CLOSE
LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

La NFL informó que dos empleados de los Patriots de Nueva Inglaterra pueden volver a trabajar en la organización, luego de que se les había vinculado con un ardid para utilizar balones desinflados en la final de la Conferencia Americana.

El asistente de equipamiento John Jastremski y el asistente para el vestuario de los árbitros Jim McNally fueron restituidos en sus empleos el miércoles, después de que el equipo lo solicitó.

“Los Patriots han cumplido los requisitos de la liga para la restitución, y ésta ha dado permiso para que los empleados regresen”, señaló la NFL en un comunicado.

La liga abrió una investigación que duró meses y costó millones de dólares, luego de determinar que los balones usados por los Patriots en la final de conferencia contra Indianápolis estaban inflados a menos presión que la reglamentaria. Como parte de las evidencias presentadas por la NFL, McNeally se refirió a sí mismo en un mensaje como “el desinflador”.

En su reporte, la liga consideró que lo más probable es que McNally y Jastremski “participaron en un intento deliberado para retirar aire de los balones para el partido de los Patriots, después de que éstos fueron revisados por el árbitro”.

El reporte señaló también que el quarterback Tom Brady “estaba al tanto, al menos en general”, sobre el ardid.

Los Patriots han insistido en que ni la organización ni sus empleados incurrieron en actos indebidos. Pero el comisionado de la NFL, Roger Goodell, multó a Nueva Inglaterra con un millón de dólares, le quitó dos selecciones del draft, incluida una de primera ronda, y suspendió cuatro encuentros a Brady.

Copyright 2015 The Associated Press. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.

Read or Share this story: http://bit.ly/1KnciJD