CLOSE
LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Por cuarta vez en sus poco más de dos años como concejal de la ciudad de Salinas, el asediado José Castañeda es objetivo de un esfuerzo de retirada.

Un oficial notificador intentó entregarle al controversial concejal un aviso legal de retirada, pero fue rechazado por Castañeda pocos minutos antes de que iniciara la junta del ayuntamiento.

La campaña de retirada está siendo organizada por el enemigo de Castañeda Juan Sandoval, quien es residente del distrito 1 y trabajador de mantenimiento del distrito escolar Alisal Union.

“Pienso que la ciudad completa ya está harta de él”, dijo Sandoval. “Sus propios colegas lo están censurando y está siendo objetivo de un informe del gran jurado. En serio, esto ya fue suficiente. Se tiene que ir”.

Sin embargo, la política del distrito 1, al igual que de todo Salinas, puede ser extraña y no hay garantía de que este intento de retirada de Castañeda vaya a funcionar.

Las primeras dos campañas fracasaron por razones técnicas, mientras que la tercera fue detenida por el mismo Sandoval cuando los asociados de Castañeda prometieron que el concejal trabajaría en serio en su puesto.

Durante ese tercer intento, al parecer Sandoval logró reunir la cantidad de firmas necesarias por un margen amplio.

“Nos engañaron ”, dijo Sandoval. “Puede estar seguro de que eso no sucederá de nuevo”.

Muchos observadores que acudieron al ayuntamiento el martes estuvieron de acuerdo en que este es el momento oportuno para tratar de retirar a Castañeda.

En las últimas semanas, el concejal ha estado involucrado en peleas a puñetazos en público, ha sido citado por conducir con una licencia suspendida y por no contar con seguro, y es objetivo de una investigación de la Comisión de Prácticas Políticas Justas del estado.

La extraña conducta de Castañeda también ha sido tema de una reciente investigación e informe del gran jurado civil del condado de Monterey. Además, por si todo eso no fuera suficientemente malo, es probable que Castañeda sea el primer funcionario electo en la historia de Salinas en ser formalmente censurado por sus colegas del ayuntamiento, quienes en 2013 lo demandaron con éxito para obligarlo a dejar el puesto que tenía en el consejo escolar de Alisal Union.

Aunque no está completamente claro si Castañeda recibió legalmente los papeles de la petición de retirada el martes, Sandoval dijo que espera realizar esa tarea esta semana. Posteriormente presentará la papelería para solicitar el permiso de la oficina administrativa de la ciudad para comenzar a hacer circular la petición de retirada. Después, tendrá que recolectar las firmas de hasta 1,800 votantes registrados que vivan en el distrito 1 en un período de 90 días.

Si todas esas firmas se presentan a tiempo y posteriormente se verifica que una cantidad suficiente son votantes actualmente registrados en el distrito 1, la oficina administrativa de la ciudad deberá programar una elección de retirada.

Castañeda no devolvió un correo electrónico de The Californian en el que se solicitaban sus comentarios.

En noticias relacionadas, el ayuntamiento de la ciudad votó 6-1, con Castañeda en contra, por aceptar y responder al gran jurado civil del condado de Monterey acerca de sus hallazgos y conclusiones sobre el controversial concejal.

En su respuesta, el ayuntamiento le señaló al gran jurado que está de acuerdo con sus conclusiones y sugerencias, la más importante de las cuales es que Castañeda debe pagar de inmediato los $5,000 dólares de multa que le impuso el tribunal cuando perdió la demanda mencionada mientras trataba de fungir en el consejo escolar de Alisal como en el ayuntamiento de la ciudad al mismo tiempo, lo cual representa una violación de las leyes estatales.

Hacia el final de la junta, un vehemente concejal Tony Barrera del distrito 2 le suplicó a Castañeda que controlara su ego y pagara la multa.

“Ninguno de nosotros está por encima de la ley”, dijo Barrera. “Si un juez me dice que debo pagar una multa, usted puede estar seguro de que voy a solicitar un plan de pago hasta que la liquide... Esto tiene que terminar”.

Puede comunicarse con el escritor y columnista Jeff Mitchell de The Californian en jemitchell@thecalifornian.com

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://bit.ly/1MlRfGZ