CLOSE

Lift to Rise, a nonprofit in the desert, is improving credit scores with lending circles. Wochit

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Read in English: Poor credit is a barrier to affordable housing. Lending circles are a tool for those in poverty

Después de un agotador día de trabajo, Rafael Campos llega a casa a un dormitorio improvisado, escondido entre una torre de repisas y pilas de cajas. Cerca de un televisor y sillones que no combinan, él simula privacidad en la sala del remolque prefabricado que alquila. Un retrato de su difunto padre descansa sobre una repisa por encima de su colchón. 

Su hogar de 800 pies cuadrados es un estrecho laberinto de pasillos en los que solo puede caber una persona a la vez. Incluso cuando está en su cama, Campos no puede disfrutar de absoluto silencio. A su mamá, Lilia, se le puede encontrar a unos cuantos pies de distancia, preparando comida en la cocina. Sus hermanas, Ruby de 25 años, y Sophia, de 12, por lo general están acurrucadas en sus habitaciones con los audífonos puestos. 

Y su casa ya está menos saturada que antes. Originalmente, cinco de sus hermanas vivían en la vivienda de dos dormitorios en Thousand Palms, California; tres mujeres en cada uno de los dormitorios. En los últimos años, tres de sus hermanas se casaron y se mudaron de ahí.

Eso creó más espacio para poder respirar. Pero también significó menos ingresos para ayudar a pagar las cuentas.

"El contar con una mejor vivienda es algo importante para mí porque voy a trabajar todos los días y regreso a casa a un lugar que no es el más adecuado", dijo Campos, quien gana un promedio de $15 la hora para cuidar de su madre y sus dos hermanas. "Pienso: ¿me mato trabajando para esto?"

A las 7:30 a.m. de cada día entre semana, Campos comienza a pintar casas. A partir de las 4 p.m. trabaja como ayudante en una granja y de 5 a 8:30 p. m. hace lo mismo en otra. Los domingos se dedica a limpiar oficinas. Los sábados, el duerme.

En conjunto, la familia Campos gana apenas lo suficiente (unos $30,000 anuales) para poder subsistir, apenas por encima del nivel federal de pobreza para una familia de cuatro personas. 

Aunque les gustaría comprar una vivienda, o alquilar una que sea ligeramente más grande, un poco más nueva y más bonita, los han rechazado debido a su mala calificación crediticia. La calificación crediticia de Lilia, que es más o menos de 540, se desplomó luego de que la familia ya no pudiera pagar su hipoteca en Los Ángeles durante la recesión. La calificación de Rafael cayó después de que sus tarjetas de crédito llegaran al tope cuando era más joven y estaba tratando de vivir en forma independiente. Una calificación menor a 600 se considera una mala calificación.

El Sol está identificando a los integrantes de la familia Campos con su segundo nombre y apellido, cosa que pidieron por miedo a represalias por parte del propietario de su vivienda.

"Es difícil porque necesitas tener una buena calificación crediticia para alquilar o te piden tres veces el valor del alquiler para un depósito de garantía para compensarlo, y eso es imposible", dijo Campos. "La vivienda más económica que pude encontrar era de dos dormitorios por $1,500. Tal vez podríamos pagarlos, pero eso implicaría que yo tendría que volver a dormir en la sala, y eso asumiendo que el propietario estuviera de acuerdo porque, generalmente, quieren a una persona por dormitorio".

Las bajas calificaciones crediticias de la familia Campos impiden que tengan acceso a tarjetas de crédito o préstamos, esencialmente impidiéndoles establecer un registro de pagos de crédito para volver a subir sus calificaciones. El ingreso también puede ser un factor para calificar para obtener un nuevo préstamo o tarjeta de crédito.

Están atrapados en un círculo vicioso de pobreza. 

Su situación es común en toda California y en el país. El 34% de los estadounidenses tienen malas calificaciones crediticias, como Lilia y Rafael, y los hogares latinos y afroamericanos tienen más probabilidades de tener mal crédito que los consumidores blancos, de acuerdo con la más reciente encuesta en 2015 de la Oficina para la Protección Financiera del Consumidor de los Estados Unidos. 

Además, el 18% de los californianos son invisibles en el aspecto crediticio, lo que significa que o no tienen crédito o no tienen suficiente para merecer una calificación, de acuerdo con la oficina. Las personas de origen latino, afroamericanos y de bajos ingresos son más propensos a no tener crédito, y los “inmigrantes recientes” también se ven afectados, de acuerdo con la oficina.

Con frecuencia, estos factores son obstáculos para la seguridad financiera y contribuyen a la pobreza sistémica. Una mala calificación crediticia o no tener crédito en absoluto puede llevar a que se impongan tasas de seguros más elevadas y depósitos para servicios públicos más altos. Además, a las personas con una mala calificación crediticia se les pueden negar empleos, préstamos y vivienda, incluso vivienda de la Sección 8.

Esto significa que si bien se planea construir decenas de miles de unidades habitacionales asequibles en California durante la próxima década, la familia Campos y otras familias en una situación similar, tendrán dificultades para tener acceso a esas viviendas porque necesitarán tener una calificación crediticia decente.

Pero una organización espera disminuir los obstáculos con un programa llamado "círculos de préstamos", un tipo de préstamo en el cual las personas juntan su dinero para prestar y pedir prestado. La familia Campos será una de las primeras en el Valle de Coachella en participar en este programa, el cual es solo una herramienta para que las familias con una calificación crediticia mala o inexistente puedan salir del ciclo de la pobreza.

Cómo funcionan los círculos de préstamos 

Lift to Rise, una organización sin fines de lucro del Valle de Coachella que recopila datos de vivienda y pobreza para impulsar un cambio de políticas, lanzó en enero un programa local de círculos de préstamos que busca brindar servicios a los residentes pobres y pertenecientes a las minorías. Están trabajando con Mission Asset Fund, con sede en San Francisco, una organización sin fines de lucro que puso en marcha el concepto en 2008. 

Los círculos de préstamos funcionan de una forma ligeramente diferente a otros préstamos. Los participantes no están pidiendo prestada una gran suma inicial de dinero y pagándola; en su lugar, pagan a un fondo de dinero y esperan su turno para recibir los ahorros. Esto establece en forma simultánea un historial de pagos y un fondo de ahorro. Ha sido una práctica informal pero común en las comunidades latinas durante siglos. Tradicionalmente conocidas como tandas, son lo que se conoce como círculos de préstamos informales.

Mission Asset Fund adaptó este concepto, pero lo llevó más allá, requiriendo que los participantes firmaran pagarés reconocidos por los bancos y las agencias de crédito. Formalizar el programa de esta manera permitió que los participantes establecieran o mejorar sus calificaciones crediticias, ya que se pueden reportar historiales de pago a las tres principales compañías de crédito estadounidenses.

Los participantes contribuyen una cantidad fija de dinero cada mes, que normalmente va de los $50 a los $200. Lilia realizará su primer pago de $100 en febrero. Otros seis participantes en su círculo harán lo mismo durante seis meses. Cada mes, un participante diferente recibirá el total de $600. La planificación y educación financieras van de la mano con el programa.

“Tenemos que empezar por algo. Estamos hasta abajo en cuanto a nuestro crédito y no podemos hundirnos más”, dijo Campos, quien planea unirse a un círculo de préstamos después de que su madre termine el suyo, solo les alcanza para participar en uno a la vez.

Lift to Rise ofrece tres círculos personalizados para diferentes necesidades. Uno va dirigido a personas que desean mejorar su calificación crediticia para encontrar una mejor vivienda. Otro está pensado para personas a las que les interesa calificar para obtener un préstamo para pequeñas empresas, y un tercer círculo es para residentes indocumentados que necesitan ayuda para ahorrar su dinero para pagar sus documentos de inmigración. En esta primera ronda, Lift to Rise espera trabajar con 40 personas entre esos tres círculos.

Mission Asset Fund se asoció con más de 50 organizaciones en todo el país, como Lift to Rise, para ofrecer círculos de préstamos a más de 9,000 clientes desde 2008. José Quiñonez, fundador y director general, dijo que 56% de quienes participan en un círculo de préstamos de Mission Asset Fund a nivel nacional son latinos.

"Nuestro trabajo definitivamente se enfoca en ayudar a las comunidades de inmigrantes de bajos ingresos a mejorar en lo general su seguridad financiera", dijo Quiñonez. "Debido a que nuestro trabajo se ha enfocado en ese segmento, descubrimos que esta comunidad ya tiene esta rica tradición de juntarse para ayudarse unos a otros. Básicamente estamos elevando esta actividad".

En California, cerca del 24% de los latinos vivían en pobreza en 2017, en comparación con el 12.5% de las personas blancas. Los latinos constituyen el 52% de la población pobre de California, aunque representan el 39% del total de californianos, de acuerdo con el Instituto de Políticas Públicas de California.

Las tandas están arraigadas en las comunidades latinas

Joseph Lauchlan, quien coordina círculos de préstamos para la organización sin fines de lucro Southwest Solutions, dijo que los clientes latinos con los que trabaja casi siempre están ya familiarizados con la estructura de los pagos porque se parece a la de las tandas.

Southwest Solutions, la cual administra viviendas en Detroit, puso en marcha por primera vez los círculos de préstamos a través de una asociación con Mission Asset Fund y Chase Bank en 2016.

"Cuando mencionamos las tandas a (nuestros clientes) generalmente entienden de lo que estamos hablando y es más fácil transmitir esta nueva idea", dijo Lauchlan. "Es menos sencillo explicarles de lo que estamos hablando en términos del sistema de reportes de crédito, particularmente cuando estamos trabajando con la población de indocumentados o que no manejan servicios de banca; por eso la educación y la capacitación son tan importantes".

Originalmente la meta de Mission Asset se enfocaba en ayudar a las minorías a salir de la pobreza, la herramienta es relevante entre todas las comunidades.

"Los participantes del programa se están liberando de los prestamistas depredadores al abrir cuentas bancarias, crear historiales crediticios, liquidar una deuda de alto costo e incrementar sus ahorros", escribió Quiñonez en un estudio de 2016.

Quiñonez dijo haber descubierto que cuando se junta el concepto de las tandas con la meta final de ser un comprador de vivienda primerizo o asegurar un préstamo para pequeñas empresas, entonces tiende a aumentar el seguimiento de la participación en los círculos de préstamos.

"Cuando los círculos se integran como una solución para un problema que alguien ya está enfrentando, se convierten en una solución bien acogida", dijo Quiñonez. "Puedes hablar con la gente todo lo que quieras sobre comprar una casa, pero sin una buena calificación crediticia, solo son palabras".

Cómo los círculos de préstamos pueden ser beneficiosos

Heather Vaikona, directora de Lift to Rise, dijo que los programas de asesoría financiera sin fines de lucro asumen con frecuencia que las personas son analfabetas financieros, por lo que también enseñan habilidades de administración del dinero. No obstante, dijo, muchos hogares de bajos ingresos, como el de los Campos, ya lo administran a un excelente nivel.

Lo que las familias necesitan es una herramienta que rompa su círculo de pobreza, comentó. Una mejor calificación crediticia puede ayudar.

Por ejemplo, hace tres años, el aire acondicionado de los Campos se descompuso. El propietario de la vivienda se rehusó a repararlo, y Campos tuvo miedo de enfrentarlo por el riesgo de ser desalojado. Por lo tanto, la familia pagó por un nuevo aparato con su propio dinero, forzándolos a perder una gran parte de sus ahorros y a ajustar su presupuesto mensual. Esto pasa con frecuencia cuando se necesitan reparaciones en su hogar.

Los gastos mensuales de la familia Campos son los siguientes: 

  • $900 de alquiler
  • $320 de gasolina para el único vehículo de la familia
  • $415 para alimentos
  • $200 para servicios públicos durante el invierno (incluyen electricidad, agua, gas y servicio de recolección de basura, pero esa cantidad aumenta a unos $700 durante el verano, es cuando las hermanas de Campos trabajan más para ayudar a pagar las cuentas)
  • $175 para un plan de telefonía familiar
  • $80 para Internet, porque la hermana menor de Campos lo necesita para hacer su tarea
  • $10 para Netflix
  • $300 que envían a los abuelos de Campos en México para ayudarles con sus cuentas
  • $100 para el círculo de préstamos

"Tenemos a una niña pequeña y no podemos permitir que viva con ese calor, por lo que claro que tenemos que reemplazarlo", dijo Campos sobre el aparato de aire acondicionado descompuesto. "A ella es a la que estamos tratando de cuidar más".

Tener la oportunidad de comprar el aparato de aire acondicionado con crédito podría haber aliviado un poco ese estrés financiero inmediato. En forma similar, la familia trató recientemente de comprar una estufa a través de una opción de renta con opción de compra, pero los rechazaron debido a su calificación crediticia. 

Campos dice que a su hermana de 12 años le da miedo pedirle cosas que necesita para la escuela, como zapatos o libros. Ella sabe que cualquier gasto adicional significa que él tendrá que aceptar turnos adicionales en el trabajo para poder pagarlo.

Los participantes del círculo de préstamos promedian un incremento de 168 puntos en su calificación crediticia y disminuyen su deuda después de 11 meses, de acuerdo con informes de Mission Asset Fund.

Para los participantes que empezaron sin crédito, el 69% de ellos establecieron con éxito una calificación crediticia en un plazo de 10 meses de participación, de acuerdo con Mission Asset Fund. La organización sin fines de lucro no conserva datos a largo plazo para monitorear si sus clientes anteriores son capaces de mantener su salud financiera, de acuerdo con Southwest Solutions. 

Pero los círculos de préstamos de Mission Asset Fund han tenido suficiente éxito para llamar la atención de importantes instituciones financieras de todo el país.

En 2019, JPMorgan Chase Bank donó $1 millón a Mission Asset Fund para ayudar a que la organización sin fines de lucro continuara poniendo en marcha más círculos de préstamos, dijo la portavoz Amalia Kontesi. 

Y Rod Griffin, director de educación para el consumidor de Experian, una de las tres principales agencias de información crediticia del país, dijo que los círculos de préstamos han contribuido a aumentar las calificaciones crediticias en todo el país. 

'(Los círculos de préstamos fomentan) la inclusión financiera y una mejor salud financiera al facilitar el acceso a servicios financieros de menor costo", dijo Griffin en un mensaje de correo electrónico. "Para muchas personas, los círculos de préstamos pueden ser el primer paso para construir un historial crediticio tradicional y una salida de los préstamos predatorios".

Los residentes indocumentados también pueden obtener ayuda

Esos éxitos de crédito no están limitados solo a los residentes legales. Las personas que no cuentan con documentos legales también pueden participar en los círculos de préstamos.

Al igual que pueden obtener tarjetas de crédito y pequeños préstamos bancarios, los residentes indocumentados pueden unirse al programa de Mission Asset Fund si cuentan con un Número de Identificación Personal del Contribuyente (individual taxpayer identification number o ITIN). Para las personas que no pueden obtener un número de Seguridad Social, un ITIN les permite tener un ingreso, pagar impuestos y abrir una cuenta de cheques.

Así es como Campos planea unirse a un círculo de préstamos, probablemente un año después de que su mamá mejore su crédito. Aunque toda su familia cuenta con documentos legales, Campos no los tiene. Sus padres presentaron documentos para él después de que se mudaron a California provenientes de México cuando tenía un año de edad, pero no sabe por qué el proceso no se concluyó. También rechazaron su solicitud para el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) debido a delitos menores previos.

Para los residentes indocumentados sin ITIN, Lauchlan dijo que con frecuencia trabaja con un miembro de la familia que sí cuenta con uno para establecer un círculo de préstamos. Esto puede ser especialmente beneficioso en California, donde el 12% de los hogares son familias con estatus mixto, lo que significa que algunos pueden ser inmigrantes indocumentados y otros tener estatus de residencia legal. 

Cómo están limitados los círculos de préstamos

Una limitación al éxito de los círculos de préstamos es la pequeña cantidad de personas a las que prestan servicios, dijo Lauchlan.

El primer programa que lanzó Southwest Solutions en Detroit estaba abierto para cualquier persona. Durante los primeros tres años, la organización sin fines de lucro tuvo 175 participantes. Pero más o menos hace dos años decidieron endurecer los requisitos de participación y comenzaron a exigir que los participantes del programa también se inscribieran en otros programas financieros de Southwest Solutions. Esto incluía aceptar tener un entrenador financiero durante la duración del círculo de préstamos. Lauchlan dijo que la organización sin fines de lucro quería poder entablar mejores relaciones personales con sus clientes para poder tener más casos de éxito.

Actualmente, Southwest Solutions solo tiene 17 participantes individuales en los círculos de préstamos, pero ha tenido menos casos de créditos incobrables, de acuerdo con Lauchlan. El programa ahora tiene una tasa de créditos incobrables del 0%, una mejora respecto a su tasa del 6% original; el estándar en la industria es de más del 10 %. En general, Mission Asset Fund tiene una tasa de créditos incobrables de 0. % en sus círculos de préstamos. 

Lauchlan dijo que la mejora de Southwest Solutions se debe probablemente a que su personal es capaz de trabajar más de cerca con los participantes, lo cual les permite brindar una mayor educación financiera.

Esa educación puede consistir en talleres de administración del dinero hasta clases de educación para compradores de vivienda.

Círculos de préstamos dirigidos al ciclo de pobreza

En última instancia, la meta de la familia Campos es arreglar su calificación crediticia para comprar una vivienda, algo que aún podría tardar algunos años en materializarse mientras trabajan para mejorar su crédito y ahorrar para un pago inicial.

Pero el círculo de préstamos sigue sintiéndose como una luz al final del túnel, dijo el Sr. Campos. 

Se ha sentido continuamente atrapado en un ciclo de querer y trabajar para tener un nuevo hogar, pero nunca se ha acercado ni un poco por los bajos salarios y la mancha en su calificación crediticia.

La situación de su familia luce como la de otras familias pertenecientes a las minorías que viven en las afueras de las ciudades del Valle de Coachella.

En el Valle de Coachella, el ingreso promedio por hogar es de $55,402. Esa cantidad se reduce a alrededor de $25,000 en las comunidades no incorporadas a lo largo de su frontera oriental. En Thousand Palms, donde vive el Sr. Campos, los residentes promedian justo por debajo de los $44,000 anuales.

Estas mismas comunidades también experimentan hacinamiento, como la familia Campos, en mayor proporción. Aunque solo el 6% de los hogares en el Valle de Coachella están hacinados, esa tendencia se incrementa en las áreas no incorporadas predominantemente latinas: a un 2 % en Mecca, un 16% en Oasis y un 13% en Thermal.

Esto significa que esos hogares están tratando de proveer para más personas, con frecuencia agrupando familias multigeneracionales, con salarios más bajos.

Campos espera un día poder liberarse de este ciclo. Quiere tener una casa de tres dormitorios con un aparato de aire acondicionado eficiente. Espera tener días libres para disfrutar de sus pasatiempos: recientemente descubrió su amor por montar a caballo mientras trabajaba como ayudante en un rancho. Espera dormir más y trabajar con horarios más razonables.

Pero principalmente espera que su hermana menor no dude en pedirle zapatos nuevos otra vez, por miedo de aumentar el estrés financiero de su familia. 

Es algo en lo que una niña no tendría que pensar nunca, Campo expresó.

La reportera de The Desert Sun, Nicole Hayden cubre los temas de salud y atención médica en el Valle de Coachella. Puede comunicarse con ella en Nicole.Hayden@desertsun.com o al (760) 778-4623. Sígala en Twitter @Nicole_A_Hayden.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.elsoldesalinas.com/story/inicio/2020/02/21/los-circulos-de-prestamos-ayudan-residents-con-bajos-ingresos/4825963002/