CLOSE
LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Se requirieron dos intentos, pero los miembros del consejo del distrito escolar Salinas City contrataron a una nueva superintendente el lunes por la noche.

Martha Martínez, una experimentada administradora educativa del norte del Condado de Monterey, tomará las riendas del distrito a partir de la próxima semana.

Cuando habló ante el consejo y los asistentes, Martínez dijo que espera reunirse con todos y que todos estén disponibles.

“Pasaré los primeros dos meses... recorriendo los pasillos de nuestras escuelas”, agregó.

“Estoy sumamente orgullosa de tener este puesto y espero presenciar el estupendo trabajo que se llevará a cabo aquí en el distrito escolar Salinas City Elementary”.

Su contrato tendrá vigencia desde este 2 de julio hasta el 30 de junio de 2018. Martínez recibirá un sueldo anual de $195,040 dólares. Según su contrato, con los aumentos progresivos de sueldo al recibir evaluaciones satisfactorias por su desempeño laboral, su sueldo podría alcanzar $201,837 dólares.

Martínez dijo que nació en Salinas y fue criada en una familia militar. Su padre se retiró después de 24 años de servicio en la Fuerza Aérea. Antes de eso, sirvió en la Guardia Costera y en el Ejército, así que la familia vivió por todo el país.

Martínez pasó parte de su infancia en Salinas, informó, pero no asistió a las escuelas locales. Su padre trabajó alguna vez en los campos locales, agregó.

Martínez estuvo acompañada durante el anuncio por sus dos hermanas, ambas educadoras, y su madre María Valenzuela.

Antes de la votación, los miembros del consejo le dieron la bienvenida a Martínez al distrito.

Frank Garden, padre de familia y candidato al consejo, también le dio la bienvenida a Martínez diciendo que han recorrido un largo camino para contratar superintendente. Además, se requirió a un consultor para conseguir a una candidata que reflejara los valores de la comunidad.

“Tenemos la esperanza de que la Srita. Martínez sea esa persona”, dijo Garden. “Gracias; bienvenida y esperamos trabajar con usted”.

El miembro del consejo Robert Hoffman le aseguró al público que “Martínez se adapta muy bien a los criterios de la comunidad”.

Un entusiasta aplauso siguió a la votación 5-0 del consejo para aprobar el contrato.

La selección final de un nuevo superintendente estuvo precedida por un fallido primer intento de contratación. En respuesta a la presión de la comunidad, el consejo rescindió una oferta que le había hecho a su primera opción, supuestamente a John Ramírez Jr., superintendente del distrito escolar Alisal Union, al otro lado de la ciudad. Sin embargo, los padres y los maestros expresaron su oposición y pusieron en tela de juicio a Ramírez por los problemas que tuvo anteriormente con el uso personal de las tarjetas de crédito del distrito, así como una queja por acoso sexual de una empleada. Ni el consejo ni Ramírez confirmaron que se le hubiera ofrecido el puesto en Salinas City.

Martínez funge actualmente como asistente del superintendente del distrito escolar North Monterey County Unified. También ha trabajado en la oficina de educación del Condado de Santa Clara y en el distrito escolar Gilroy Unified.

De acuerdo con su currículo, tiene una licenciatura en desarrollo infantil de la Universidad Estatal de San José y una maestría en liderazgo organizacional de la Universidad de San Francisco. Ha recibido numerosos premios y honores de varios grupos dedicados a la educación, incluido el de líder escolar regional distinguida que le entregó en 2012 el superintendente estatal de instrucción pública Tom Torlakson. También presta sus servicios en varios consejos educativos locales.

Anteriormente, en un informe presentado ante el consejo, Jerry Stratton, superintendente asociado de servicios comerciales, ofreció una respuesta a los alegatos de “haber aumentado indebidamente la pensión” del superintendente saliente Juvenal Luza.

Stratton dijo que Luza no tenía intención de quedarse, pero que el consejo le pidió que ayudara con 30 días adicionales de trabajo hasta el 30 de junio. Originalmente, el último día de su contrato fue el 25 de mayo. Los días adicionales se consideraron como una forma de aumentar los créditos de la pensión de Luza para que obtuviera un pago mensual más alto.

Stratton dijo que Sean Henry y Frank Garden, dos padres de familia que despertaron la sospecha del aumento indebido en la pensión, habían consultado la información en el sitio web de CalSTRS “y los datos no eran exactos”.

“Así que la extraordinaria cantidad de dinero que vio (que se presentó) y que podía haberse pensado que era un aumento indebido, ni siquiera existía”, dijo Stratton.

El Dr. Luza tiene 24.26 años de servicio en el distrito. Henry dijo posteriormente que estaba usando una cifra de 27 años que había leído en el periódico.

El sueldo anual promedio de $159,033 que Luza recibió en los últimos tres años de su servicio, más el sueldo adicional que ganaría en los 30 días de trabajo adicional, no cumplen el umbral necesario para ser elegible para una auditoría de CalSTRS por aumento indebido a su pensión, dijo Stratton. Al final del período de Luza se presentaría un informe final acerca de su sueldo al consejo. Stratton felicitó a Luza por querer que la información se hiciera pública para mostrar que “no hay secretos. No estamos haciendo ningún aumento indebido”.

“El problema no es con el Dr. Luza, sino con el consejo escolar. Ustedes son quienes votaron por esos días adicionales”, dijo Henry, y agregó que le enviaría un informe a CalSTRS acerca del asunto.

Anteriormente durante la junta, la integrante del consejo Janet Barnes comentó que era la última junta de Luza como superintendente. Ella, el presidente del consejo Roberto García y el administrador Stephen Kim le agradecieron a Luza por sus casi 25 años de servicio en el distrito. Barnes dijo que ella nunca había conocido a un educador con tanta integridad como Luza.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://bit.ly/1Nmgw44