustedes a quienes dirán adiós y los que podrían participar en el partido de las estrellas del 2016.

Para empezar tenemos a los chicos de Alisal, un grupo de hombres jóvenes que comienzan la temporada como un equipo de nivel nacional y con altas expectativas. Se trata de uno de los favoritos para levantar la Copa del Campeonato de CCS (por sus siglas en inglés, Sección de la Costa Central en español) y ser el líder de su respectiva división. Esta temporada ocho muchachos cierran su capítulo de la escuela preparatoria y pasan a la siguiente etapa.

Entre ellos, un joven que es criado por una madre soltera, otro el cual su padre no puede llegar a todos los partidos por causa de trabajo, un joven que se dio cuenta de la importancia de los grados justo antes de graduarse y otro que dijo que "la educación es lo que nos lleva a otro nivel y nos da opciones en nuestra vida".

"Mis padres siempre me han apoyado, siempre me dicen que dé lo mejor de mi y nunca me rinda", dijo Ricardo Pérez, defensor de Alisal.

Ricardo cree que el fútbol es uno de los deportes más importantes de la comunidad. Este año se prepara para proteger a su portero ya que juntos van a decir adiós a su preparatoria.

"Jugar para Alisal significa representar a una escuela con una gran tradición del fútbol," dijo Ricardo.

"Para ser parte de este programa de fútbol uno debe ser responsable y estar académicamente estable", dijo Ricardo Puga de segundo año que aporta al equipo como lateral izquierdo, centrocampista derecho y delantero.

Leonardo Hernández – defensor - aprendió las consecuencias de no tener los requisitos para jugar. Después de ver la escuela tener éxito, se dio cuenta de que ser parte del equipo no sólo era un pasatiempo, sino era ser parte de una nueva familia.

"Yo quería ser algo, ser parte de algo y simplemente hacerles saber que yo estaba aquí", dijo Hernández. "Los grados de verdad significan algo, son importantes, y te dan opciones".

Su compañero de equipo Esteban Cervantes, quien al igual que Hernández es defensa, también entiende el valor de las calificaciones. Él aconseja a la comunidad a centrarse en hacer bien en la escuela porque el fútbol solo no le dará la oportunidad de tener éxito.

"Todos mis primos fueron a la universidad, y yo planeo hacer lo mismo", dijo Cervantes. "Uno debe hacer bien en la escuela, no dejarla porque es todo lo que tenemos".

El portero Daniel Lomelí sobresale en la educación con el fin de buscar una posición en el siguiente nivel de fútbol.

"No puedo explicar lo que se siente ser un troyano", dijo Lomelí. "Se siente escalofríos [en el terreno de juego], te olvidas de todo, sólo se siente bien. Sigo entrenando por mi cuenta, y sobresalgo académicamente porque aspiro a estar en un nivel superior".

Cuando se le preguntó cómo es capaz de confiar en su defensa, Lomelí dijo que con su experiencia, simplemente habla con ellos y se asegura de que estén motivados.

"Hablo con ellos (mi defensa) en el transcurso del juego y trato de aumentar su confianza", dijo Lomelí.

Andrés Gonzales ha hecho del fútbol su escapada. Desde hace 12 años eligió el fútbol sobre estar solo en casa. Ser criado por una madre soltera y vivir de la financiación del gobierno no fue fácil, pero el apoyo que siempre ha recibido de su madre lo ha mantenido en el campo.

"El fútbol es un refugio para mí, mi madre es madre soltera y trabaja todo el día. Me quedo solo en casa todos los días y el fútbol me mantiene activo. He estado jugando durante 12 años, el fútbol es mi prioridad ya que me mantiene me activo", dijo González. "Mi mamá casi no viene a apoyarme porque trabaja mucho. Vivir de la asistencia social y sección 8 no es lo mejor, pero nos mantiene andando. A pesar de que no siempre está aquí físicamente, sé en mi corazón que mi madre siempre está apoyándome".

González ha encontrado una familia fuera de casa, su compañero de equipo y mediocampista Jorge Cerna nos dijo que Alisal es algo más que un equipo de fútbol; ​​ellos son una familia.

"Somos una familia; ellos me respaldan y yo a ellos", dijo Cerna. "Si nos equivocamos, nos equivocamos juntos. Confío en que mantengan buenas calificaciones para permanecer juntos y terminar la temporada fuerte".

Mauricio García, centrocampista central y jugador de tercer año del equipo, nos habla de la importancia de contar con ese apoyo de la familia dentro y fuera del terreno de juego.

"Mi familia me motiva estando siempre a mi lado, su apoyo es grande", dice García.

El apoyo que los jóvenes reciben entre ellos, de sus familias, la comunidad y el entrenador los mantiene en marcha. Entrenan durante la semana y los fines de semana para ser el mejor equipo esta temporada.

"Estoy agradecido con el Señor Cisneros por ser un muy buen entrenador y darme la oportunidad de jugar con él", dijo Escobar.

Puede comunicarse con Mayra a través de correo electrónico: my.l.gomez@gmail.com; Instagram: MAYRALGOMEZ o Twitter: @ mygomez12.