CLOSE
LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

La Dependencia de Recursos Hidráulicos del Condado de Monterey (Monterey County Water Resources Agency, MCWRA) se reunió en la cámara del Consejo de Supervisores el martes para poner a los supervisores al tanto del Programa de Mantenimiento del Río Salinas.

El Programa de Mantenimiento del Río Salinas (Salinas River Stream Maintenance Program, SMP) es un programa diseñado para coordinar las actividades de mantenimiento del río, con el fin de evitar inundaciones importantes y proteger al mismo tiempo la vegetación ribereña y otras especies nativas.

El SMP se compone de las fases I y II entre la MCWRA, The Nature Conservancy, el Distrito de Conservación de Recursos del Condado de Monterey y la Asociación de Productores y Transportistas, un grupo comercial que representa a muchos de los productores de frutas y verduras del área. Muchos de estos grupos habían estado en pugna hasta que llegaron a un acuerdo en los últimos dos años.

La fase I consiste en la implementación de proyectos de demostración en Chualar y Gonzales. La fase II consiste en el diseño y la obtención de permisos para extender el programa a otras zonas del río que cruza el condado, desde la línea limítrofe con San Luis Obispo hasta la Bahía de Monterey. El programa de mantenimiento tiene la meta de evitar las inundaciones catastróficas que afectaron a la parte alta del Valle de Salinas en 1995, y mantener un ecosistema que permita que las truchas arco iris se reproduzcan en el río. Como los meteorólogos están amenazando con tormentas épicas generadas por El Niño este invierno, el proyecto ha tomado mayor urgencia.

La gerente del proyecto Shaunna Juárez presentó un informe acerca de la situación en que se encuentra.

Juárez le explicó al consejo que la fase I se encuentra actualmente en implementación. En cuanto a la fase II, actualmente se encuentra en etapa de diseño y obtención de permisos. La fase I se logró con un permiso de cinco años, y el programa se configuró para que la dependencia pudiera comenzar con un plan de trabajo anual que propondría las actividades que se llevarían a cabo en una temporada dada.

De acuerdo con Juárez, el personal de la Dependencia de Recursos Hidráulicos inspeccionó los sitios diariamente para asegurarse de que se cumpliera con el programa general, y también realizaron informes anuales de los impactos del trabajo real.

El primer año de trabajo, del permiso de cinco años, comenzó en octubre pasado, cuando la dependencia construyó 19 canales secundarios y eliminó 53.1 acres de arundo, una planta invasiva y no nativa que está ahogando al río.

Según Juárez, el trabajo del segundo año del plan está programado para iniciar el 1° de octubre.

El trabajo del plan del segundo año incluye la construcción de cuatro canales secundarios nuevos, el retiro de 13 canales secundarios, la siembra de 45 álamos, alisos o sicomoros, el retiro de 61.8 acres de arundo y la eliminación de 2.2 acres de arundo y 15,000 yardas cúbicas de sedimento.

Juárez espera que los cuatro canales secundarios se completen para el final del año.

Después de los proyectos de demostración del año pasado, la dependencia tuvo varias juntas con los interesados, los participantes y otras dependencias para repasar el avance del proyecto.

En las juntas aprendieron que deben permitir una mejor comprensión de la meta de la dependencia. Además, se modificó la capacitación anual de los participantes para mostrarles el trabajo que se ha realizado con éxito. Juárez dijo que la dependencia continuará utilizando el paquete de software Collector en el campo para reportar la prevención y las áreas de trabajo.

Se espera que los trabajos de la segunda fase del proyecto comiencen en octubre de 2016. En otoño, el comité que expide los permisos comenzará a tratar de finalizar el diseño y analizar los requisitos de los permisos. Las solicitudes de permisos deberán completarse para finales de 2015.

MCWRA y otras organizaciones se han asociado para ayudar a conseguir fondos y desarrollar un modelo bidimensional de inundaciones que fue desarrollado por el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de EE. UU. El modelo bidimensional permite la identificación temprana de las inundaciones.

Juárez observó que existen limitaciones en el programa, incluso con esta nueva tecnología que se está incorporando al proyecto.

"Hay algunas limitaciones cuando hablamos de 100 millas de río; sólo es posible alcanzar cierta precisión en cuanto a los detalles del sitio. Sin embargo, nos ofrece la oportunidad de ir a una zona y obtener datos más específicos como una función adicional", agregó.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://bit.ly/1KJ3kqk