LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

A principios de este mes, los reguladores de California recomendaron nuevas restricciones para un pesticida que se utiliza con mucha frecuencia y al que se culpa de causar daño cerebral en los bebés.

El Departamento para la Regulación de Pesticidas publicó directrices temporales para el clorpirifos, que incluyen la prohibición de su uso en la fumigación de cultivos, la suspensión de su uso en la mayoría de las cosechas y el aumento de los perímetros alrededor de los lugares donde se aplica.

El pesticida de Dow Chemical Co. se utiliza actualmente en aproximadamente 60 cultivos diferentes que incluyen uvas, almendras y naranjas; los reguladores, los legisladores y los tribunales lo han estado atacando cada vez más.

A nivel estatal, su uso ha disminuido en aproximadamente un 50 por ciento desde 2005, año en que se usaron más de 2 millones de libras. 

En el condado de Monterey, el pesticida se utilizó principalmente en uvas para vino del Valle de Salinas en 2016, el año más reciente de datos disponibles del Departamento para la Regulación de Pesticidas de California. 

Los agricultores del condado de Monterey también han reducido en gran medida el uso del clorpirifos; en lo que va del año, solo se han utilizado 1,100 libras, informó Bob

Roach, asistente de agricultura del condado.

“Tiene los días contados”, agregó. 

Hubo 25 aplicaciones de ese producto en un viñedo local, dos aplicaciones en el suelo de campos de cebolla y 10 dentro de viveros, informó. 

Ninguna de ellas fue aplicación aérea, dijo. El viñedo utilizó un rociador apoyado sobre el suelo y jalado por un tractor, agregó. 

En agosto, un tribunal federal de apelaciones ordenó que la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de EE. UU. prohibiera la venta del pesticida en el país, después de que dictaminó que la administración de Trump puso en riesgo la salud del público al revertir un esfuerzo de la era de Obama por prohibir ese químico. La EPA está apelando el dictamen 2-1 ante un panel completo del 9° tribunal de circuito de apelaciones de EE. UU.

En junio, Hawaii aprobó leyes que prohibirán el uso de ese pesticida en enero. 
Un grupo ambiental criticó las nuevas recomendaciones por no tener fuerza, y dijo que California debería sacar el pesticida del mercado, ya que los científicos de tres dependencias estatales descubrieron que es tóxico y no se puede usar de manera segura en ningún nivel.

“Por desgracia, estas son recomendaciones voluntarias para los funcionarios locales, que no tienen el peso de una ley que las respalde”, dijo Paul Torres, de la Pesticide Action Network. “En lugar de sacar del mercado este pesticida que causa daño cerebral, los funcionarios de California están de nuevo evadiendo su responsabilidad”.

No es probable que ningún comisionado agrícola ignore las restricciones, lo cual las convierte “de hecho en restricciones obligatorias”, dijo Roach, de la Oficina del Comisionado Agrícola del Condado de Monterey. 

El condado se está comunicando con los 19 productores que cuentan con permiso para utilizar clorpirifos, para notificarles acerca de las nuevas reglas, agregó. Esto también les exigirá que soliciten de nuevo un permiso para utilizar el químico el próximo año, aunque solo cuatro operaciones agrícolas que cuentan con esos permisos de hecho utilizaron el pesticida en 2018, informó. 

La acción de California se llevó a cabo mientras el estado considera reglamentos a largo plazo para restringir el uso de clorpirifos y designarlo como un “contaminante tóxico del aire”, que presenta un riesgo de enfermedades graves o muerte.

Los trabajadores del campo del principal estado agrícola del país se han enfermado en varias ocasiones en años recientes cuando el pesticida se desplazó por el aire.

El año pasado, más de tres docenas de trabajadores que estaban cosechando repollo en el condado de Kern resultaron afectados cuando el pesticida se desplazó desde las granjas vecinas, provocando náuseas y vómitos, y haciendo que algunos requirieran tratamiento médico, informó el departamento.

Por lo menos 13 personas resultaron afectadas en cuatro incidentes este año, incluidos 10 trabajadores del condado de Solano donde el pesticida se aplicó en una huerta de almendras en julio.

El pesticida forma parte de una clase de organofosfatos que es químicamente similar a la de un gas nervioso desarrollado por la Alemania nazi antes de la Segunda Guerra Mundial. Su uso concentrado con frecuencia ha dejado rastros en las fuentes de agua potable. En un estudio de la Universidad de California en Berkeley que se llevó a cabo en 2012 se descubrió que el 87 por ciento de las muestras de sangre de cordones umbilicales de bebés recién nacidos que se analizaron contenían niveles detectables del pesticida.

Debido a la presión de los reguladores federales, Dow retiró voluntariamente el clorpirifos de su uso como insecticida residencial en el año 2000. En 2012, la EPA también estableció zonas amortiguadoras en las que se prohíbe rociar alrededor de lugares sensibles, como las escuelas.

Dow no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios.

En años recientes, el condado de Monterey y los residentes de Salinas también han presionado a los gobiernos locales y estatales para que prohíban el uso del pesticida. 

En 2017, más de dos docenas de personas hicieron una manifestación en Salinas, durante la que pidieron una prohibición del clorpirifos, en la conmemoración del día de César Chávez. 

Posteriormente ese año, los habitantes locales también fueron a Sacramento para exigir que el estado pusiera fin al uso de ese químico. 

La acción del Departamento para la Regulación de Pesticidas surgió al mismo tiempo que el estado propuso designar el clorpirifos como un “contaminante tóxico del aire”, que representa un riesgo de enfermedades graves o muerte.

Mientras tanto, el departamento está recomendando que los comisionados agrícolas del condado, que son quienes expiden los permisos por las solicitudes de pesticidas, adopten las restricciones en enero para que puedan proteger la salud.

“Esta es como nuestra solución a corto plazo”, dijo la vocera del departamento Charlotte Fadipe. “Ya comenzamos por un largo camino hacia una solución permanente”.

Otras recomendaciones incluyen crear zonas de 150 pies de distancia alrededor de las zonas residenciales, comerciales y escuelas donde se aplique el pesticida. Durante las aplicaciones, tendría que haber una zona de amortiguación de un cuarto de milla durante 24 horas alrededor de cualquier campo donde se aplique el pesticida, y las únicas personas a las que se les permitiría el acceso a esa zona serían los aplicadores autorizados.

El departamento también recomendó limitar el uso del clorpirifos a ciertas cosechas para combatir plagas específicas, como los gorgojos y ciertos tipos de pulgones de alfalfa, chinches de almendras y gusanos de verduras de hojas y cebollas.

The Salinas Californian contribuyó a este reportaje.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.elsoldesalinas.com/story/inicio/2018/11/21/recomiendan-reguladores-nuevas-restricciones-para-pesticidas/2032385002/