LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Las luces se apagan. El eco de las porras alrededor del cuadrilátero ha desaparecido, las cámaras se han ido y la anticipación de meses antes de la pelea ha terminado.

¿Ahora qué?

“Simplemente tomar ibuprofeno y no hacer demasiado”, dijo Rubén Villa IV, campeón de box de Salinas.

Villa ganó su primera pelea de 10 rounds el 10 de mayo para obtener el título de peso pluma de la Organización Mundial de Boxeo (WBO, por sus siglas en inglés) que anteriormente tenía Luis Alberto López de Mexicali. 

“Realmente nunca he estado en una pelea tan dura como esta”, expresó Villa. “Después de una pelea como esta, estaba bastante golpeado. Siempre estoy adolorido un tiempo, pero esta vez lo estuve un poco más”.

La victoria por decisión unánime contó con casi 1,400 golpes entre los dos pesos pluma, la mayoría lanzados por López.

La técnica de Villa y su sólida mecánica significan que tiene la habilidad de evitar el contacto, pero no hace que lo logre totalmente. Mientras López lanzó 799 golpes, Villa los recibió 142 veces. Un golpe fuerte en la nariz hizo que le sangrara y otros cuantos en la cabeza dieron como resultado hinchazón en la frente.

Meses de preparación para 40 minutos de boxeo representan casi una semana de dolor y recuperación.

“Por lo general, dura unos cinco días”, dijo Villa. “Lo peor son los dos días después, luego la situación mejora”.

A veces, las cosas pueden ponerse más graves; a un boxeador peso pluma se le tuvo que someter a un coma inducido por los médicos en junio de 2017 después de que fuera derribado dos veces en una pelea de ocho rounds.

Sin embargo, eso es bastante raro. En peleas como la de Villa a principios de este mes, el dolor constante mantiene a los peleadores recuperándose en un sillón y tomando las cosas con un poco más de calma que en los meses previos. En este caso, ningún hueso roto ni lesiones graves significan que el tiempo de recuperación es más corto.

Para Villa, quien se ha ganado la reputación de hacer un trabajo dedicado y desgastante antes de la pelea, este descanso es un buen momento para guardar esa forma de pensar durante un corto tiempo. No hay necesidad de vigilar su peso como en los meses anteriores.

“Se siente bien no tener que preocuparme”, comentó. “Y comer más me hace sentir mejor”.

Ayrton Ostly peruses Twitter, fields, courts and tracks throughout Salinas looking for stories from the community. Have a tip? Drop an email to aostly@thecalifornian.com and subscribe for full access to all of The Californian's local news coverage.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.elsoldesalinas.com/story/inicio/2019/05/21/ibuprofen-food-showtime-relax-how-salinas-champion-boxer-recovers-wbo-boxing-ruben-villa-boxing/3706372002/