CLOSE
LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Dos personas murieron y dos oficiales resultaron heridos después que se inició un tiroteo en el estacionamiento de la tienda Target de Sand City el lunes por la tarde.

Los oficiales de policía de Sand City se habían enterado que dos personas con órdenes de arresto pendientes se encontraban en el lugar, y estaban ejecutando las órdenes de arresto cuando ocurrió el tiroteo.

Las heridas de los oficiales no ponen en riesgo sus vidas y hasta el cierre de esta edición se encontraban en condición estable, informaron las autoridades. Las identidades de los muertos no se han dado a conocer, hasta que se notifique a sus familiares más cercanos.

La cinta amarilla de la policía acordonó un área grande del concurrido centro comercial, mientras que numerosas dependencias de la ley acudían al lugar de los hechos y un helicóptero daba vueltas por el área.

Los compradores y espectadores que se encontraban cerca rodearon el lugar de los hechos y los empleados de Target que llegaban a su trabajo tuvieron que regresar a su casa. Al parecer el tiroteo ocurrió en una de las filas de estacionamiento que está directamente frente a la entrada principal de la tienda.

"Obviamente es una situación trágica", dijo el jefe de la policía de Sand City Brian Ferrante. "Estamos muy preocupados por nuestros oficiales. Estamos preocupados por las familias de las personas que murieron. Creo que por fortuna no hubo transeúntes lesionados. Todo esto se contuvo en un área muy pequeña".

Después de comentar que el Departamento de Policía de Sand City es una dependencia chica, agregó que sus empleados son "como una pequeña familia".

Ferrante solicitó que la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Monterey investigue el tiroteo en el que participaron los oficiales.

El fiscal de distrito del Condado de Monterey Dean Flippo estuvo en el lugar de los hechos el lunes y dijo que aproximadamente 15 investigadores del fiscal de distrito estaban reuniendo evidencia ahí, así como en el Centro Médico Natividad.

Debido a que se trata de las primeras etapas de la investigación, los funcionarios no quisieron dar más detalles en ese momento acerca de cómo ocurrió el incidente, y Flippo subrayó que los oficiales de la ley también continuaban buscando información.

La residente de Pacific Grove Kim Fulton, acudió al lugar de los hechos después de enterarse del tiroteo en el lugar donde trabaja, y expresó con emoción su gratitud a Ferrante por el trabajo de los oficiales.

"Es tan triste cuando algo así sucede tan cerca de nosotros... es horrible. ¿Qué puede ser tan importante?", agregó. "¿Vale la pena la vida de alguien?"

Pastor Ulysses Allen, originario de Seaside, también se apresuró a llegar al lugar de los hechos porque su hijo estaba preocupado de que uno de sus amigos del departamento de policía hubiera salido lesionado.

Allen recordó cómo la criminalidad en la zona aumentó a finales de la década de 1980, y dijo que ahora lo está viendo de nuevo. Agregó que "más vale que la gente reciba a Dios en el corazón".

"Hay tantas cosas que están sucediendo en Seaside que esto no me sorprende", informó. "Hay muchos elementos criminales en las calles y ahora resulta que hasta en Target".

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://bit.ly/1FB8zJY