CLOSE
LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Los oficiales de policía tuvieron un desacuerdo con funcionarios de Salinas por un contrato aprobado en una votación del ayuntamiento 6 a 1, después de que las negociaciones a puerta cerrada se volvieran tan acaloradas que el alcalde dijo: “la gente habría hecho que nos arrestaran y probablemente con justa razón”.

Un dividido ayuntamiento municipal de Salinas impuso un nuevo contrato a los oficiales de policía el pasado 10 de septiembre después de que las negociaciones a puerta cerrada se volvieran tan tensas que el alcalde comentó: “la gente habría hecho que nos arrestaran y probablemente con justa razón”, por los ataques entre las partes.

Esa pugna ya se había extendido fuera de las negociaciones y el sindicato advertía que los residentes “estarían alarmados” mientras la ciudad externaba sus planes de “imponer” su “última y mejor oferta final”, incluso antes de que iniciara la reunión. 

El 10 de septiembre, el ayuntamiento municipal votó 6 a 1 logrando imponer esa oferta. El concejal Steve McShane, quien representa al sur de Salinas, expresó su desacuerdo.

Según lo contenido en el nuevo contrato que vence en junio de 2020, no habrá aumentos salariales, se cancelará el programa de acondicionamiento físico y los oficiales tendrán que pagar más por sus crecientes primas de seguro médico.

“¿Nos vendría bien contar con más oficiales? Sí. ¿A nuestros oficiales les vendría bien ganar más dinero? No me cabe duda”, dijo el alcalde Joe Gunter, quien es además exdetective de la policía de Salinas. “No hay nadie en esta sala a quien no le gustaría tener más dinero. A todos nos gustaría”.

Los administradores municipales citaron las nefastas proyecciones financieras a largo plazo descritas en el Plan de Salinas, un estudio de 2018 financiado principalmente por subsidios federales que pronostica un déficit de $60 millones en 10 años.

Sin embargo, la Asociación de Oficiales de Policía de Salinas (SPOA, por sus siglas en inglés) cuestionó la neutralidad del Plan de Salinas, ya que la ciudad pagó una cuarta parte de su costo de $400,000.

El sindicato también argumentó que la ciudad cuenta con el dinero para pagar por algunos incrementos en el costo de la vida para garantizar salarios competitivos. También dicen que los funcionarios deberían de haber cumplido con las recomendaciones del árbitro independiente que incluían un contrato más prolongado y aumentos salariales modestos, aunque efectivamente estipulaba que la policía pagaría más por las primas.

Al aprobar la “última y mejor oferta final” para la SPOA, los funcionarios de la ciudad enfatizaron la necesidad de ahorrar dinero frente a los crecientes costos de la pensión pública y la asistencia médica de los empleados que rebasan el crecimiento de los ingresos. Se proyecta que la oferta final ahorre a la ciudad aproximadamente $175,000 este año fiscal, de acuerdo con un informe de los funcionarios municipales. 

Sin embargo, el sindicato dice que la discusión realmente es por $20,000 para aumentos en los salarios.

El ayuntamiento hizo énfasis en la importancia de un diálogo abierto, ya que el contrato de la policía vence en 2020.

No obstante, después de que el ayuntamiento emitiera su voto, Jim Knowlton, presidente de la SPOA, dijo que era difícil negociar después de “haberlos golpeado en la cara ahora quieren sentarse y tomarse un café con ellos”.

Si bien McShane no habló durante la votación del ayuntamiento, dijo a The Salinas Californian que no se “sentía cómodo” con la “disminución de la compensación”. 

Sin embargo, podíamos haber hecho más y, como fue evidente, fui superado en número”, dijo.

McShane también aspira al puesto de supervisor del Condado de Monterey en 2020, aunque dijo que “no hay ninguna conexión” entre su voto y su candidatura, agregando que no ha recibido dinero ni patrocinio de la SPOA.

“Este es un asunto que data desde mucho antes de que yo declarara mi candidatura”, dijo, refiriéndose a las negociaciones entre el sindicato y la policía que llevan ya un año.

Knowlton dijo que la acción es, en última instancia, un recorte de salarios que también afectará los esfuerzos de contratación y retención de personal en el departamento. La policía ya perdió a tres oficiales que se fueron a departamentos cercanos, comentó.

El departamento ha tenido problemas con la contratación de personal más recientemente desde hace algunos años.

La deserción había diezmado tanto las filas de oficiales que el reclutamiento no podía seguirle el paso, forzando al departamento a eliminar todas las fuerzas de tarea y unidades no esenciales. Responder a un solo tiroteo podía “paralizar” al departamento, dijo un representante de la SPOA en un reportaje de The Californian en 2016.

La ciudad verá más deserciones, advirtió.

A decir del sindicato, la decisión del Ayuntamiento también correría el riesgo de revertir los recientes avances en la seguridad pública.

“Los residentes de Salinas deberían de estar alarmados”, dijo Knowlton en una declaración.

La votación se realizó tras enardecidos comentarios públicos de oficiales de policía antes de que el ayuntamiento entrara en sesión a puerta cerrada para llevar a cabo estas negociaciones laborales.

“Aquí en el ayuntamiento existe una obvia falta de habilidades para la resolución de problemas”, dijo Zach Dunagan, quien forma parte de la Fuerza de Tarea para la Supresión de la Violencia cuyo objetivo es acabar con las pandillas y los crímenes violentos. “Es decepcionante e injusto que nos pidan simplemente soportar la carga, mientras crean otra crisis más en nuestro departamento. Es injusto que también esperen eso de nuestros residentes”.

Otros miembros de la comunidad argumentaron que la ciudad necesitaba poner en orden sus finanzas.

James Sang, propietario durante mucho tiempo del ahora cerrado Sang's Cafe en el casco antiguo, dijo que aprecia el liderazgo de la jefa de policía Adele Fresé en el departamento, pero hizo énfasis en que la ciudad no puede seguir operando con un déficit.

Esta etapa de la policía ha registrado una pronunciada disminución de los asesinatos. Como lo informó The Californian, Salinas tuvo un homicidio durante la primera mitad de 2019, la tasa más baja desde hace una década, cuando el FBI inició con el informe de las cifras a medio año.

“Necesitamos oficiales de policía, pero también debemos prestar servicios al público”, dijo Sang.

Cuando el ayuntamiento volvió a abordar el tema en su reunión regular, los comentarios continuaron hacia ambos lados.

Justin Heckman, residente de muchos años y detective de la policía, dijo que a pesar de eso no se iría de Salinas. Sin embargo, aclaró: “Si gano menos mañana de lo que gano hoy, eso se llama reducción salarial”.

Knowlton ve la expectativa de que en su cuenta bancaria haya $2,700 menos durante los próximos 11 meses, mientras aumentan los costos de la asistencia médica y los salarios permanecen sin aumentos.

El grupo Motivating Individual Leadership for Public Advancement (MILPA), un grupo comunitario con sede en Salinas que aboga por una reforma de justicia penal y que ha tenido tensas relaciones con el departamento de policía, habló en apoyo de la resolución municipal.

Varias personas, incluyendo al coordinador de personal de MILPA, Alexis Magdaleno, señalaron otros recursos comunitarios que contribuyen a la seguridad pública, no solo las fuerzas policiales.

“Para mí, es confuso, porque si el crimen aumenta, quieren más; si el crimen disminuye, quieren más”, dijo. “Así que, ¿dónde ponemos un límite?”.

Sin embargo, los administradores municipales dicen que en este momento es necesario reducir los costos para evitar tomar decisiones más difíciles más adelante. Se proyecta que en los próximos años la ciudad empiece a experimentar déficits que crecerán a más de $60 millones si no se actúa en consecuencia, de acuerdo con el Plan de Salinas. 

Para evitarlo, el plan presentado en diciembre ante el ayuntamiento, ofrecía a la ciudad opciones difíciles, pero viables. Las soluciones incluían que los empleados contribuyeran con más dinero para cubrir los costos de la asistencia médica y que se vendieran algunas propiedades municipales. 

Las ideas abarcaban desde soluciones rápidas hasta proyectos de largo plazo.

Pero las recomendaciones del plan en cuanto a los salarios eran más complicadas. 

El plan observó que Salinas ha mantenido competitivos sus salarios a pesar de sus niveles de pobreza que son más altos que en otras ciudades cercanas, “compitiendo por encima de su capacidad”. Los ingresos brutos promedio de los empleados de Salinas fueron de $90,800 en el año fiscal anterior. El plan recomienda eliminar varios bonos e incentivos.

A pesar de ello, el plan también indica que la ciudad debe mover algunos ahorros hacia el salario base y los sueldos de los empleados. Eso ayudaría a mantenerlos competitivos porque la mayor parte de quienes buscan empleo, que ya cuentan con buena cobertura de seguro, pondrían más atención en los salarios, de acuerdo con el informe. 

La proyección incluyó una leve recesión en sus pronósticos y recomendaciones para recortar los costos. 

El nuevo contrato está vigente hasta junio de 2020.

“(El ayuntamiento) simplemente decidió que hay otras cosas más importantes que la seguridad pública”, dijo Knowlton. “Pero cada día es más y más difícil con menos personal, así que este es el punto en el que estamos”.

Para apoyar este tipo de trabajo suscríbase aquí.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.elsoldesalinas.com/story/inicio/2019/09/18/ayuntamiento-de-salinas-impone-nuevo-contrato-la-policia/2367074001/