LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

La Copa Mundial 2018 ha estado emocionante, y los habitantes de Salinas no se han perdido de la acción de las últimas semanas. 

Entre el ascenso y la caída de México, la eliminación inesperada de Alemania y el hecho de que dos de los mejores jugadores del mundo, Lionel Messi y Christiano Ronaldo, no hayan llegado a los octavos de final, los aficionados han tenido bastante que ver y comentar.

Sin embargo, a Yafra González y a su hijo, originarios de Salinas y aficionados al fútbol, la Copa Mundial les dio la oportunidad de ver el gran torneo de su deporte favorito,
misma que no desperdiciaron, ya que pasaron 10 días en el país anfitrión disfrutando del espectáculo en carne propia. 

Un plan a largo plazo

Para González, el fútbol es algo que ha formado parte de su vida durante años. Ella practicó ese “hermoso deporte” en sus días de preparatoria, y desde entonces ha sido una leal aficionada.

“Durante los últimos ocho años he estado jugando con un equipo femenil de primera división del condado de Monterey”, informó.

Ese amor por el juego la llevó a tener una idea: ¿por qué no ir a ver a los mejores del mundo?

Para finales de noviembre, el plan ya casi era una realidad. El viaje de 10 días incluiría un par de juegos de eliminatoria a los que asistirían González y su hijo. 

Primera parada: Volgogrado.

Los partidos

La primera parada del viaje fue en Volgogrado, sede del estadio que lleva ese mismo nombre y cuenta con 43,713 asientos, para ver a dos equipos del grupo D:
Nigeria, uno de los equipos sorpresa que llegó a la etapa de eliminatorias, e Islandia, favorito del fútbol después de vencer inesperadamente a Inglaterra hace dos años en el campeonato europeo de la UEFA.

Un juego muy activo durante la primera mitad dio lugar a un par de goles de Nigeria, que les permitió una victoria de 2-0 sobre los debutantes de la Copa Mundial.

El siguiente juego de González también fue para ver a Nigeria. Ella y su hijo viajaron 1,000 millas al noroeste para llegar a San Petersburgo a disfrutar del encuentro contra Argentina.

Este fue el juego en el que Messi anotó su primer gol de la Copa Mundial, después de acorralar el balón para dispararlo por el lado derecho de la portería.

Nigeria empató el juego en el minuto 51, antes de que Marcos Rojo anotara en el minuto 86 y le diera el triunfo 2-1 a Argentina. Los aficionados de ambos bandos se mostraron felices antes y durante el partido.

“Mi hijo y yo nos tomamos una foto con los aficionados de Nigeria y de Argentina”, dijo González. “Todo era acerca del amor que tenemos todos por el juego”.

Más allá de la cancha

Además de lo divertido que fue ver los juegos, González y su hijo disfrutaron al visitar un nuevo país como americanos.

“Saboreamos una nueva cultura y exploramos un tipo diferente de libertad, respetando las tradiciones y aceptando el idioma nacional”, dijo. “Cada ciudad a la que viajamos tenía sus propios hábitos y costumbres”.

En Volgogrado tuvieron algunos problemas por el idioma, ya que “en las ciudades pequeñas como esa no hablan mucho inglés”, pero las cosas fueron más fáciles en San Petersburgo, que es más grande.

Lo que perdurará más para ellos fue pasar tiempo con otros aficionados que estuvieron ahí para disfrutar del mejor fútbol que el mundo puede ofrecer cada cuatro años. 

“Los aficionados de diferentes países y equipos se reunían y tomaban fotos juntos”, informó. “Todos los aficionados estuvieron unidos”.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.elsoldesalinas.com/story/inicio/2018/07/12/la-experiencia-de-una-aficionado-local-en-la-copa-mundial-2018/780942002/