LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Fue algo inesperado.

Hace dos años, después de que una de las delanteras titulares del equipo de futbol femenil de las Alisal Trojans tuviera que dejar de jugar a media temporada debido a una lesión, la entrenadora Carissa Purnell tuvo que hacer cambios en las posiciones de sus jugadoras.

Eso significó mover Yesenia Tijerina, en ese entonces alumna de segundo año y defensa, a la posición de delantera.

¿Cuál fue el resultado?

“Anotó tres goles (en un solo partido) y nos dimos cuenta de que todo el tiempo la tuvimos en la posición equivocada”, recordó la entrenadora Purnell con una sonrisa.

No ha bajado el ritmo durante el resto de su trayectoria preparatoriana, anotando 35 goles en total durante su segundo y tercer año. En su último año como “troyana” ha llevado al equipo a su mejor inicio en años y, al hacerlo, se elevó hasta la cima en cuanto a anotaciones en California durante este invierno.

“Tiene el don”

En sus inicios jugó con un equipo masculino y pudo también seguirles bien el ritmo a chicos mayores que ella. Posteriormente jugó con un equipo femenil itinerante, las Salinas Wildcats, el cual incluía a varias jugadoras que continuaron compitiendo para Alisal.

Para la futura estrella, el futbol soccer implicaba más que solo esfuerzos individuales en la cancha.

“Mi papá (Javier Tijerina) también fue una parte importante de esto”, comentó. “Todo el apoyo que recibí de él y de mi mamá (Silvia López) significa mucho... llevarme a todos los entrenamientos y juegos y levantarme por las mañanas para enseñarme algo nuevo cuando podían”.

Ella aprendió de eso, y el equipo itinerante compitió en el circuito de clubes de futbol del norte de California. Sin embargo, cuando llegó a la preparatoria, jugar con las Trojans se convirtió en su principal objetivo.

“No quería lesionarme ni nada (al jugar en el futbol de clubes), por lo que me dediqué al futbol de preparatoria”, dijo la Srta. Tijerina. “Y nunca me detuve”.

Ajustarse a ser atacante le fue bastante fácil y, con ello, vinieron muchas anotaciones.

“Realmente me gustó hacer la transición hacia la posición de delantera”, dijo la Srta. Tijerina. “La sensación de anotar, no solo por una misma sino por el equipo, esa sensación de que realmente estás ayudando al equipo, en serio me gusta”.

“Yesenia siempre ha sido una jugadora estrella”, dijo Stephanie Rivera, jugadora de último año y compañera de equipo durante cuatro años. “Puedo decirlo con total confianza, ya sea en la cancha de futbol o en otros deportes”.

Durante la temporada de otoño, la Srta. Tijerina cambia la cancha de futbol por la de voleibol, donde ha sido dos veces seleccionada de las Trojans.

“Realmente ayuda con la preparación física”, describió la Srta. Tijerina. “Fuera de la cancha me ayuda a administrar mi tiempo porque ya sé que debo terminar mis tareas durante los viajes en autobús o en algún otro momento en los días que tengo entrenamiento o juego”.

Esa mentalidad se tradujo en su nueva posición, iniciando esa temporada de segundo año.

“Siempre la tuvimos como defensa porque es la jugadora más rápida en el equipo”, dijo la entrenadora Purnell. “Una vez que llegó a ese nivel, no se ha movido de ahí. Tiene el don”.

Un cambio de cultura

Conforme la Srta. Tijerina se elevó al estatus de estrella, el equipo femenil de las Trojans también se convirtió en una potencia.

La temporada de segundo año de la Srta. Tijerina coincidió con el primero de la entrenadora Purnell al frente del programa de futbol soccer femenil de Alisal. Ese año se vio un cambio importante en cuanto a victorias: cinco en 12 encuentros, y el primer título de división de las Trojans en cinco años. 

Esa primera temporada sentó las bases para un grupo muy unido que la entrenadora Purnell buscó crear dentro del equipo.

“Para mí, el futbol era mi familia”, dijo la entrenadora Purnell. “Al crecer, cuando era adolescente, consideraba mis hermanas a mis compañeras de equipo de futbol... incluso si el equipo estaba perdiendo, perdíamos juntas como equipo. Me daba gusto que estas chicas estuvieran dispuestas a trabajar para regresar a donde debían estar”.

Esa temporada de título de división las llevó a estar en el grupo más difícil de la Liga Atlética de la Costa del Pacífico (PCAL, por sus siglas en inglés), la división Gabilan, y las Trojans mantuvieron el ritmo. Diez victorias y terminar en tercer lugar demostraron que la mejoría lograda en ese año no fue una casualidad.

Para jugadoras como la Srta. Tijerina y Stephanie Rivera, su compañera de equipo por cuatro años, un equipo más unido presenta un marcado contraste con su primera temporada en el equipo.

“Durante mi primer año sentí que teníamos el talento, pero no podíamos conectarnos tanto”, describió la Srta. Tijerina. “La entrenadora Carissa (Purnell) llegó y nos dijo que para ganar teníamos que ganar como equipo”.

“Definitivamente existe una mayor conexión entre la entrenadora y las jugadoras”, dijo la Srta. Rivera. “Desde que llegó (la entrenadora Purnell), hemos tenido un equipo muy unido”.

“Realmente hace que nos sintamos como en casa”, continuó la Srta. Tijerina. “No solo como equipo, sino también en forma individual. Nos envía un mensaje de texto cuando hay algún campamento o algún evento al cual asistir, y nos ofrece ayudarnos a ir o a llegar allá”.

Para una escuela conocida por su excelencia en el futbol varonil, el equipo femenil se ha convertido en una potencia por méritos propios, llegando al máximo nivel durante esta temporada.

Entre las mejores del estado

Mientras que el equipo de las Trojans ha tenido un veloz inicio de temporada con un récord de 7-0-1, quedando un solo juego antes de que inicien los juegos PCAL, división Gabilan, la próxima semana, la Srta. Tijerina se ha convertido en una de las máximas anotadoras del estado.

Según estadísticas de MaxPreps al 10 de enero, sus 22 goles durante ocho partidos la colocan empatada en séptimo lugar estatal. Todas menos una de las jugadoras que están arriba de ella han jugado en al menos 10 partidos. 

Esas llamativas estadísticas resultado de muchos encuentros donde anotó múltiples goles, incluyendo cinco partidos con tres o más anotaciones, han convertido su último año en algo memorable hasta el momento.

Como capitana durante dos años, también ha hecho el esfuerzo de tener un impacto positivo fuera de la cancha, cada vez que le es posible, para sus compañeras de equipo.

“Se (trata de) hacerles saber a las chicas que tienen a alguien en quien confiar si necesitan cualquier cosa”, comentó. “Siempre tienen a alguien con quién hablar y yo estoy aquí para lo que sea... Me importan y estoy aquí para ellas en cualquier momento”.

“Ella es inteligente, se deja entrenar, no falta a los entrenamientos, siempre quiere estar aquí”, dijo la entrenadora Purnell. “Hay ciertas cosas que una no puede enseñarles sobre cómo ser un buen ser humano, lo cual hace que ella sea como atleta, el sueño de cualquier entrenador”.

Después de terminar en tercer lugar el año pasado, las Trojans están bien posicionadas y tiene la mira puesta en el título de división y en un lugar en los playoffs de la Sección de la Costa Central (CCS, por sus siglas en inglés).

Más allá de eso, la Srta. Tijerina no ha finalizado sus planes para su futuro futbolístico, aunque la entrenadora Purnell considera que esta no tiene que ser su última temporada de competencias.

“Tal vez no ha entrenado ni viajado tanto como las chicas que van a continuar y jugar en la universidad”, dijo la entrenadora Purnell. “Pero tiene un talento que jamás había visto. Tiene el don... en este momento su potencial es infinito”.

Suscríbase para apoyar al periodismo local.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.elsoldesalinas.com/story/inicio/2020/01/21/meet-alisal-senior-leading-trojans-new-heights-field-soccer-salinas-ccs/4505208002/