SUBSCRIBE NOW
to get home delivery

Disminuyen homicidios y balaceras en Salinas durante operativo especial

Joe Szydlowski
The Californian

Una campaña de las agencias del orden en Salinas que duró cuatro meses culminó con 197 arrestos y 28 armas de fuego decomisadas, informaron las autoridades el 21 de febrero. 

“El operativo denominado Operation Triple Beam es un esfuerzo coordinado contra los pandilleros más violentos”, dijo Adele Fresé, jefa del Departamento de Policía de Salinas, al anunciar los resultados durante una conferencia de prensa en el ayuntamiento. “Tuvimos una disminución en homicidios, balaceras, tiroteos a bordo de vehículos y robos”. 

En colaboración con otras agencias del orden locales, estatales y nacionales, la recién rebautizada Fuerza de Tarea de Supresión de la Violencia de la Policía de Salinas se enfocó en el operativo contra armas y pandillas entre el 15 de octubre y el 15 de febrero.

Durante este periodo, las balaceras disminuyeron 31 por ciento y los homicidios se redujeron 87.5 por ciento, en comparación con 2017, comentó Fresé. Los robos con armas se redujeron en 66 por ciento y los tiroteos a bordo de vehículos bajaron 46.6 por ciento.

Un operativo de gran escala de las agencias del orden contra las pandillas llamado “Operation Triple Beam” de cuatro meses de duración concluyó el 15 de febrero con el arresto de 197 fugitivos, 94 de los cuales eran pandilleros o asociados a bandas.

“Las pandillas pueden afectar la vida cotidiana”

El operativo Operation Triple Beam forma parte de un esfuerzo nacional enfocado en comunidades con problemas de pandillas, su nombre hace referencia a operaciones de tráfico de drogas, explicó Donald O'Keefe, U.S. Marshal para el Distrito Norte de California. 
“Las pandillas pueden afectar la vida cotidiana”, comentó.  

La policía de Salinas se asoció con el U.S. Marshal Service, la agencia encargada de llevar a cabo el operativo a nivel nacional. La policía de Salinas también trabajó con la Oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional, la Oficina Federal de Investigación, el Departamento de Correccionales y Rehabilitación de California, el Departamento de Libertad Condicional del Condado de Monterey, la Patrulla de Carreteras de California y la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos.

Oficiales de policía de Salinas escuchan mientras el U.S. Marshal Donald O'Keefe habla durante la conferencia de prensa sobre el operativo Operation Triple Beam del Departamento de Policía de Salinas, una iniciativa de colaboración contra pandillas en asociación con las agencias del orden locales, estatales y federales.

“Todos trabajando juntos para alcanzar una meta en común: Hacer de Salinas y del condado de Monterey un lugar más seguro para todos”, expresó O'Keefe.

La Oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI en inglés) forma parte del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, en inglés), pero "no participa en investigaciones como esta para enfocarse en la situación migratoria de las personas", dijo Ryan Spradlin, agente especial a cargo de la Oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional. 

“La HSI es el componente encargado de investigación del ICE. Otro componente es el que atiende asuntos migratorios”, comentó. 

Fresé alabó la cooperación.

Drogas y armas decomisadas durante el operativo Operation Triple Beam del Departamento de Policía de Salinas, iniciativa de colaboración contra pandillas que se realiza en asociación con las agencias del orden locales, estatales y federales.

“Aprovechamos la oportunidad de asociarnos con la Oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional porque, francamente, no vi que otras comunidades la aprovecharan (sus recursos)”, dijo Fresé. “Nos han ofrecido un apoyo constante con un entendimiento claro de que no tenemos nada que ver con el estatus migratorio, y ellos tampoco. A sus investigadores no les interesa el estatus (legal de las personas)”. 

La colaboración tampoco se topó con ningún problema debido al estatus de California como estado santuario, comentó. 

La ley impone límites estrictos sobre la forma en que las autoridades locales pueden colaborar con los esfuerzos del ICE para arrestar a inmigrantes indocumentados, y los críticos han externado que esto perjudicaría la cooperación entre las agencias del orden federales y las de California.

“De ningún modo nos hemos encontrado con problema alguno”, dijo Fresé. 

Los funcionarios federales también hablaron sobre otras colaboraciones que han culminado en el arresto de pandilleros. 

“La violencia de las pandillas está a la baja, pero sabemos que el trabajo no ha terminado”, expresó durante la conferencia de prensa Daniel Kaleba, jefe adjunto de delitos de la Fiscalía de los EE. UU. en el Distrito Norte de California. “En nombre de la Fiscalía de los EE. UU., estamos a disposición”.

En un caso notorio, el FBI y la policía de Salinas arrestaron en diciembre a dos hombres que supuestamente formaban un "escuadrón de la muerte" dedicado a cazar pandilleros rivales y que asesinó a por lo menos dos personas, una de ellas, la víctima de homicidio más reciente en Salinas, dijo la fiscalía. 

A Anthony Valdez, de 21 años, también conocido como "Hitter" y "Tony Boronda," se le acusa por el homicidio de Félix Alonso Francisco, trabajador agrícola migrante de 43 años, quien fue encontrado muerto en un pórtico de entrada en North Hebbron Avenue cerca de East Market Street el 3 de noviembre.

Valdez y Kristopher Purcell, de 20 años, supuestamente formaron el escuadrón de la muerte acusado de matar a balazos a un hombre el 11 de febrero de 2017, cerca de la intersección de Fremont Street y North Hebbron Avenue. 

Los residentes de Salinas y los esfuerzos policiales comunitarios de Fresé (a través de los cuales se estableció un lazo de confianza con los residentes) también tuvieron un papel importante, dijo Roberto Filice, jefe adjunto de la policía de Salinas. 

“Ellos son quienes nos llaman y nos ayudan con los casos”, dijo Filice. 

Como resultado del operativo, el Departamento de Policía de Salinas también cambió el nombre de su Unidad de Supresión de la Violencia por el de Fuerza de Tarea de Supresión de la Violencia, con el fin de reflejar esta colaboración con otras agencias.

Salinas también solicitó que el área fuera formalmente designada como Área de tráfico de drogas de alta intensidad, lo cual libera recursos adicionales para enfocarse en los narcotraficantes y distribuidores en el área, comentó Filice. 

“Sabemos que las pandillas y el tráfico de drogas van de la mano”, expresó. 

Drogas y armas decomisadas durante el operativo Operation Triple Beam del Departamento de Policía de Salinas, iniciativa de colaboración contra pandillas que se realiza en asociación con las agencias del orden locales, estatales y federales.