LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

El informe del Departamento de Bomberos de Monterey acerca de la emergencia médica en Del Monte Beach el 10 de agosto es breve, pero Celeste Colantro, alumna de último año de Salinas High, lo recuerda vivamente: puso en práctica la técnica de reanimación cardiopulmonar que aprendió en la escuela para salvar una vida.

El centro de despacho de Bomberos de Monterey confirmó la hora de respuesta a las 8:33 p.m. del 10 de agosto cerca de Surf Way y Tide Avenue. Se envió al lugar de los hechos al American Medical Response (AMR), un proveedor de servicios de transporte médico.

Sin embargo, Celeste, de 17 años, se dirigía a la playa de Monterey esa noche con sus amigos cuando vio que una multitud se reunía alrededor de una joven de más o menos su misma edad. Lo único que podía ver era su brazo que sobresalía de entre el grupo de gente y en un principio pensó que se había desmayado.

Celeste observó que el grupo que la rodeaba no le estaba aplicando correctamente las compresiones de reanimación cardiopulmonar (RCP) que harían que volviera a respirar. Dijo que tenía el deber de responder ante la emergencia.

“...Era necesario que ayudara, así que fui”, dijo. 

De ese modo, junto con un hombre que se encontraba en el lugar, quien también estaba certificado para realizar RCP, resucitaron a la mujer hasta que llegaron los paramédicos.

Admitió que en un principio los nervios le hicieron olvidar temporalmente su entrenamiento, pero una vez que lo recordó, puso manos a la obra.

Celeste dijo que mientras se alejaba se sentía nerviosa y no estaba segura de haber sido capaz de ayudar a la mujer. Pero poco después, un paramédico le indicó que todo estaba bien, felicitándola por haber salvado una vida.

A principios de este mes, fue reconocida por sus acciones en la reunión del consejo de administración del Distrito Unificado de Preparatorias de Salinas. 

Ben Hitchcock, especialista en servicios de educación clínica y paramédico de campo del AMR, se rehusó a proporcionar más detalles sobre la emergencia de la mujer, citando las leyes de confidencialidad sobre temas de salud. Pero mencionó que el pulso de la paciente había sido insostenible para que pudiera vivir.

En el caso de problemas cardíacos, una de las cosas más importantes es administrar RCP de alta calidad lo antes posible, de acuerdo con Hitchcock. La información del incidente mostró que Celeste “realizó un excelente trabajo”, dijo en la reunión del consejo de administración.

“Para cuando había terminado todo, la paciente estaba en mucho mejores condiciones que cuando Celeste llegó”, comentó.

Celeste aprendió la técnica en la clase de respuesta médica de emergencia de Salinas High, a través del Programa Ocupacional Regional (ROP, por sus siglas en inglés) Mission Trails.

Cuando recibió su certificación de RCP dijo que le había ayudado a no aburrirse en la escuela.

Su madre, Jolette, dijo que también cambiaron sus pláticas en los recorridos de regreso a casa; no tenía que preguntarle cómo le había ido en su día, su hija le contaba lo que había aprendido en el ROP.

“Descubrió algo que le gusta”, dijo Jolette. “Todos los días, ella entraba al coche y me contaba algo nuevo”.

Jolette dijo que su hija siempre ha tratado de cuidar de los demás desde que era pequeña.

Celeste también se ha inclinado por el campo de la medicina. Espera seguir una carrera como paramédica, pero no quiere limitarse. También quiere seguir con la universidad y posiblemente estudiar enfermería, aunque no quiere ponerse límites.

“Me asombra que haya intervenido de esa manera”, dijo Jolette, quien es integrante del sindicato de Salinas. “Sabía que era capaz de hacerlo, pero sabes, cuando escuchas que tu bebé salvó a alguien...”, concluyó su madre.

Para apoyar este tipo de trabajo suscríbase.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.elsoldesalinas.com/story/inicio/2019/09/25/alumna-de-salinas-high-salva-la-vida-de-una-mujer/2392100001/