LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

La gente está tomando el autobús más seguido en el condado de Monterey, debido en parte al aumento en los incentivos para las poblaciones de bajos ingresos y otros grupos marginados.

Sin embargo, a los funcionarios les preocupa que se reviertan los avances logrados en el aumento de usuarios, debido al rechazo al controversial impuesto al combustible de California, que genera millones de dólares a nivel local para reparar calles y para el transporte público. 

Durante el año pasado, el sistema de transporte público Monterey-Salinas (MST), el distrito local de transporte público que cubre aproximadamente 280 millas cuadradas con 55 rutas, registró la cantidad más alta de pasajeros desde 2008, ya que tuvo 4.5 millones de viajes de usuarios. 

En un comunicado de prensa, Carl Sedoryk, gerente general y director ejecutivo de MST, informó que el aumento en la cantidad de pasajeros es “resultado directo de la disminución en las tarifas para veteranos, adultos mayores y personas con discapacidades”, junto con las promociones de fines de semana gratis se apoyan con el financiamiento de las subvenciones estatales y las sociedades con las bases militares. 

Esta tendencia va en contra de la reducción nacional en el uso de autobuses, se informó en el comunicado de MST, haciendo referencia a información obtenida de la Asociación Americana de Transporte Público.

La mayor cantidad de los pasajeros se encuentra normalmente en la Península de Monterrey, pero Sedoryk dijo que las cosas no siempre han sido así.  

Las cosas cambiaron durante la recesión de 2008, ya que anteriormente los usuarios de Salinas habían sido la mayoría. 

Al mismo tiempo se desarrollaron sociedades, ya que MST se coordinó con la Universidad Estatal de California en la Bahía de Monterey (CSUMB), el Instituto para la Defensa de los Idiomas y la Escuela Naval de Posgrado, y esto ayudó a mantener la cantidad de pasajeros.  

Los estudiantes, el personal y el profesorado de CSUMB, por ejemplo, pueden viajar gratis en MST. 

“Comenzaron a generar muchos viajes a esos lugares y reemplazaron a muchos de los pasajeros que perdimos en la ciudad de Salinas”, dijo Sedoryk. 

Sin embargo, recientemente la cantidad de pasajeros de Salinas ha aumentado debido a las promociones de viajes gratis en autobús dentro de la ciudad durante los fines de semana. MST registró un aumento del 30 al 40 por ciento en la cantidad de pasajeros de Salinas. 

El programa ha resultado tan popular, agregó Sedoryk, que continuará durante otro año. Además, se ha traducido en un aumento general del 12 por ciento en la cantidad de viajes de pasajeros, lo cual significa que los pasajeros regulares también aumentaron, además de los de los fines de semana. 

El sistema de transporte público también está registrando aumentos de pasaje en el sur del condado de Monterey, tanto dentro de la región del sur como en los viajes a Salinas y a la Península de Monterey, e incluso hasta el condado de San Luis Obispo.

Lo más importante de todo es que MST, al igual que la mayoría de los sistemas de transporte público, depende de los usuarios de bajos ingresos. 

También ha habido aumentos en la cantidad de pasajeros con discapacidades graves, debido al programa RIDES que está financiado por la Medida Q, así como al programa de cupones para taxis que permite ofrecer viajes gratis dentro del rango de $17 dólares a las personas que no pueden tomar el autobús. 

Sin embargo, muchas de estas ganancias se podrían perder con el rechazo del financiamiento que se obtendría con el controversial proyecto de ley 1 (SB1) del Senado, que proporcionaría $54 mil millones de dólares durante la próxima década; la mayor parte de esos fondos se usaría para reparar calles, caminos y otra infraestructura, pero también para los proyectos de transporte público, bicicletas y peatones. 

Ese dinero se divide entre las jurisdicciones estatales y locales. 

Se recauda de los impuestos que se obtienen por las ventas de combustible, que equivalen aproximadamente a 12 centavos por galón de gasolina y 20 centavos por galón de diesel, así como por cuotas recaudadas por el registro de los vehículos y por un aumento en el impuesto a las ventas de diesel. 

De acuerdo con la Dependencia de Transporte del Condado de Monterrey, el condado y las ciudades recibirán más de $30 millones de dólares anuales, incluidos $6.47 millones tan solo en Salinas. 

La Propuesta 6, sin embargo, busca rechazar el impuesto al combustible en las elecciones de noviembre, ya que pide una enmienda constitucional a nivel estatal para impedir que la legislatura agregue impuestos a la gasolina o al diesel sin llevar el asunto a votación. 

Las encuestas que USC Dornsife y Los Angeles Times llevaron a cabo en mayo revelaron que casi la mitad de los residentes está en favor de rechazar el impuesto al combustible. 

MST recibe $2.5 millones de dólares anuales a través de la fórmula de financiamiento, pero Sedoryk dijo que saben que las cifras son más altas. 
Durante el último año fiscal, MST disfrutó de un presupuesto de poco menos de $50 millones de dólares.

La pérdida de financiamiento del SB1 también debilitaría la capacidad de MST para aprovechar otras oportunidades de subvención, dijo Mike Butler, gerente de comercialización y servicios a los usuarios del distrito de transporte público. 

“Es irónico que, aunque la demanda de nuestros servicios se encuentra en su punto más alto en los últimos 10 años, MST debe planear una reducción en la cantidad de servicios que ofrece actualmente, debido a la posible pérdida del financiamiento para el transporte que representan los esfuerzos actuales por eliminar el financiamiento estatal para construir puentes, caminos y transporte público en todo California”, escribió Sedoryk en un comunicado preparado.

En preparación para el posible rechazo, MST ya está tomando medidas para organizar talleres de información al público, con el fin de tratar de determinar cómo implementar recortes si el rechazo se aprueba. 

De ser así, dijo Sedoryk, “tendríamos que comenzar a actuar rápidamente para reducir los niveles de servicio, de forma que se adapten a la disminución en el nivel de ingresos”. 

Esto produciría un servicio menos frecuente, cambios en el horario en que las rutas comienzan o terminan o, en el peor de los casos, eliminación de líneas completas; sin embargo, eso sería difícil al considerar lo alejadas que están unas comunidades de otras, informó el director ejecutivo. 

Del 65 al 70 por ciento de los pasajeros de MST no cuenta con licencia de conducir.  
“No es divertido cuando existe una amenaza de perder financiamiento como esta”, dijo Sedoryk. “Hay personas cuyos empleos dependen del transporte público”. 

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.elsoldesalinas.com/story/inicio/2018/08/22/aumentan-usuarios-de-mst-pesar-de-posible-rechazo-impuesto-de-combustible/1025801002/