LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

"¿Así que usted vive sola?" Cheryl Camany le preguntó a la madre de una niña de kínder de transición en el pasillo de la Escuela Primaria Kammann en North Salinas.

Camany, funcionaria de enlace con las personas sin hogar para el Distrito de Educación Primaria de la Ciudad de Salinas (Salinas City Elementary School District o SCESD), estuvo en la escuela para la inauguración de un segundo centro de recursos familiares a principios de este mes.

Ya había visto a la mujer, cuando ella y su hija vivían en una tienda de campaña en el Chinatown de Salinas, un vecindario que con frecuencia asociamos con las personas sin hogar.

La mujer respondió que ahora ya tenía un departamento con su hija y con el padre de su hija.

"Ya no hay nadie más compartiendo una habitación, ¿verdad?" prosiguió, a lo que la mujer respondió que no.

Camany hace estas preguntas para determinar si la familia de la mujer reúne las características de una persona sin hogar según lo define la Ley McKinney-Vento de Asistencia para Personas sin Hogar; una definición federal del desamparo. Resultó que la mujer ya no reunía las características.

Una cuarta parte de los estudiantes se identifican como personas sin hogar

De acuerdo con la ley McKinney-Vento, el desamparo podría significar que los niños carecen de una residencia fija, regular y adecuada durante la noche. Esto puede incluir vivir en moteles, hoteles, campamentos de casas remolque y refugios, así como viviendas de calidad inferior al estándar o familias de migrantes.

estándar o familias de migrantes.

Los estudiantes calificados reúnen los requisitos para recibir recursos para participar en la escuela, recibir servicios como un almuerzo gratuito, materiales para las clases y hasta transporte.

Al ser un distrito donde mucho más de un tercio de las familias se identifican como desamparadas, Camany y su equipo de cuatro personas ayudan a estudiantes de todo el distrito con recursos básicos, servicios y programas. También ayudan a los jóvenes bajo cuidado tutelar y a las familias.

Una cuarta parte de los estudiantes se identifica como personas sin hogar en Kammann. El centro de recursos familiares, una habitación llena de suministros como mochilas, uniformes, mantas y juguetes, pero también con muros y mostradores llenos de folletos, abrirá una vez a la semana con citas programadas según la necesidad.

"Queremos ofrecer a los padres las mejores bases que podamos para ayudarles a tener éxito en los sistemas escolares para que, como consecuencia, sus hijos sean, durante su vida, ciudadanos productivos y ordenados de nuestra comunidad", dijo Camany.

El centro de recursos familiares original de la Escuela Primaria Sherwood, en la zona este de la ciudad, obtuvo el reconocimiento Golden Bell Award de parte de la Asociación de Consejos Escolares de California en 2016.

Pero la nueva ubicación está centrada geográficamente para cubrir las necesidades de las familias de todo North Salinas y está cerca de la Autopista 101.

"Si usted es un padre o madre en dificultades, ya sea por falta de una vivienda o porque está enfrentando dificultades para navegar por el sistema educativo, puede acudir al centro de recursos y de inmediato obtener los recursos que necesita", dijo Deneen Guss, superintendente de escuelas del condado de Monterey.

Ahí, los padres "también desarrollan una relación con alguien con quien realmente se sienten en confianza", agregó.

El propio condado, de acuerdo con un estudio reciente, ha detectado que, en promedio, por cada 10 estudiantes hay uno sin hogar, y los funcionarios de educación del condado creen que esa cifra es más baja que la real.

"Es un signo de los tiempos"

El financiamiento del nuevo centro en Kammann fue posible a través de fondos categóricos delineados por el Plan Local de Control y Responsabilidad, una herramienta de planificación que se utiliza cada año para ayudar a que el presupuesto se asigne a donde están las necesidades locales.

No obstante, comentó Martha Martínez, superintendente de Educación Primaria de la ciudad de Salinas, los donativos también son elementales para obtener los suministros que ocupan el nuevo centro de recursos familiares.

"Solo queremos asegurarnos de poder brindar a las familias necesitadas una oportunidad para que puedan tener acceso a los recursos", comentó. "Tiene sentido que justo ahora tengamos una población grande".

La cantidad de estudiantes que están en situación de indigencia también ha crecido con el tiempo, de acuerdo con Leticia García, la directora de la escuela, en parte debido al alto costo de la vida en Salinas.

Datos de los Centros de Recursos Familiares del SCESD muestran que la cantidad de estudiantes identificados era de más de 3,300 el año pasado, cantidad impresionantemente alta comparada con 261 en 2007-8.

"Creo que es un signo de los tiempos", comentó.

Para obtener más información sobre el Centro de Recursos Familiares, póngase en contacto con Cheryl Camany al 831 809-3636 o en ccamany@salinascity.k12.ca.us 

Contacte al reportero Eduardo Cuevas en ecuevas@thecalifornian.com o al teléfono 831 269-9363. Para apoyar este tipo de trabajo inscríbase aquí.

 

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.elsoldesalinas.com/story/inicio/2019/03/20/salinas-family-resource-center-homeless-students/3132336002/