CLOSE

Anthony Fauci, director of the National Institute of Allergy and Infectious Diseases, discusses spread of disease and flow of information from China. USA TODAY

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Si bien los restaurantes chinos en los barrios chinos de todo el país están reportando una disminución en el flujo de clientes tras el brote del coronavirus, los restaurantes chinos de Salinas no están viendo la misma cantidad de mesas vacías.

En los barrios chinos de San Francisco, Nueva York y otras ciudades algunos restaurantes dicen que han perdido del 50 % al 70 % de sus ventas debido al nuevo coronavirus, también conocido como COVID-19, informó el New York Times.

Sin embargo, quienes son propietarios y operan restaurantes chinos en Salinas dicen que han observado una ligera desaceleración, pero todavía no están preocupados por sus negocios. 

Daisey Tan es una de las propietarias de Cantonese Express Food, un restaurante chino en el sur de Salinas que ha estado en funcionamiento durante más de una década. Recientemente pasó tiempo cerca de la entrada hacia la cocina, empacando y anunciando órdenes de comida para llevar. 

“¿Pollo a la naranja?”, les preguntó a dos hombres que estaban sentados en la mesa del frente con sus rostros ocupados viendo sus teléfonos.

El coronavirus preocupa a la propietaria

Aunque Daisey dice que su negocio atrae principalmente a la clientela habitual que no ha cambiado sus hábitos debido al brote de coronavirus en China, le preocupa que la gente asocie al restaurante de su familia con el coronavirus.

Se asegura de señalar las reseñas enmarcadas del restaurante, las cuales están junto a los informes firmados con sello dorado del Departamento de Salud del Condado de Monterey para los años 2018 y 2020.

“Preparamos buena comida”, dijo.

La clientela habitual comparte esa opinión. 

Gus Martínez, quien vive en el sur de Salinas, ha venido a Cantonese Food Express por el pollo picante con ejotes desde que su hija, quien en ese entonces asistía a la preparatoria, lo llevó al restaurante por primera vez. 

“Me encanta el lugar”, dijo el Sr. Martínez, mencionando la comida y la amabilidad del personal como las razones de ello. Evitar uno de sus restaurantes favoritos debido al coronavirus nunca le pasó por la mente, dijo.

Kevin Tan, sobrino de Daisey, prepara alimentos en la cocina y administra el negocio.

“Podemos notar que a la hora del almuerzo el restaurante no se llena tanto como antes”, dijo, recargándose en la pared junto al pizarrón que tiene los especiales del almuerzo escritos con marcador. 

Sin embargo, siendo visitante regular del Área de la Bahía, dijo que la caída de las ventas en Salinas no se compara con lo que ha visto en los barrios chinos al norte de aquí, donde las tiendas y los restaurantes están vacíos.

“Los ingresos, el alquiler, los empleados”, dijo Kevin. “Eso es lo primero por lo que nos preocupamos”.

Hemos experimentado una ligera disminución en nuestros ingresos, dijo Kevin, pero es algo sostenible. Si esto se mantiene así durante tres o cuatro meses, comentó, el restaurante podría verse en la necesidad revisar algunos de sus gastos.

Otro restaurante observa una tendencia similar

Del otro lado de la plaza frente al Cantonese Food Express, Rudy Lee, el gerente de AA Buffet, dijo que ha observado algo similar. Aunque la clientela habitual sigue viniendo con gusto para comprar un boleto para el buffet, “recibimos menos turistas”, explicó. 

“Pero los locales son prácticamente los mismos”, agregó el Sr. Lee. 

Las ventas no son lo único en la mente del Sr. Lee.

Si bien las familias de sus empleados se encuentran en los EE. UU., el Sr. Lee, quien es originario de Taiwán, dijo que le preocupan sus amigos que viven por toda Asia. Aunque ha vivido en los EE. UU. durante diez años, sigue teniendo fuertes lazos con personas de Corea, Japón, Tailandia y otros lugares, y esto lo ha estado preocupando. 

“Espero que puedan contenerlo y elaborar medicamentos”, dijo el Sr. Lee sobre el virus.

Paul Farmer, director general de la Cámara de Comercio del Valle de Salinas, no había escuchado sobre alguna pérdida en las ventas atribuible al coronavirus por parte de los asociados de la cámara. 

“Sería un poco extraño”, dijo el Sr. Farmer. “Obviamente habrá repercusiones secundarias en cuanto a cómo esto está afectando a las economías de Europa, China y del mundo; así que eso nos afectará de forma indirecta”. 

“Personalmente, diría que en nuestra sociedad tendemos a concentrarnos demasiado en ciertos problemas”, dijo el Sr. Farmer. “Por ejemplo, muchos dicen que la gripe está matando a muchas más personas y que es un peligro más claro y real que el coronavirus, sin embargo, debido a que la gripe siempre está presente, la gente la está ignorando”.

¿Qué hay sobre la gripe?

Los estadounidenses tienen más probabilidades de morir a causa de la gripe que del coronavirus. Ha habido 22 millones de casos de gripe, que han causado 210,000 hospitalizaciones y 12,000 fallecimientos en lo que va de la temporada, de acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos.

La gran mayoría de los más de 60,000 casos confirmados de coronavirus y, al menos 1,370 fallecimientos, han ocurrido en la provincia china de Hubei.

Fuera de China continental, ha habido al menos 570 casos confirmados en 25 países y territorios, y tres fallecimientos: uno en las Filipinas, uno en Hong Kong y uno en Japón.

En los EE. UU., 15 personas han dado positivo para el virus: ocho en California, dos en Illinois, uno en Massachusetts, uno en Arizona, uno en Wisconsin, uno en Texas y uno en el estado de Washington, donde ya se dio de alta al paciente. La mayoría de los casos en los EE. UU. involucran a personas que visitaron Wuhan, donde en diciembre se reportaron los primeros casos.

Spenser Smith es miembro de la cámara a través de su negocio, ARCPoint labs of Monterey Bay, una compañía que realiza pruebas de sangre. El Sr. Smith, quien es mitad chino, les ha estado enviando a sus abuelos en Taiwán suministros médicos que comienzan a escasear allá, como guantes o cubrebocas.

Tuvo que posponer un viaje a la isla para visitar a sus abuelos maternos durante el brote, después de que le dijeron que se sentirían más seguros si no los visitaba.

Aunque el Sr. Smith no ha sido testigo de casos de evidente categorización racial a nivel local (personas que evitan ir a restaurantes chinos por miedo a contraer el coronavirus, por ejemplo) sí ha visto cómo algunas acusaciones en línea en contra de Panda Express se han vuelto virales. 

“Es algo enfermizo”, dijo sobre la gente que trata de usar el miedo al coronavirus para hacerse publicidad ellos mismos o a su marca.

“Al ser asiático, se da un tipo diferente de estereotipo racial”, dijo el Sr. Smith. “Es tan diferente de las cosas que escuchas sobre la categorización que hace la policía de otros grupos, que trato de no ser demasiado sensible cuando le ocurre a mi categoría racial”.

Aun así, dijo el Sr. Smith, evitar los restaurantes chinos podría no ser algo que la gente esté haciendo conscientemente.

“Es algo tonto y sin sentido, pero ocurre, y no siempre es algo evidente. Si te dan la opción y eso te recuerda esa situación, simplemente te alejas”.

El Telegram & Gazette contribuyó para realizar este artículo.

Kate Cimini es una periodista multimedia de The Californian. Llámela al (831) 776-5137 o envíe un mensaje de correo electrónico a kcimini@thecalifornian.com. Suscríbase para apoyar al periodismo local.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.elsoldesalinas.com/story/inicio/2020/02/24/coronavirus-impact-salinas-restaurants-cantonese-express-food/4821837002/