CLOSE
LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Seis reclutas del Departamento de Policía de Salinas utilizaron sus habilidades, capacitación y enfoque para someterse a una inspección parcial intensiva en la academia de policía el martes por la tarde, a medida que se acercan a lograr su meta de convertirse en oficiales de policía de Salinas.

La inspección evalúa el avance de su capacitación y es una oportunidad para que la dependencia responsable de los reclutas inspeccione a sus futuros oficiales, informó el sargento de la policía de Salinas John Murray.

Los seis reclutas del Departamento de Policía de Salinas marcharon junto con los reclutas de otras dependencias de la ley en el área, en la Academia de Capacitación para la Seguridad Pública Regional del Sur de la Bahía, y permanecieron en posición de firmes mientras que los oficiales les gritaban preguntas y órdenes para poner a prueba su capacidad de trabajar bajo presión.

La inspección parcial se considera una "tarea de atención dividida" que desafía a los reclutas a pensar rápidamente, controlar el estrés y ser evaluados en múltiples niveles que van desde la limpieza de sus armas y sus uniformes, hasta su claridad para definir términos de justicia criminal.

Se espera que los oficiales no sólo actúen de manera profesional, sino que también luzcan profesionales cuando se encuentren en las calles, explicó Murray, y los reclutas se someten a estrictas normas en toda la academia para prepararlos para sus carreras profesionales en las fuerzas de la ley. Los reclutas también tendrán que aprobar una inspección final similar antes de graduarse.

El recluta Mitchell Eggers, de 23 años, es originario de Salinas y dijo que siempre ha sentido una pasión por las fuerzas de la ley. Su padre trabajó en el Departamento de Policía de Salinas durante más de 30 años antes de retirarse como comandante.

"Yo quería generar una diferencia en la comunidad, y esta es la mejor manera posible de hacerlo", dijo Eggers. "Lo primero que quieren es asegurarse de que las personas a quienes contratan sean muy buenos y tengan el mejor carácter moral".

Después de aprobar su inspección parcial del martes, Eggers lucía agradecido y aliviado.

"Este trabajo es estresante, y gran parte de él consiste en poder actuar bajo presión", informó. "Esto me dio una mejor comprensión de mí mismo y de la academia".

Los seis reclutas ya aprobaron los exámenes físicos y escritos, sobrevivieron a una entrevista oral con el panel del consejo y pasaron por una rigurosa investigación de antecedentes. También se sometieron a pruebas de polígrafo, evaluaciones psiquiátricas y médicas, y por último a una entrevista con el jefe.

Después comenzó la academia de policía de seis meses. Aunque los índices de éxito de la academia son altos, es un programa de capacitación riguroso, y en ocasiones los reclutas no lo terminan, dijo Murray. La academia pone a prueba la capacitación de los reclutas en todos los aspectos, desde escribir informes hasta la ética, pasando por la agilidad física.

Los seis reclutas de la academia provienen de esta zona, y la mayoría son de Salinas, informó Murray. El Departamento de Policía de Salinas espera contratar a más personas de la localidad, mientras sigue trabajando en ocupar aproximadamente 22 puestos vacantes.

Tres de los reclutas hablan español y provienen del lado este de Salinas, que con frecuencia se encuentra en medio de la mayoría de los delitos violentos de la ciudad.

Murray ha vivido en Salinas la mayor parte de su vida.

"Realmente queremos a personas que entiendan a la comunidad y puedan ayudarnos a crear relaciones de confianza con las personas a las que servimos", dijo.

El recluta Francisco Maldonado, de 37 años, comenzó el proceso de solicitud en el Departamento de Policía de Salinas, después de haber desarrollado carreras profesionales en la banca y como oficial de correccionales en el Departamento de Correcciones y Rehabilitación de California.

"Nací y crecí en Salinas, y mis hijos están aquí. Me gustaría hacer mi parte por convertirla en un mejor lugar para que ellos vivan", dijo.

Maldonado creció en el lado este de Salinas y dijo que "cuando contratan a personas que nacieron y crecieron en la comunidad, ellos quieren generar una diferencia donde viven".

El Departamento de Policía de Salinas ha sufrido una grave reducción de personal en los últimos años, y los oficiales han enfrentado la escasez mientras el departamento trabaja en nuevas contrataciones.

El asistente del jefe de la policía de Salinas Terry Gerhardstein dijo que desde el punto de vista moral, el espíritu colectivo del departamento ha mejorado con cada academia desde que la medida G, un impuesto de medio centavo a las ventas, fue aprobada por los electores de Salinas en noviembre pasado y permitió que el departamento de policía contratara a más oficiales.

"Es bueno porque hemos tenido escasez durante mucho tiempo, y contar con gente nueva que tiene ideas nuevas permite mejorar el departamento de policía", dijo Gerhardstein.

Además, "un aumento en la cantidad de oficiales significa que podemos pasar más tiempo desarrollando una fuerza policíaca orientada a la comunidad y trabajando para crear relaciones con nuestra comunidad de Salinas", dijo Murray.

Al graduarse de la academia el 3 de diciembre, los oficiales entrarán al programa de capacitación en el campo del departamento de policía durante 16 semanas; después entrarán a un período de prueba estrechamente vigilado.

Hace unas semanas, cinco reclutas se graduaron de otra academia, y el Departamento de Policía de Salinas espera tener otro período de reclutamiento a finales de año. Visite CalOpps.org para obtener más información acerca de las vacantes disponibles.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://bit.ly/1KJ26LO