LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Un triple homicidio que se suscitó el lunes por la noche convirtió al mes de septiembre en el mes más mortífero de Salinas en lo que va del año, con siete homicidios. Parece ser que este año tristemente se romperá el récord de homicidios de la ciudad.

Desde 1993, año en que comenzaron a registrarse en línea los récord del Departamento de Policía de Salinas, el año más mortífero de la ciudad ha sido 2009, con 29 homicidios.

En lo que va del año ha habido 27 homicidios en Salinas, en comparación con tan sólo 15 el año pasado. En agosto hubo seis.

Además de los últimos dos meses, el año había sido relativamente tranquilo; en enero y febrero ocurrieron cuatro homicidios, pero en el resto del año habían ocurrido solo un par de ellos. Abril fue el único mes en que no hubo homicidios este año.

“Todos los integrantes del departamento de policía y yo pensamos que los habitantes de la ciudad están legítimamente preocupados acerca de lo que está sucediendo”, dijo el jefe de la policía de Salinas Kelly McMillin. “Hemos sido testigos de este aumento drástico en los tiroteos, y en particular en los homicidios este año. No son extraños para nosotros, pero eso no hace que sean menos trágicos”.

Las causas exactas del aumento reciente son complejas y no tienen respuesta inmediata, pero las jurisdicciones a nivel nacional están siendo testigos de un aumento en los casos de homicidio, observó McMillin.

Lo que sí está claro es que mientras todos los homicidios de 2009 estuvieron relacionados con pandillas, eso no está sucediendo este año, agregó

Israel Guzmán Ramírez, trabajador del campo de 26 años que no tenía ningún lazo conocido con las pandillas, murió después de recibir disparos el 29 de julio. Tyler Webb, de 26 años, fue encontrado golpeado en el Barrio Chino el 25 de agosto, y posteriormente murió a causa de sus lesiones en el hospital.

El jugador de fútbol de la preparatoria North Salinas High Carlos Robles, de 16 años, murió el 8 de septiembre a manos de una persona que iba en bicicleta. Un joven de 17 años también resultó lesionado en ese tiroteo, pero sus heridas no ponen en riesgo su vida.

Hay varios homicidios que parecen ser casos de violencia familiar.

En febrero, Matthew Roberts fue detenido por la muerte de su padre Jerry Roberts, quien fue encontrado muerto en su casa; en agosto, Erick DeAnda fue detenido después de que su madre Lilia DeAnda fue encontrada muerta en la cajuela de un automóvil que él iba conduciendo.

El 27 de agosto, Sammuel Ejaz fue detenido porque supuestamente le disparó a su esposa, de quien está separado, y a tres de los familiares de ella en un estacionamiento, dejando dos muertos y dos heridos.

“Sabemos que en varios casos un pistolero es responsable de múltiples tiroteos, así que estamos trabajando muy duro para encontrar a las personas muy peligrosas que necesitan estar fuera de las calles”, dijo McMillin. “Sin embargo, eso no impide nuestros esfuerzos por intervenir en las vidas de los particularmente jóvenes que están creciendo y podrían inclinarse hacia ese tipo de violencia”.

Durante años, el Departamento de Policía de Salinas se ha asociado con la Alianza Comunitaria por la Paz y la Seguridad para utilizar la estrategia PIER reconocida a nivel nacional, la cual se enfoca en servicios de prevención, intervención, aplicación de la ley y reintegración para resolver los delitos violentos en el área.

Hay muchos componentes de la reducción de la violencia a largo plazo, dijo McMillin, y la estrategia PIER “ha demostrado resultados muy prometedores”.

Aunque la violencia reciente podría hacer que los residentes quieran cambios y resoluciones inmediatas, McMillin dijo que “la realidad es que no hay mucho que cambiar en estos momentos en cuanto a una estrategia a largo plazo. Tenemos que mantener nuestra resolución, y esta es una estrategia que sabemos que cuando se implementa con los recursos correctos producirá el cambio deseado”.

Los programas alternativos como Socios por la Paz, el Boys and Girls Club y Rancho Cielo tratan de ofrecer a los jóvenes y a las familias oportunidades para guiarlos y alejarlos de los estilos de vida violentos.

“Lo que necesitamos hacer es analizar lo que funciona, y sabemos que la participación de los padres en las vidas de sus hijos y el hecho de que estos permanezcan en contacto con su familia funciona”, dijo la directora de Socios por la Paz Kathy Bauer. “Sabemos lo que necesitan los niños. Necesitan oportunidades significativas para participar, lazos sólidos con adultos y padres, y altas expectativas”.

Bauer agregó que una cantidad importante de financiamiento se dedica a los niños y adultos encarcelados.

“Estamos dispuestos a pagar, pero ¿por qué no podemos invertir en la prevención y en la intervención temprana para ahorrar dinero más adelante?” preguntó Bauer.

Cuando los niños son identificados por primera vez como problemáticos, la familia completa necesita involucrarse, y los programas como el Programa de Reforzamiento Familiar y Socios por la Paz pueden ayudar.

Muchos padres trabajan durante largas horas, enfrentan otros problemas y no buscan ayuda. Muchos niños no tienen modelos positivos para enfatizar la educación, la resolución de conflictos, las metas y las actividades sociales sanas.

Aquellos que desean disminuir la violencia pueden ofrecerse como voluntarios para orientar a los niños locales, aunque sea un par de horas por semana, informó Bauer. Existen diversas oportunidades de orientación disponibles en dependencias locales como Socios por la Paz, la biblioteca de Salinas y otras.

El reciente aumento en los homicidios se encontraba en los pensamientos de muchas personas de la comunidad el martes.

“La gente definitivamente está hablando acerca de lo que todo esto significa. Lo que significa es que todos tenemos que participar más”, dijo Bauer. “No vamos a cambiar las cosas hasta que lo hagamos”.

Los testigos o las personas que saben algo acerca de los homicidios también necesitan proporcionar información a las autoridades, subrayaron Bauer y McMillin. Esa información puede ser fundamental para sacar de las calles a los sospechosos peligrosos y ayudar al agobiado departamento de policía.

“Cuando este tipo de violencia aumenta en Salinas, todos participamos”, dijo McMillin. “Nuestra escasez de personal no es un secreto. No contamos con la cantidad de detectives y oficiales que nos gustaría tener para trabajar en estos casos, pero los hombres y mujeres que están trabajando están absolutamente comprometidos a resolverlos. Sin embargo, no pueden hacerlo por sí solos. De nuevo, es aquí donde la comunidad realmente necesita participar y donde necesitamos la participación de los testigos”.

La fuerza de tareas contra las pandillas del departamento se disolvió cuando este se reestructuró a principios del año; el Departamento de Policía de Salinas está contratando a oficiales tan rápido como puede con ayuda del financiamento de la medida G.

Varios oficiales se graduaron recientemente de la academia y se unieron a la fuerza aproximadamente hace un mes; otro grupo tiene programado graduarse en diciembre, e incluso más están comenzando actualmente en la academia.

“Tenemos oportunidades para jóvenes que desean unirse al departamento de policía y participar en hacer que Salinas sea un lugar mejor”, dijo McMillin.

Salinas tiene una cantidad desproporcionada de violencia con armas de fuego, pero en general no es una comunidad peligrosa para vivir, agregó.

Hay excepciones, pero en general “la gente que participa en la violencia con armas de fuego lleva un estilo de vida muy riesgoso. Normalmente son pandilleros que se juntan con otros pandilleros y participan en conductas de alto riesgo que los ponen en riesgo de ser víctimas de la violencia con armas de fuego; las personas que viven en Salinas y que no participan en esas conductas de alto riesgo realmente no tienen nada que temer”, agregó. Lo más importante es que la comunidad necesita adherirse a su estrategia completa para combatir la violencia a largo plazo.

“Lo que nos detiene es el desafío de la falta de recursos”, informó McMillin. “No es que no sepamos qué hacer, simplemente tenemos problemas para implementarlo porque no contamos con la cantidad necesaria... Vamos a tener aumentos, y tendremos años realmente tranquilos, pero esa es la naturaleza de la violencia. En lo que tenemos que comprometernos es en una estrategia a largo plazo que con el tiempo disminuya esas cantidades”.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://bit.ly/1Rmq9T7