CLOSE
LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Unos 100 chóferes de camiones comerciales pagaron hasta $5,000 dólares cada uno para sobornar a empleados del Departamento de Vehículos Automotores (Department of Motor Vehicles , DMV) del estado para obtener licencias ilegales de California, informaron las autoridades federales el martes.

Hasta 23 accidentes de tránsito podrían estar relacionados con el fraude, informaron los funcionarios, aunque no hubo muertos.

Emma Klem, una empleada del DMV de Salinas de 45 años de edad, y el propietario de una escuela para chóferes de camiones Kulwinder Dosanjh Singh, de 58 años y residente de Turlock, se declararon culpables el martes de conspiración para cometer soborno y fraude de identidad, informó el procurador federal Benjamin Wagner.

Otros dos empleados del DMV de Salinas y de Sacramento, y dos operadores de escuelas para chóferes de camiones del Valle Central han sido detenidos por cargos similares.

Los expedientes del tribunal informan que los empleados cambiaron registros de cómputo para falsificar el hecho de que los chóferes habían aprobado sus exámenes escritos y prácticos, después de recibir sobornos de los propietarios de tres escuelas para chóferes de camiones entre junio de 2011 y marzo de 2015.

“Las personas que utilizan sus puestos para obtener licencias de chóferes comerciales para conductores que no cuentan con las habilidades y no han aprobado los exámenes ponen en riesgo la seguridad de nuestra nación. Permitir que chóferes no calificados operen camiones comerciales pesados en nuestras carreteras, francamente es bastante escalofriante”, informó Carol Webster, agente especial asistente en funciones a cargo de la Oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional de EE. UU. en Sacramento.

Los examinadores del DMV Andrew Kimura, de 30 años y residente de Sacramento, y Robert Turchin, de 65 y residente de Salinas, fueron acusados la semana pasada con cargos de conspiración, soborno y fraude en relación con documentos de identificación, junto con los propietarios de escuelas para chóferes de camiones Pavitar Dosangh Singh, de 55 y residente de Sacramento, y Mangal Gill, de 55 y residente de San Ramón.

Pavitar Singh y Kimura se declararon inocentes, mientras que Turchin and Gill fueron acusados formalmente el viernes en el tribunal de distrito de EE. UU. en Sacramento.

El abogado de Kimura, William Portanova, dijo que su cliente es una buena persona que se vio involucrada en una situación desafortunada, “pero vamos a trabajar en el caso para ayudar a este joven”.

Las licencias para conductores comerciales de clase A, como las que están involucradas en algunos de los supuestos sobornos, se requieren para operar camiones, incluso semirremolques de carga con 18 ruedas. Son más difíciles de obtener que las licencias de conducir regulares. Los solicitantes deben aprobar un examen escrito y uno práctico que se ofrece en una cantidad limitada de oficinas del DMV, incluida la de Salinas.

El DMV revocó o canceló 602 licencias comerciales que podrían estar relacionadas con el fraude, incluidas las 100 señaladas por los investigadores, dijo Frank Álvarez, investigador en jefe del DMV. Los conductores pueden volver a tomar los exámenes, a veces después de una audiencia; Wagner dijo que probablemente ninguno de ellos sea procesado durante la investigación actual porque los investigadores están enfocados en los organizadores.

Esta es la más reciente de varias conspiraciones similares que han surgido en los últimos años, y que incluyen un caso de Fresno en el que hubo 15 personas involucradas y que en 2013 produjo una sentencia de más de cinco años en prisión federal para el organizador del DMV.

Álvarez dijo que su departamento está considerando medidas preventivas adicionales para evitar que los empleados alteren los registros de cómputo, y que está intentando seleccionar mejor a sus 10,000 empleados, así como la forma en que expiden licencias para chóferes comerciales, en un intento por evitar que esto se repita.

Los cargos presentados en el tribunal federal de Sacramento alegan tres conspiraciones separadas. Dos de ellas supuestamente involucran a Gill, quien es propietario de escuelas para chóferes comerciales en Fremont, Lathrop, Fresno y Salinas.

La tercera involucra a Pavitar Singh, dueño de una escuela de Sacramento. Su abogado, Anthony Capozzi de Fresno, y un abogado que trabaja para Klem, no devolvieron las llamadas para pedir sus comentarios.

Christopher Morales de San Francisco, abogado de Kulwinder Singh, dijo que su cliente es un buen hombre de familia que reconoce que cometió un error al “tomar atajos” para ayudar a miembros de la comunidad india que tuvieron problemas para aprobar los exámenes.

Su cliente y Klem enfrentan hasta cinco años en prisión cuando sean sentenciados el 17 de noviembre.

Los nombres de los abogados de los dos acusados que aún no se presentan en el tribunal no se publicaron.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://bit.ly/1NwaxtX