LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Quizás el cambio más grande que notaron los niños que volvieron el miércoles a la escuela Roosevelt es la ausencia de charcos en su patio de juegos.

En el pasado, algunos de estos charcos que se formaban durante la temporada de lluvias arruinaban el recreo y bien podían calificarse como el Lago Roosevelt.

Sin embargo, los funcionarios anunciaron que esto no volverá a suceder. Ya no habrá necesidad de caminar por los charcos para recoger una pelota de fútbol.

Roosevelt cuenta ahora con un patio de juegos con una nueva superficie y drenaje, como parte de un proyecto de $2.2 millones de dólares en mejoras físicas que se realizaron durante el verano en la escuela de 90 años, una de las más antiguas del Distrito Escolar Salinas City.

El martes, las cuadrillas estaban dando los últimos toques con lavado a presión y preparando los salones de clases.

El miércoles, Roosevelt abrió sus puertas a 660 estudiantes para el primer día del año escolar 2015-2016.

Roosevelt es una de 14 escuelas que ofrecen desde preescolar hasta sexto grado en el distrito.

Es importante que los terrenos de la escuela estén limpios y ordenados, dijo Trinidad Mendoza, custodia de Roosevelt. Esto hace sentir orgullosos a los estudiantes, a los padres y al personal.

Además de la nueva superficie en el patio de juegos, Roosevelt contará con:

Un nuevo techo de teja con canaletas.

Ventanas nuevas en el edificio principal.

Nuevas mesas y bancas metálicas para exteriores.

Rampas permanentes de concreto para los salones modulares.

Más espacios de estacionamiento.

La única mancha en una remodelación que de otra forma es impresionante, son las tablas que ocultan los daños que un conductor ebrio le hizo a uno de los edificios en la primavera pasada.

Mendoza dijo que el daño fue causado en su mayoría en el exterior; el edificio se usa principalmente para almacenamiento y para alojar la caldera. Ahí no se llevan a cabo clases, así que en realidad no afectó a los estudiantes, agregó.

Se espera que la reparación del daño inicie pronto.

La directora Lina Barrera dijo que las mejoras físicas contribuyen a la seguridad del ambiente de aprendizaje que los educadores están tratando de crear a través de nuevos programas de conducta y disciplina para los estudiantes.

Su mensaje para los padres en el nuevo año escolar fue: “Permanezcan involucrados, tengan fuertes lazos de comunicación con los maestros, hagan tiempo para venir de visita, y no solo en el primer día de clases”.

Las puertas de la escuela abren a las 7:00 A.M.; el desayuno se sirve a las 7:30; las clases comienzan a las 8:00.

A las 10:00 A.M., los miembros de la Primera Iglesia Presbiteriana de Salinas entregaron mochilas y útiles escolares, dijo Barrera. La iglesia ha adoptado a Roosevelt; los voluntarios le dan mantenimiento al patio y hacen donaciones como las sombrillas para las mesas y la fuente.

Si pudiera salirse con la suya, Mendoza, quien ha sido custodia del distrito durante 25 años, los últimos dos en Roosevelt, agregaría más flores y jardinería al patio de la escuela. La sequía ha afectado algunas secciones del área de pasto.

“Fuera de eso, estamos bien”, dijo.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://bit.ly/1Nwa7Um