LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Más de 150 personas indigentes que viven en el Chinatown tendrán nuevamente acceso a duchas y sanitarios las 24 horas, un factor que algunos funcionarios aseguran es clave para restaurar su propia dignidad e higiene.

Las personas indigentes por lo general siempre tienen problemas para tener acceso a instalaciones sanitarias. En los últimos cuatro meses, muchos se vieron forzados a hacer sus necesidades en la calle, después de que cerrara el Health Services Center del Chinatown en junio.

El centro estará listo para reabrir sus duchas y sanitarios en noviembre después de que Community Homeless Solutions (CHS) acordara ocuparse de la gestión de las instalaciones, lo cual pondrá las instalaciones a disposición de las personas indigentes las 24 horas del día.

El consejo de Dorothy's Place, un refugio para indigentes en el Chinatown que anteriormente gestionaba las instalaciones sanitarias, cerró el centro a finales de junio.

El Chinatown Navigation Center

CHS planea cambiar el nombre de Health Services Center (centro de servicios de salud) a Chinatown Navigation Center (albergue para personas sin hogar del Chinatown), señalando el nuevo propósito y conjunto de servicios.

Anteriormente, el centro contaba con una casa de acogida que daba hacia Lake Street y cuatro salas de tratamiento/asesoría, las cuales contaban con personal que prestaba servicios de salud mental, servicios de apoyo infantil, un programa de canje seguro de agujas y proveedores de atención médica. 

Además, ofrecía a las personas sin hogar un lugar para conseguir agua potable, ducharse e ir al baño las 24 horas del día, los siete días de la semana.

Ahora en el centro solo se ofrecerán baños, alojamiento y servicios de acceso a la salud, además de 15 camas para el refugio. Los servicios de salud pasarán al edificio contiguo, al primer piso de MoonGate Plaza, cuya inauguración se proyecta para 2020.

La directora general de la organización sin fines de lucro Dorothy's Place, Jill Allen, dijo en una entrevista realizada en julio que simplemente no le había sido posible recaudar los fondos necesarios para cubrir los costos operativos anuales del centro que ascendían a $460,000, a pesar de que la ciudad financió mejoras para el edificio y cubrió el costo de arrendamiento.

La organización Franciscan Workers of Junipero Serra es quien administra Dorothy's Place.

Después de revisar las finanzas, el consejo de Dorothy's Place votó a favor de cerrar el Health Services Center el 30 de junio.

Después del cierre del centro, los residentes del Chinatown se vieron limitados a compartir dos duchas en Dorothy's Place en el horario de 7:30 a. m. a 4:30 p. m.

Las personas habitualmente se formaban para tomar una ducha de quince minutos en Dorothy's Place, agradecidas por la oportunidad de enjuagarse y limpiarse, incluso si tenían que volver a ponerse la misma ropa con la que llegaron.

Los residentes que participaban en el programa Downtown Streets Team, el cual proporciona a los residentes sin hogar un estipendio y asesoría a cambio de cierta cantidad de horas de trabajo a la semana limpiando las calles, han seguido utilizando las duchas del centro que está cerrado. El equipo de compromiso con la comunidad ha podido monitorear el uso de las duchas y limpiar regularmente los sanitarios.

No obstante, la mayoría de las personas que viven en las calles del Chinatown no tienen tanta suerte. Actualmente, alrededor de 175 indigentes viven en el Chinatown, dijo Tina La Perle, coordinadora de vivienda de la ciudad de Salinas.

En Salinas viven aproximadamente 1,182 personas en situación de calle, de acuerdo con la encuesta de indigencia 2019 realizada para el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano. 

Un aumento “exponencial”

El oficial de policía de Salinas, Gabe Carvey, miembro del Equipo de ayuda a personas sin hogar (Homeless Outreach Team o HOT) del departamento de policía, dijo que desde el cierre del centro, el uso restringido del baño ha causado un aumento “exponencial” de micciones y defecaciones públicas en el Chinatown.

Esto puede provocar brotes de hepatitis A, como ocurrió en la ciudad durante 2017 y 2018.

“El último conteo que realizamos cuando hicimos una limpieza de salud y seguridad fue de aproximadamente 165 tiendas de campaña en ese lugar”, dijo Carvey. “Esa es la cantidad de personas que tienen que usar el baño, personas con funciones biológicas normales”.

Hace más o menos tres semanas, la ciudad colocó un par de sanitarios portátiles en el Chinatown para ofrecer un lugar para hacer sus necesidades durante las tardes y noches, cuando los sanitarios en interiores están cerrados. 

“Eso también ha ayudado en gran medida, no obstante, no son tan cómodos como lo sería un sanitario normal”, dijo Carvey. 

Las preocupaciones planteadas inicialmente por la ciudad acerca del uso de drogas, la eliminación de agujas y el potencial de vandalismo extremo (como prender fuego a los sanitarios portátiles) no se han materializado en las semanas posteriores a la instalación de los sanitarios portátiles, dijo Carvey. Los problemas que han ocurrido han sido menores: como los rollos de papel higiénico que han desaparecido. 

Reyes Bonilla, director ejecutivo de CHS dijo que el administrador municipal, Ray Corpuz, se acercó a su organización y les preguntó si estarían interesados en encargarse del proyecto. CHS ya administra el refugio para clima frío que está en West Alisal Street, el cual, en años recientes, ha abierto todo el año para las personas que viven en la indigencia. 

El Chinatown Navigation Center abrirá en dos fases, dijo Bonilla. Primero, se abrirán al público las duchas y los sanitarios entre principios y mediados de noviembre.

“Desde un punto de vista humanitario, de salud y seguridad... representa un mundo de diferencia para las personas el poder darse una ducha”, dijo Carvey. “Es importante para la confianza y dignidad propias de la gente”.

“Son personas”, continuó Carvey. “Son nuestra comunidad. Son miembros de nuestra comunidad. Es responsabilidad de la comunidad encontrar soluciones para al menos tratar de disminuir el problema, si no se puede resolver la crisis”.

Nuevo uso para el Health Center

A principios de 2020, el Sr. Bonilla espera abrir los aspectos de refugio del centro, además de contar con un equipo enfocado en ayudar a los residentes sin hogar a buscar vivienda.

“Realmente estamos cambiando su uso”, dijo el Sr. Corpuz. “No es un centro de salud como tal. Las duchas y los sanitarios seguirán estando disponibles, pero el otro propósito que (originalmente) iba a servir, era el de remitir a las personas a los servicios de salud y ayudarles a encontrar vivienda. Cuando los franciscanos nos informaron, a través de Jill Allen, que ya no podían hacerse cargo de la administración... decidimos que teníamos que cambiar su uso para que fuera un albergue para personas sin hogar”.

El Sr. Corpuz dijo que la ciudad planea tener 15 camas temporales en el albergue, además de ofrecer otros servicios, agregando que los residentes sin hogar que pasen la noche en el centro no tendrán que salirse durante el día, sino que podrán aprovechar los servicios. 

El Sr. Bonilla espera también construir eventualmente más viviendas permanentes, y sacar a las personas de las calles, ofreciendo tanto vivienda transicional como permanente.

“Podría o no ir de la mano con el proyecto de revitalización del Chinatown (a realizarse en diciembre), pero definitivamente nos interesa”, dijo Megan Hunter, directora de cumplimiento del código, mientras hablaba del tema de agregar más viviendas permanentes. “Estamos tratando de construir un vecindario saludable (en el Chinatown), la idea es no concentrar todos los servicios para indigentes en el Chinatown, sino distribuirlos, no solo en toda la ciudad, sino en toda la región. Todos tienen indigentes y necesidad de proveerles vivienda”.

Funcionarios de la ciudad comentaron que consideraban que CHS sería un mejor administrador para el nuevo albergue para personas sin hogar que los franciscanos, cuando este era simplemente un centro de servicios de salud. 

“Esto es su pan de cada día”, dijo la Sra. Hunter. “Ellos crean este tipo de refugio y han hecho un gran trabajo con el refugio de Salinas. Actualmente están operando un refugio en San Benito. Ya tienen cierta trayectoria”. 

La Sra. Hunter agregó que los trabajadores franciscanos habían tenido problemas con la recaudación de fondos en el pasado, haciendo alusión al refugio Women Alive que cerró en enero, solo seis meses antes de que votaran a favor de cerrar el Health Services Center del Chinatown. 

El albergue para personas sin hogar solicitará la donación de una lavadora y una secadora comerciales, además de artículos como toallas, paños, jabón de lavandería, toallas de papel, papel de baño, botellas grandes de shampoo y acondicionador, así como tampones y toallas femeninas sanitarias. Los donativos se pueden hacer en 65 W. Alisal St., Salinas o en Community Homeless Solutions en 3087 Wittenmyer Ct. en Marina.  

Para apoyar este tipo de trabajo suscríbase.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.elsoldesalinas.com/story/inicio/2019/10/23/reabriran-las-duchas-y-sanitarios-para-los-indigentes-del-chinatown/3980887002/