LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Los problemas de escasez de vivienda costeable en Salinas están afectando también a la violencia, informaron los funcionarios de vivienda durante una presentación contra la violencia que se llevó a cabo el 20 de junio.

“Simplemente pensemos en el estrés y el desplazamiento al que se ven expuestas las personas”, dijo Megan Hunter, del Departamento de Desarrollo Comunitario de Salinas, quien participó con otras cuatro personas durante la reunión de la Alianza Comunitaria para la Seguridad y la Paz de Salinas, que se llevó a cabo el 20 de junio para analizar la forma en que la escasez de vivienda costeable puede provocar un aumento en los delitos violentos. 

En muchos casos, dos o más familias ocupan una sola vivienda, dijo Paul Tran, gerente de proyectos de la Asociación de Planeación y Sistemas para la Mejora de las Viviendas de la Comunidad, Inc. (CHISPA), una organización sin fines de lucro con sede en Salinas, dedicada a renovar viviendas para inquilinos de recursos bajos y moderados. 

“Los padres trabajan en dos empleos para poder sobrevivir. Los hijos están estresados, los padres están estresados”, informó. “El estrés lleva al consumo de alcohol y drogas, y a la violencia”. 

Mucha gente que se queda sin hogar vive de sueldo en sueldo hasta que enfrentan una crisis económica, dijo Hunter.

Tran agregó que el incremento en los costos de mano de obra y las tarifas que está imponiendo la administración de Trump están provocando un aumento de precios. 

La escasez de vivienda, en especial de casas chicas, al mismo tiempo que aumenta la demanda, está provocando un incremento de precios, dijo Matt Huerta, un consultor que está trabajando en asuntos de vivienda costeable para la Sociedad Económica de la Bahía de Monterey. Los prolongados calendarios de cinco a siete años para la construcción significan que existe una larga espera para que el suministro se ponga al día con la demanda, agregó. 

En algunos casos, las cuotas también pueden favorecer la construcción de casas más grandes y más caras, informó.

“Voy a pagar la misma cuota, así se trate de una casa de 4,000 pies cuadrados o de un estudio de 400 pies cuadrados. ¿Entonces, qué piensa que voy a construir?” dijo.

La ciudad aplazó el pago de cuotas en tres o cuatro urbanizaciones recientes de vivienda costeable, dijo Hunter, quien trabaja en el Departamento de Desarrollo Comunitario de Salinas.

También contribuyó con $4 millones de dólares para llevar un complejo de departamentos costeables al Barrio Chino, agregó. Ese proyecto dedicará la mitad de sus unidades a personas indigentes y con problemas mentales que utilizan los hospitales locales con frecuencia.

Ayudar a los indigentes a hacer la transición a una vivienda puede ser un largo proceso que requiere varias soluciones, dijo Reyes Bonilla, director ejecutivo de Community Homeless Solutions, que administra el refugio contra el frío de Salinas.

Además, algunas personas indigentes o de bajos ingresos tienen consideraciones adicionales que se deben tomar en cuenta, dijo Alexa Johnson, de la Autoridad de la Vivienda del Condado de Monterey. 

Por ejemplo, un expandillero no querrá vivir en el epicentro de la actividad de las pandillas, agregó. 

La clave para ayudar a las familias a obtener una vivienda costeable es proporcionarles una sensación de inclusión o de que forman parte de la comunidad, dijo Trans. Algunas de las urbanizaciones de CHISPA incluyen clases de guitarra o de gimnasia, así como actividades después del horario escolar, agregó. 

Los panelistas también sugirieron que el público podría abogar por obtener más dinero local, estatal y federal, incluida la votación en noviembre para aprobar una medida para un bono anticipado que podría generar aproximadamente $4,000 millones de dólares a nivel estatal para programas de vivienda. 

Un asistente a la reunión preguntó acerca de otra medida que se presentará a votación y que podría permitir que los gobiernos locales implementen un control de rentas. 

Huerta dijo que no hay muchos ejemplos que permitan determinar cómo funcionaría eso en California. Sin embargo, agregó que si eso afecta la producción de vivienda, él estaría en contra. 

“La vivienda es medicina. Forma parte de nuestro sistema de salud”, agregó, después de haber preguntado cuántos de los 35 asistentes utilizaban el 50 por ciento de sus ingresos mensuales en el pago de su renta. 

Aproximadamente la mitad del público levantó la mano.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.elsoldesalinas.com/story/inicio/2018/06/28/determina-panel-razones-por-las-que-la-falta-de-vivienda-costeable-afecta-la-violencia/729719002/