CLOSE
LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

A finales de la década 1970, una idea surgió aquí en el fértil Valle de Salinas para organizar un espectáculo que celebrará la aviación y la agricultura.

Después de todo, la aviación y la agricultura han estado en un matrimonio desde la década 1920 cuando se utilizaban antiguos biplanos militares para aplicar insecticidas o fertilizantes en nuestros cultivos.

Hubo muchas ideas al principio — incluyendo la idea de organizar “un rodeo aéreo” utilizando aviones de fumigación en honor al otro gran evento anual de la ciudad — el California Rodeo Salinas.

El primer hombre acreditado con la idea de lo que seria el primer Espectáculo Aéreo Internacional de California en Salinas, era un empresario local con el nombre John “Jerry” Ross.

No se sabe mucho sobre Ross, pero si hecho a rodar la pelota en cuanto a la organización del evento. Su imagen apareció el la pagina cinco del primer programa del recuerdo oficial del espectáculo aéreo.

Sin embargo, varios meses antes del primer programa el 24 y 25 de octubre de 1981, Ross decidió regresar a la universidad para conseguir su titulo de maestría. Sin embargo, antes de salir buscó la ayuda de otro líder empresarial local, Jim Gattis, quien decidió aceptar el cargo de presidente del espectáculo aéreo.

Aunque, fue justo entonces que Gattis se enteró de la alta tasa de fracaso de la mayoría de los espectáculo aéreos en ese tiempo — casi el 50 por ciento. Era un numero que lo puso a pensar.

“Yo realmente no quería que el espectáculo fuera una maravilla de una sola vez. Teníamos que encontrar un plan que casi garantizaría nuestro éxito año tras año”, Gattis me dijo durante una platica reciente.

Creación del ‘Plan de Salinas’

Gattis y los primeros organizadores, decidieron que iban a salir a recaudar donaciones de fuentes privadas para pagar la producción del evento antes de que una sola entrada de tribuna fuera vendida.

Su objetivo inicial del primer año fue de $150,000 y terminaron superando el numero por un amplio margen.

El “Plan de Salinas” de Gattis, tenía a personas haciendo donaciones de caridad al espectáculo aéreo sin fines de lucro (principalmente apoyando a la entonces (y todavía) innovadora “Carpa del Presidente). El dinero donado se utilizó primero para producir el show — y después de que se pagaron todos las cuentas — las ganancias irían a las organizaciones de caridad que indicaron los donantes.

Por la visión para los negocios de Gattis, el espectáculo aéreo fue un éxito en su infancia y se ha mantenido financieramente exitoso desde entonces.

El hecho de que el famoso equipo de demostración de vuelo de la Marina de los EE.UU., los Blue Angels, accedió a aparecer durante los primeros tres años, no lastimó las cosas tampoco, y ayudó en el establecimiento del espectáculo aéreo con los simpatizantes casuales y aficionados de la aviación.

Junto con los Blue Angels, el primer evento también contó con algunas leyendas de la aviación, incluyendo a Art Scholl (quien murió durante un vuelo de avión con cámara para la exitosa película “Top Gun” en 1985), y Bob Hoover, quien ha ganado casi todos los premios acrobáticos posibles y es admirado en todo el mundo como un piloto de pilotos.

En años posteriores pilotos locales como Wayne Handley y Sean D. Tucker se convirtieron en nombres acrobáticos bien conocidos debido a su conexión con el Espectáculo Aéreo Internacional de California en Salinas.

Y, junto con los Blue Angels, la reputación de atraer a algunos de los mejores equipos militares de demostración de vuelo del mundo, creció para el espectáculo aéreo en Salinas. Han atraído equipos como los Red Arrows británicos, los Thunderbirds de la Fuerza Aérea de EE.UU. y los Snowbirds de las Fuerzas Canadienses.

Gattis dijo que el espectáculo ha sido una labor de amor para él y su esposa, Jeri, desde el comienzo.

"Sí, este espectáculo felizmente se hizo cargo de mi vida. Pero no me arrepiento. De hecho, ha sido un honor y un privilegio para nosotros”, dijo Gattis.

Gattis dijo que la mejor parte del espectáculo ha sido ver las donaciones a organizaciones locales acumularse con los años.

Y, por cierto, esas donaciones no han sido insignificantes.

Durante sus 35 años de historia, el espectáculo ha donado un increíble total de $8.1 millones a organizaciones locales como Rancho Cielo Drummond Culinary Academy, Upward Bound, American Cancer Society, Salinas Valley Memorial Hospital Foundation, the Boys & Girls Clubs of Monterey County, Gonzales Rotary Club y el Hartnell College Foundation.

El show, producido completamente por voluntarios, no solo ha coleccionado mucho dinero para organizaciones locales, sino también ha puesto algunos pilotos de clase mundial frente a Salinas a lo largo de los años.

Por otra parte, el espectáculo tiene un gran historial de seguridad — para los aficionados y pilotos.

De hecho, en 34 años — el inicio del espectáculo aéreo de este año será el 26 de septiembre y marcará 35 años del evento — realmente solo ha habido un accidente grave, fue en 1999 cuando el piloto acrobático Wayne Handley aplastó su turbohélice en un campo. Handley recibió graves lesiones en la espalda como consecuencia pero sobrevivió el incidente.

Cuando la gente habla del espectáculo aéreo en Salinas, con razón, siempre hablan de Gattis. Pero justo detrás de Gattis esta Harry Wardwell, también un empresario local, ahora banquero local, y la persona que muchos acreditan por la popularidad continua y la longevidad del espectáculo. La asociación de Wardwell con el espectáculo se extendió tres décadas hasta su jubilación en 2012.

El mejor momento del Espectáculo Aéreo

Wardwell, que ha servido en la mesa de directores como presidente y como su director ejecutivo, estuvo al frente del espectáculo durante unas de las horas más oscuras de la nación — los ataques terroristas del 11 de septiembre del 2001.

Prácticamente todos los vuelos civiles en los EE.UU. fueron prohibidos por gran parte del mes por orden de la Administración Federal de Aviación.

Naturalmente, esto incluyó todos los espectáculos aéreos — civiles o militares. Así que no sólo hicieron que los Thunderbirds de la Fuerza Aérea cancelaran su apariencia en Salinas ese año, sino el cierre se produjo después de que el Espectáculo Aéreo Internacional de California en Salinas ya había gastado unos $500,000 dólares en el evento.

Pero Wardwell dijo que después de mucha discusión entre los miembros del la mesa de directores del espectáculo aéreo y otros grupos comunitarios e iglesias, se tomó la decisión de tener algún tipo de evento que intentara recordar a las víctimas de 9/11 y unir a la comunidad al mismo tiempo.

"Yo recuerdo que fue un momento muy emotivo para todos. Pero estamos muy contentos de haber ido por delante con el evento. Como que nuestra comunidad necesitaba un lugar de reunión para recordar a los demás y saber que íbamos a estar bien — que íbamos a pasar por este período horrible en nuestra historia”, dijo Wardwell.

Así que la mesa de directores del espectáculo aéreo abrió las puertas y la comunidad llegó en grandes cantidades por lo que terminó siendo una vigilia y desfile patriótico con muchos de los pilotos acrobáticos que no pudieron volar.

Los organizadores también colocaron cubetas de donación y las multitudes contribuyeron casi $85,000, el cual fue donado a la sucursal de la Cruz Roja Americana de Nueva York .

Con bandas de música locales, la policía de la ciudad y los bomberos uniéndose, el acróbata aéreo Sean D. Tucker de Salinas realizó una de sus maniobras, “el corte de la cinta” — sólo que esta vez arriba de un elefante.

Wardwell estaba recordando que incluso un acto que iba a volar ese año también entró en la diversión, pero usando un tractor agrícola en lugar de un biplano — todo para el deleite de la multitud.

Reputación Nacional

John Cudahy, presidente del Consejo Internacional de Espectáculos Aéreos con sede en Virginia, dijo que el espectáculo aéreo de Salinas se ha convertido en una leyenda y un modelo dentro del mundo de espectáculos aéreos.

El fortalecimiento de esa afirmación es que no menos de cuatro residentes del área de Salinas han recibido el más alto elogio de su organización — la Espada de Excelencia ICAS: Gattis en 1985, los pilotos acrobáticos Tucker en 2000 y Handley en 2001, y Wardwell en 2005.

“El Espectáculo Aéreo Internacional de California en Salinas no sólo ha sido uno de los mejores espectáculos aéreos de América del Norte en los últimos 35 años, sino también ha proveído a (nuestra industria) a algunos de nuestros líderes más fuertes y de mayor éxito — Jim Gattis, Harry Wardwell, Gale Rawitzer, Karen Curtis y Bruce Adams, por nombrar sólo algunos. Juntos, han construido un evento increíble en Salinas, pero también han contribuido significativamente al desarrollo y la maduración de nuestra industria a nivel nacional”, dijo Cudahy en un comunicado enviado por correo electrónico.

Bruce Adams es el líder del espectáculo estos días, un hombre local de negocios y un gran entusiasta de la aviación.

"El espectáculo aéreo en Salinas es una tarea enorme con muchas piezas en movimiento que cambian casi a diario. Es un gran honor ser parte de un increíble grupo de voluntarios que se adaptan a los cambios y mantienen todo el espectáculo organizado. Me siento verdaderamente honrado de hacer mi parte como líder de todos lo que han servido o están sirviendo esta gran organización”, dijo Adams en una entrevista.

Y por cierto, el espectáculo aéreo de este año también promete ser grande, con el F-22 Raptor de la Fuerza Aérea cruzando los cielos del Valle de Salinas. Uniéndose a la diversión aérea será el colorido equipo Patriots Jet Team, Jacquie B. Warda en su Extra y Yuichi Takagi en su biplano Pitts S2S.

Amigos, he ido a muchos espectáculos aéreos por todo el estado en los últimos años, y yo te puedo decir sin duda que hay algo único y genial aquí en Salinas. Hay algo optimista de la aviación en general y que habla de un futuro mejor para todos nosotros — este espectáculo abarca ese optimismo.

Espero que te unas a mí este año en el apoyo a este gran evento de la comunidad.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://bit.ly/1NwayxW