LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Una etiqueta autoadhesiva en color rojo que dice "RV4", pegada en la esquina inferior derecha de una ventana en el centro de negocios agrícolas, saliendo de Sanborn Road, revela la actividad que ahí se realiza, aislada del continuo estruendo del paso elevado de la cercana Autopista 101.

RV4 es el nombre en el cuadrilátero de Rubén Villa IV, exalumno de Everett Alvarez y campeón juvenil peso pluma de la WBO. Aquí, en la Suite 21 del centro de negocios, está el Team Villa Gym, donde el campeón local entrena para sus próximas peleas.

El gimnasio abrió sus puertas a principios de marzo para algo nuevo: ser un gimnasio abierto donde los niños de la comunidad pueden aprender de este boxeador ganador de títulos y de su equipo.

Fortaleza en la comunidad

El énfasis que pone Villa en la promoción de la comunidad de Salinas se extiende a su presencia en las redes sociales y en el cuadrilátero.

Sus pantaloncillos de boxeador siempre han incluido una referencia a la ciudad, ya sea con el nombre o el escudo de Salinas. Se enorgullece de mantenerlos en su mente antes de una pelea, como en aquella por el título juvenil de peso pluma de la WBO realizada el año pasado en Salinas Storm House.

“Siempre obtuve el apoyo y el crédito que merecía de la gente de Salinas”, dijo. “Y quiero recompensarlos dando un buen espectáculo”.

Eso también se extiende fuera del cuadrilátero. En agosto pasado, entre peleas, Villa llevó a cabo una colecta de alimentos en Chinatown, un vecindario que con frecuencia es sinónimo de pobreza, y trabajó con el supervisor Luis Alejo durante la temporada de fiestas en la promoción de la colecta de ropa para el refugio de indigentes de la ciudad-condado.

“Me gusta estar afuera y ayudar donde pueda”, dijo.

Sin embargo, eso no ha distraído su concentración; Villa sigue invicto (15-0-0, 5 nocauts) casi tres años después de iniciada su carrera profesional.

Entre su última pelea del 15 de enero (una decisión unánime contra el anteriormente invicto Rubén Cervera) y su siguiente pelea (anunciada para el 10 de mayo en Showtime), el trabajo comunitario de Villa se ha centrado en ayudar a abrir Team Villa Gym para los niños locales.

Un lugar para aprender

Entre los muros de Team Villa Gym rebotan los constantes sonidos de la respiración agitada y de los golpes contra los pesados sacos de box de ese espacio de oficinas convertido en gimnasio.

En la esquina más lejana, Villa entrena con un pesado saco de color azul claro con forma de lágrima. Hay otro peleador de menor estatura que está del otro lado del saco, también está haciendo su esfuerzo.

“Vamos, Santana”, dijo Villa. “Sé que puedes golpear más fuerte que eso”.

Otro joven boxeador que entrena con un saco que cuelga a unos cuantos pies de distancia llama la atención del entrenador Max García.

“Levanta las manos cerca de tu cara”, le dio instrucciones con una sonrisa irónica. “Como si llamaras a tu novia por teléfono”.

Esto se ha vuelto algo normal en Team Villa Gym durante las tardes. El horario para entrenamiento de boxeo en la mañana es de 6 a 8 a. m., en la tarde, de 3 a 7 p. m. y en la noche, de 8:30 a 10:30 p. m.

La segunda sesión del día está pensada específicamente para que acudan grupos de niños, porque es lo suficientemente tarde para que puedan asistir después de la escuela.

La docena de niños que acudieron este martes son un indicador del tráfico normal.

“Fácilmente tenemos entre 20 y 25 chicos cada día”, explicó García. “A veces más y llenan el lugar. Los juntamos en grupos y trabajamos en sesiones”.

Aunque es un buen ejercicio de acondicionamiento físico, está muy lejos de ser una típica clase de aerobics.

“Estamos enseñándoles lo fundamental, la técnica”, dijo Sam, hijo de García. “No es como una clase de kickboxing o algo parecido”.

Sam asumió un papel de mayor responsabilidad con los horarios modificados que iniciaron en marzo, cuando se dio prioridad a organizar a los entrenadores y al personal.

“Eso requirió algo de tiempo”, dijo. “Pero ahora tenemos establecido un sistema en el que incluso si estamos fuera de la ciudad por una de las peleas de (Villa), este lugar aún puede seguir funcionando normalmente”.

Eso resultará muy útil el próximo mes. Villa, Sam y varios de los miembros del equipo irán a Riverside durante el último mes de preparación para la siguiente pelea de Villa, el 10 de mayo en Corona.

Villa se siente bien sabiendo que, esté aquí o no, los chicos locales tienen algo positivo que pueden hacer después de la escuela.

“La reacción ha sido grandiosa”, expresó. “Es fabuloso ver a tantos niños que vienen de la comunidad. Incluso si tengo que irme (por alguna pelea), ellos siguen teniendo un lugar donde estar”.

Y él entiende el impacto que tiene su presencia para muchos de los asistentes regulares.

“Quiero que vean que alguien como yo, igual que ellos, puede tener éxito”, dijo. “Ellos solo tienen que dedicarle tiempo y esfuerzo tal y como yo lo hice, además de ser constantes”.

Aquellos interesados en inscribirse a Team Villa Gym pueden ponerse en contacto al teléfono (831) 224-4402 o visitar la página de Facebook de la organización. La inscripción cuesta $75 al mes.

 

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.elsoldesalinas.com/story/inicio/2019/04/16/el-gimnasio-de-villa-boxeador-de-salinas-abre-sus-puertas-los-ninos/3451326002/