CLOSE
LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Al referirse a las “amenazas” e “intentos de dividir al consejo y al superintendente”, dos miembros del Consejo del Distrito Escolar de Preparatorias Salinas Union arremetieron contra una aparente campaña por debajo del agua dirigida a torpedear el proceso de licitación para la construcción de la próxima preparatoria de la ciudad.

El objetivo es el Contrato Laboral de Proyecto (Project Labor Agreement, PLA) que continúa siendo negociado por los funcionarios escolares. El consejo aprobó el uso del PLA, la muy refutada herramienta que favorece la contratación de contratistas que utilizan mano de obra sindicalizada para la construcción de proyectos públicos, y básicamente deja fuera a los contratistas no sindicalizados que utilizan mano de obra por méritos.

Hay mucho en juego: un proyecto de $70 millones de dólares para construir la quinta preparatoria regular del distrito.

En la junta del consejo de la semana pasada, la integrante Patty Padilla Salsberg les informó a sus colegas en sesión abierta que había recibido mensajes telefónicos anónimos que le exigían cambiar su voto y oponerse al PLA.

“No me siento amenazada, pero es una forma de acoso”, dijo Padilla Salsberg. “Es un poco incómodo”.

Agregó que debido a que el asunto del PLA ha sido polémico, ella espera recibir intentos de cabildeo.

Padilla Salsberg dijo que le dejaron ocho mensajes anónimos en su teléfono, con comentarios en palabras fuertes que le decían que no había tomado la decisión correcta al votar en favor del PLA.

La mayoría de las llamadas en contra del PLA se recibieron en las últimas dos semanas, agregó. Los mensajes podrían ser parte de una campaña porque su contenido era similar, agregó.

En su boletín de junio-julio, la Cámara de Comercio del Valle de Salinas publicó un artículo con su posición acerca del PLA, en el cual se oponían por completo a él. En el artículo incluyeron los números telefónicos de cada miembro del consejo.

“Más allá de eso, ciertamente no hemos amenazado a nadie y hemos tenido pláticas a nivel individual con algunas personas”, dijo Paul J. Farmer, presidente y director ejecutivo de la cámara.

Farmer agregó que no ha habido una campaña coordinada por parte de la cámara para influenciar a los miembros del consejo, más allá de hablar en público durante las juntas del consejo escolar.

“En lo personal, solo he hablado con algunos de ellos tras bambalinas”, informó, y agregó que la cámara también envió una carta a todos los miembros del consejo en la que explicaba su posición.

“Sí publicamos sus números telefónicos e invitamos a la gente a que se comunicara con sus representantes si deseaban expresar sus sentimientos al respecto, pero eso es todo lo que hicimos”, informó. “Si la gente les llamó, eso no significa que proviene de la cámara... Yo no tengo ningún conocimiento personal de nadie que haya hecho algo así”.

En mayo, el consejo votó 5-1 en favor de aprobar el uso del PLA, en contra de la recomendación del superintendente Tim Vanoli y del personal. La consejera Evamarie Martínez fue quien votó en contra. La presidenta del consejo Lila Cann, Patty Padilla Salsberg, Kathryn Ramírez, Phillip Tabera y Carlos Rubio votaron a favor.

La semana pasada, Cann también se refirió a las “amenazas” que se estaban haciendo en contra de los miembros del consejo. Agregó que había elementos anti-PLA que estaban tratando de dividir al consejo en contra de Vanoli.

“Me enoja que alguien trate de dividirnos”, dijo Cann, quien también recibió mensajes anónimos.

Tanto Cann como Padilla Salsberg dijeron que la relación del consejo con Vanoli sigue siendo sólida y respetuosa.

“Tenemos una estupenda relación”, dijo Padilla Salsberg. “Yo lo respeto por completo”.

Urgió a ambos bandos del asunto del PLA a que “respeten nuestras posiciones y no nos pongan en una posición en la que hagamos responsable al superintendente de esas llamadas telefónicas”.

Mientras tanto, continúa elaborándose el PLA a medida que el consejo y su abogado negocian las condiciones. El consejo quiere que los contratistas utilicen la mano de obra local tanto como sea posible, que incluyan a subcontratistas de negocios propiedad de mujeres y de minorías, así como a veteranos discapacitados.

Se suponía que el PLA estaría listo para la votación del consejo antes del 1° de agosto. Cann espera verlo listo para la acción en la junta del consejo de este mes.

La quinta preparatoria del distrito está planeada para un terreno de 29 acres que se encuentra en la calle Rogge. El costo del proyecto será pagado por medio de bonos expedidos de la Medida B, aprobada por los votantes en noviembre. El bono de $128 millones de dólares es para financiar la construcción de escuelas nuevas y para llevar a cabo renovaciones en las existentes.

“Queremos que los miembros del consejo hagan lo mejor para el distrito escolar y la gente que vive aquí, y para la gente que apoyó la medida de ese bono”, dijo Farmer. “Si queremos mantener el dinero a nivel local, entonces la mejor forma de hacerlo sería no tener un PLA y permitir que todos tengan una oportunidad justa de competir”.

Cann respondió: “El PLA es la mejor manera de mantenerlo (el proyecto de la escuela) a nivel local”.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://bit.ly/1EHXVjy