CLOSE
LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Ante la temporada de cosecha que se acerca para la industria agrícola, con un valor de $4,400 millones de dólares y en medio de una prolongada escasez de vivienda, el ayuntamiento de la ciudad de Salinas aprobó por unanimidad una ordenanza que constituye una solución de corto plazo para utilizar mejor los hoteles y moteles para albergar a los trabajadores temporales.

La medida se tomó tras el debate, a principios de este mes, sobre la necesidad de alojamiento para los trabajadores agrícolas y los estudios que proponen construir miles de unidades para satisfacer la demanda local. Los residentes locales también han rechazado el uso de las áreas residenciales para albergar a los trabajadores temporales, muchos de los cuales son traídos a los EE. UU. a través de la visa de trabajo H-2A.

Como una enmienda al código de zonificación, el ayuntamiento aprobó la ordenanza para permitir el alojamiento de trabajadores en propiedades desarrolladas como hoteles o moteles con un permiso de uso de suelo temporal. La ocupación puede durar seis meses con una renovación de otros seis, para tener un máximo de un año.

Muchos de estos hoteles y moteles que ya albergan a trabajadores, estarían vacíos si no fuera por los trabajadores temporales existentes, de acuerdo con Megan Hunter, directora de Desarrollo Comunitario de la ciudad. 

“Esta es una forma de que nosotros también sepamos quién está haciendo esto”, comentó.  “Justo ahora, no lo sabemos”. 

La ampliación indicada en la ordenanza supera la restricción de 28 días previamente impuesta a los hoteles y moteles dentro de los límites de la ciudad y busca tener una mayor supervisión de estas unidades de vivienda temporales. La enmienda también incluye un plan de gestión, junto con inspecciones de la ciudad, estándares de desempeño y estacionamiento para las compañías agrícolas que usen estas unidades.

No obstante, como lo apuntó el informe del ayuntamiento, la enmienda “facilitaría la urgente necesidad de vivienda a corto plazo, mientras la ciudad trabaja con las principales partes interesadas para desarrollar una solución de largo plazo”.

“A menos que dejemos la actividad agrícola, esta es la situación en la que nos encontramos ante esta falta de vivienda”, dijo el concejal Tony Villegas. “Necesitamos construir más y buscar alternativas viables para que podamos proporcionar a la gente una vivienda segura, sostenible y asequible”.

Los funcionarios de la ciudad señalaron un informe de la Red Nacional de Recursos sobre las finanzas de la ciudad y la crisis de vivienda, donde se incluye una recomendación para adaptar moteles y hoteles para los trabajadores agrícolas temporales.

Hubo aproximadamente 91,433 trabajadores agrícolas en los valles de Salinas y Pajaro en 2017, de acuerdo con un estudio y plan de acción publicado el año pasado. Alrededor del 5 por ciento son trabajadores H-2A, aunque esa cantidad se ha incrementado exponencialmente en años recientes.

Además de vivienda de menor calidad, el estudio reveló que “se necesitan 45,560 unidades de vivienda adicionales para los trabajadores agrícolas a fin de remediar el grave hacinamiento”. También se necesitan más de 5,300 unidades de vivienda permanente y asequible para trabajadores agrícolas a fin de mantener el acceso a una vivienda subsidiada.

Las compañías que contratan a los trabajadores H-2A están obligas, por ley, a proporcionar vivienda y transporte de ida y vuelta al trabajo. Pero, una relajada supervisión ha conducido, en parte, a un grave hacinamiento, según determinó una mesa de acción del ayuntamiento en noviembre, que buscaba mejorar las condiciones de estos trabajadores.

Algunos agricultores locales, entre ellos Tanimura & Antle y  Nunes Company (propietaria de Foxy), han construido viviendas en el área para los trabajadores.

“Se trata de tus empleados y de cómo los tratas, y punto”, dijo el concejal Scott Davis, aplaudiendo los esfuerzos de Tanimura & Antle y Nunes. “Y, sin embargo, tenemos a personas en la ciudad de Salinas que quieren seguir llenándose los bolsillos explotando a los dedicados trabajadores agrícolas que impulsan esta economía, y eso no es correcto”.

Y el año pasado, se abrieron incentivos federales con la finalidad de incrementar las oportunidades de vivienda para los trabajadores agrícolas, aunque en su mayoría fueron concentradas para aquellos con visas H-2A, que provienen de México, principalmente. La administración Trump ha expresado su apoyo para que aumente la cantidad de trabajadores H-2A frente a los trabajadores ilegales.

No obstante, que el ayuntamiento acordara utilizar estos moteles y hoteles como vivienda temporal es un paso en la dirección correcta, aunque sea de corto plazo.

El concejal Steve McShane dijo que todavía debe hacerse más para mejorar la vivienda de los trabajadores agrícolas.

 “Hasta cierto punto, estamos evitando lidiar con el problema”, comentó. “Seguimos enfrentando un gran desafío por la escasez de vivienda y seguirá habiendo personas que no les interesa. Siempre es así”.

Junto con esta ordenanza, la ciudad planea atender, posteriormente en el año, soluciones de largo plazo para la vivienda, dijo Hunter.

En un esquema cronológico del departamento de Recursos Agrícolas y Naturales de la Universidad de California se muestra que la mayoría de los cultivos sembrados en el condado de Monterey tendrán que cosecharse dentro de unas cuantas semanas.

Contacte al reportero Eduardo Cuevas en ecuevas@thecalifornian.com o al teléfono 831 269-9363. Para apoyar este tipo de trabajo inscríbase aquí.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.elsoldesalinas.com/story/inicio/2019/03/26/el-ayuntamiento-de-la-ciudad-de-salinas-aprueba-ordenanza-de-vivienda-para-trabajadores-temporales/3238086002/