LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Mientras el asistente del jefe de la policía de Salinas Manuel Martínez y la concejal Gloria de la Rosa servían hot dogs y entregaban bolsas de Flamin' Hot Cheetos y otras frituras, Ángel Mendoza les informó acerca de los problemas de seguridad en la zona que rodea al parque Soberanes, donde los líderes religiosos y de la ciudad organizaron una fiesta de vecindario a principios de este mes.

Ángel Mendoza, de 64 años, habló con los funcionarios acerca de los robos en automóviles que ha habido recientemente en su vecindario, y sobre un grupo de jóvenes que no son de la zona y que han andado por el parque a altas horas de la noche. 

El mes pasado también se robaron uno de los autos de Mendoza,
quien le explicó al asistente del jefe que había llamado a la policía acerca de estos incidentes, pero que los tiempos de respuesta de los oficiales habían sido demasiado prolongados.

Sin embargo, la criminalidad no siempre ha afectado a esta zona, dijo después Mendoza. 

“En este momento, la ciudad se está deteriorando”, agregó. “Sin embargo, esperamos que con este programa para el vecindario, las cosas mejoren”. 

Después de su conversación, Martínez le dio a Mendoza su tarjeta de presentación y le pidió que llamara a su celular si tenía algún otro problema.

Como parte del programa de servicios a los vecindarios, la ciudad ha estado organizando fiestas en las calles en compañía de líderes religiosos, en zonas identificadas como problemáticas y con mayores niveles de violencia por los miembros de la comunidad y por la policía. 

Las iglesias locales, la policía, los bomberos y otros departamentos de servicios de la ciudad se reunieron con las personas que viven en los alrededores del parque Soberanes.

“Realmente necesitamos trabajar juntos para asegurarnos de que nuestros vecindarios estén seguros y unidos”, dijo Ana Ambriz, coordinadora de servicios a vecindarios. “En realidad, la meta de la fiesta del vecindario es poner en contacto a las personas con los recursos de la ciudad”.

En el parque había mesas con información de los programas de vigilancia de los vecindarios y las subvenciones para el embellecimiento de la comunidad, así como del departamento de recreación de la ciudad. La Biblioteca Pública de Salinas presentó libros acerca de las familias LGBT, ya que el Valle de Salinas está celebrando la semana del orgullo gay.

Los grupos religiosos han participado en las fiestas de los vecindarios desde que la ciudad comenzó a organizarlas en abril; la primera de ellas fue en el vecindario de Santa Rita.

“¿Quién podría trabajar mejor con nosotros que nuestra comunidad religiosa?” preguntó Ambriz, y agregó que las raíces de las iglesias en la comunidad han ayudado con los esfuerzos de acercamiento.

Samuel Salas, un pastor de la Iglesia Encounter en la comunidad de Santa Rita, dijo que las fiestas de los vecindarios no son para hacer que la gente asista a la iglesia, sino para apoyar a los residentes. Encounter ha participado en las últimas cuatro fiestas de vecindarios por toda la ciudad, agregó.

“Pienso que esto permite que las personas vean que hay otros que desean hacer el bien y ayudar a la comunidad”, informó. “Estaremos aquí mientras sigan buscándonos”.

El evento del sábado en el parque Soberanes se llevó a cabo a tan solo una cuadra de distancia de la casa del pastor Tim King, quien en junio organizó una fiesta de vecindario en su iglesia New Life Church of the Nazarene, en el norte de Salinas, aunque esto no estuvo relacionado con el programa de la ciudad.

Sin embargo, el sargento Kendall Gray lo puso rápidamente en contacto con otros grupos religiosos que ayudaron a organizar las fiestas en los vecindarios patrocinadas por Salinas.

Los grupos religiosos, dijo King, están particularmente bien colocados para ayudar a reducir la violencia en Salinas.

“Creo que esto comienza en el corazón de la gente, y nuestra intención es ayudar a que sus corazones cambien con la ayuda de Dios”, agregó, “así que al trabajar con otras iglesias podemos fortalecernos mutuamente”.

En la comunidad del este de Salinas donde regularmente patrulla, el oficial Gabriel Carvey llevó a Buddy, su famoso perrito de la unidad K-9, a la fiesta del vecindario. Informó que antes de regresar a su vigilancia se detuvieron para hablar con los residentes.

Carvey dijo que el evento ayuda con el enfoque principal del departamento de policía respecto al mantenimiento del orden orientado a la comunidad para mejorar la seguridad en Salinas.

Repetición automática
Mostrar Miniaturas
Mostrar Subtítulos

“Somos igual que todos los demás”, dijo. “Se trata de ser parte de nuestra comunidad, no solo de entregar una calcomanía o regalar un osito de peluche”.
Sentada en medio del parque se encontraba Lorena Mendoza, quien no está emparentada con Ángel Mendoza, acompañada de sus hijos Alexander de 7 años y Mateo de 9 meses. Acababa de recoger a su hijo mayor de una clase del programa de la NASA en la escuela primaria Frank Paul, donde le enseñan a codificar y acababa de aprender acerca de los meteoros y los asteroides.

Lorena Mendoza dijo que su comunidad ha estado tensa en años anteriores, pero que cree que las relaciones entre el vecindario y la policía están cambiando.

“Al hacer este tipo de eventos, podemos conocernos mutuamente y aumentar la confianza en la comunidad”, informó.

Agregó que, aunque ha vivido en Salinas durante aproximadamente 18 años, en alguna ocasión quiso irse del lugar. Sin embargo, ahora planea permanecer en la ciudad. 

“Hay esperanzas”, dijo Mendoza. “Nuestros hijos tienen un futuro aquí”.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.elsoldesalinas.com/story/inicio/2018/10/17/organizan-lideres-religiosos-y-ciudad-fiesta-de-vecindario/1579233002/