CLOSE
LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Andrés Chávez, nieto de César Chávez, habla frente al público durante la ceremonia de develación de la placa para la antigua Cárcel del Condado de Monterey.

Es una prisión histórica que tiene lazos con el ícono de los derechos laborales y civiles, César Chávez, y al parecer nadie quiere comprarla. 

El destino de la antigua Cárcel del Condado de Monterey, situada en West Alisal Street junto al edificio de la administración del condado y el juzgado de Salinas, una vez más paso a las manos del consejo de supervisores, a principios de este mes.

Allí se analizó qué hacer con la cárcel, tras la falta de interés en la segunda ronda de solicitudes de ideas para darle un nuevo uso. 

El consejo emitió su voto unánime para buscar financiamiento estatal para conservar las partes históricas de la prisión, podría rehabilitarse todo el edificio o solo mantener el ala de la administración y convertir el resto en un parque conservando solo la fachada del edificio, documentando con fotos sus lazos con Chávez.

El supervisor Luis Alejo, quien representa a la mayoría de Salinas, se opuso a la segunda opción, pero emitió su voto con los otros supervisores. 

“Si tuvieran un lugar donde Martin Luther King (Jr.) hubiera estado encarcelado, ¿lo demolerían y le pondrían algunas fotos?”, preguntó a sus colegas. 

No obstante, la supervisora Jane Parker, quien representa al sur de Salinas, donde se encuentra la cárcel, dijo que el condado no cuenta con fondos actualmente y que le gustó la idea de convertir la fachada en un parque memorial.

“Me gusta la idea de... pasar de estar confinado a estar libre”, dijo. “Nuestras reservas no pueden asignarse solo a eso. Tenemos ya demasiada presión con solo atender los asuntos (cotidianos)”.

La estimación de los costos varía entre $11 y $24 millones para esas propuestas, dijo David Pratt, gerente de proyectos de la Agencia de Gestión de Recursos del condado durante la reunión.

Actualmente, la cárcel se encuentra en un estado de “suspensión” que cuesta unos $2.5 millones al año, comentó. 

“Si solo mantenemos la suspensión, de todos modos, estaremos gastando dinero cada año”, dijo Parker. 

“El Condado de Monterey ha realizado numerosos estudios de la antigua cárcel, definiendo su importancia histórica y evaluando y clasificando una gama de opciones para su decisión”, dijo.

La supervisora Mary Adams sugirió acercarse a la comunidad agrícola para buscar ayuda para financiar cualquier opción. 

“Odio derribar edificios antiguos porque una vez que se van, ya no vuelven”, comentó.

No obstante, ella y el presidente del consejo, John Phillips, apoyaron la idea de la fachada, siendo Phillips quien destacó que la cárcel recuerda cosas negativas a algunas personas. 

Sin embargo, Alejo dijo que el condado ya había terminado o estaba construyendo la mayoría de sus instalaciones previstas, lo cual debería liberar fondos para mejoramiento de la infraestructura y otros tipos de financiamiento. 

El supervisor Chris López, quien representa al sur del condado, dijo que preferiría mantener intacta la histórica cárcel, pero que también apoyaría solo conservar la fachada para ahorrar dinero; eso costaría $11 millones, más o menos la mitad de la opción más costosa.

“Hemos cerrado instalaciones en el sur del condado”, dijo López.

Convertirla en un parque también permitiría que el condado cambiara un parque planificado detrás del juzgado en un estacionamiento, dijo Chris Holm, director de la Agencia de Gestión de Recursos del condado.

Alejo advirtió que cualquier cosa que causara la demolición de partes históricas de la cárcel, la cual ingresó al Registro Nacional de Lugares Históricos en 2004, podría generar un litigio. 

Un miembro del público que trabaja para una sociedad conservacionista local se expresó en contra de cualquier proyecto de demolición de la cárcel y entregó dos cartas de otras partes que también se oponen.

Durante años, el condado ha estado analizando qué hacer con el edificio, el cual data de la década de 1930.

En septiembre de 2016, los supervisores consideraron nueve opciones para la cárcel (la cual ha estado desocupada durante años) que iban desde $4.5 millones hasta $35.8 millones, dijo Pratt. 

“Cualquier afectación a la importancia histórica de la estructura resultaría en (el) requerimiento de un informe de impacto ambiental (environmental impact report o EIR), el cual agregaría unos $500,000 al costo del proyecto”, dijo Pratt en un informe para los funcionarios. 

CLOSE

Noe Yaocoatl Montoya participated in vigils outside the old jail where Chavez was imprisoned in 1970. He is now a performer with Teatro Campesino. Eduardo Cuevas, The Californian

En ese entonces, los supervisores dieron el visto bueno para demoler la cárcel y crear más espacio público en el área. 

Pero más o menos un año después, el supervisor Alejo presentó una resolución para solicitar propuestas para la reutilización adaptativa del edificio, en vez de derrumbarlo.

Los funcionarios trabajaron entonces con la idea de la reutilización adaptativa de Alejo y dos veces buscaron propuestas para transformar la cárcel, pero no obtuvieron ninguna propuesta. 

Se han considerado ideas desde 2014, cuando los funcionarios del condado consultaron con la Junta de Revisión de Recursos Históricos del Condado de Monterey y la Junta de Revisión de Recursos Históricos de la Ciudad de Salinas. 

En 2018, el condado también analizó usar parte de la antigua cárcel como instalaciones para alojar a internos de la cárcel actual que padecen enfermedades mentales, pero nunca llegó a nada. 

El condado también ha hablado con la Oficina de Conservación Histórica del estado y con la Cesar Chavez Foundation durante años.

Chávez estuvo encarcelado en 1970 porque no rompió la huelga nacional de la lechuga iceberg, que en su momento era el cultivo que más dinero producía para el Valle de Salinas. Eso ayudó a crear visibilidad para el movimiento por los derechos laborales y de los trabajadores agrícolas, lo cual en última instancia llevó a amplias mejoras para los trabajadores del campo.

La huelga Salad Bowl Strike de 1970 y el encarcelamiento y el legado de Chávez se conmemoraron el año pasado con una placa de la Alianza de Conservacionistas del Área de Monterey que se instaló en la antigua cárcel.

“Espero que esta placa represente más que eso”, dijo su nieto, Andrés Chávez, en la ceremonia del 4 de diciembre. “Representa la inspiración y un llamado a actuar, ser valientes y siempre estar del lado correcto de la historia, ya sea al seguir oponiéndonos a la separación de las familias o al continuar apoyando el derecho de los trabajadores agrícolas de organizarse”.

Alejo analizará opciones de financiamiento durante los próximos nueve meses y los supervisores volverán a tocar el tema en junio de 2020, cuando sabrán si el estado ayudará o no con los esfuerzos de conservación. 

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.elsoldesalinas.com/story/inicio/2019/09/18/monterey-county-mulls-fate-historic-jail-held-cesar-chavez-salinas-civil-rights/2306472001/