LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

El ayuntamiento de la ciudad de Salinas está considerando una ordenanza en la que se prohíba que ciertos vehículos de grandes dimensiones se estacionen en las calles de la ciudad, en una medida que según los funcionarios está dirigida a resolver las preocupaciones sobre seguridad y salud que el público ha expresado.

Sin embargo, algunos se preocupan de que esto pudiera desplazar a los residentes de bajos ingresos o a los indigentes que viven en vehículos recreativos (RVs).

La propuesta, según su redacción actual, prohibiría el estacionamiento de vehículos de más de 20 pies de largo o siete pies de altura, incluidos botes, remolques y RVs, en las calles y propiedades de la ciudad.

Habría excepciones para ciertos vehículos comerciales (y vehículos para el servicio de alimentos como los camiones de tacos), así como para la carga y descarga de vehículos no comerciales que se estacionen entre las 7:00 A.M. y las 10:00 P.M. 

El ayuntamiento de la ciudad de Salinas analizó por primera vez la propuesta el 8 de junio, pero no votó al respecto con la esperanza de volver a presentarla durante una reunión a finales de este mes.

El concejal Steve McShane, con apoyo de los concejales Tony Barrera y Kimbley Craig, presentó inicialmente la propuesta en agosto de 2017, después de escuchar quejas de los electores acerca de los vehículos de grandes dimensiones que se estacionan en áreas residenciales o cerca de negocios. 

McShane dijo que ha habido una cantidad creciente de RVs y vehículos comerciales que se estacionan de manera ilegal en las calles de la ciudad y que generan riesgos para la seguridad y la salud.

“La seguridad se ve en riesgo debido a que estos vehículos de grandes dimensiones bloquean la vista o el acceso a cocheras, o incluso a la señalización de las calles”, informó. “Además, en los casos en los que hay personas que viven en RVs y están usando las calles de la ciudad para estacionarlos, hemos detectado que existen varios casos en los que los vehículos no funcionan o no reciben el mantenimiento correcto”.

Hizo referencia a los problemas de excremento, basura y demás que quedan abandonados y bloquean los drenajes de tormenta y las calles de la ciudad.

El ayuntamiento subrayó que esto no va dirigido contra un solo grupo, como el de los indigentes.

Un aspecto del problema tiene que ver con los escurrimientos de drenaje provenientes de las casas móviles y que se mezclan con el agua de lluvia, lo cual puede costarle a la ciudad $10,000 dólares por cada violación, dijo el procurador Christopher Callihan.

Aunque McShane no presentó una moción para votar el martes, está analizando el asunto con los miembros de la comunidad.

“Me doy cuenta de que esta ordenanza está relacionada con un lugar en el que la gente vive, y la ciudad está comprometida a trabajar en esto”, agregó. “Es por eso que ha tardado tanto tiempo. Queremos asegurarnos de tomar en consideración la mejor política posible”.

Manuel Martínez, asistente del jefe de la policía de Salinas, dijo que su departamento con frecuencia recibe llamadas acerca de vehículos de grandes dimensiones estacionados cerca de esquinas o en parques.

Las leyes actuales que se pueden aplicar son insuficientes, agregó.

Con la aprobación de la ordenanza, el departamento de Martínez trabajaría con la ciudad para promulgar un período de gracia para que los funcionarios le notifiquen a la gente.

En su informe ante el ayuntamiento, Callihan citó ejemplos de ciudades que han promulgado ordenanzas similares, incluidas Monterey, Seaside y Marina, aunque otras jurisdicciones de California han perdido demandas por promulgar ese tipo de legislación.

La ordenanza propuesta incluye la colocación de señales para notificar a la gente que entre a Salinas y a ciertos vecindarios. Las señales formaron parte de la derrota legal inicial de la ciudad, cuando se promulgó una ordenanza para prohibir el estacionamiento de los RVs en las calles, según el informe de Callihan.

Además, dijo el procurador de la ciudad, de las siete compañías de grúas que tienen contrato con la ciudad para retirar vehículos, solo tres cuentan con capacidad para retirar vehículos de grandes dimensiones. Esas tres compañías enviaron cartas diciendo que preferirían no hacer eso debido a las complejidades y los costos involucrados.

Sin embargo, la ciudad podría contratar otras compañías de grúas.

Callihan dijo que tiene confianza de que esta ordenanza se pueda implementar.

“Pienso que la ordenanza tiene mucho poder”, le dijo al ayuntamiento. “Si un vehículo de grandes dimensiones está estacionado en la calle, será remolcado”.

El ayuntamiento preguntó acerca de parques o lugares para RVs a donde la gente podría ir, a lo que Callihan respondió diciendo que no existe ninguno dentro de los límites de la ciudad, aunque el estacionamiento que está en Marina, cerca de la oficina de la supervisora del condado de Monterey Jane Parker, ofrece unos 15 espacios por medio del programa de estacionamientos seguros del condado.

El Programa de Estacionamientos Seguros One Starfish proporciona espacio y apoyo a la gente que está en transición a una vivienda permanente, informó el director de dicho programa Michael Fechter.

Sin embargo, Elliott Robinson, director del Departamento de Servicios Sociales del Condado de Monterey, dijo que no hay suficiente espacio para los propietarios de RVs que quedarían desplazados.

“Esto simplemente habla acerca de la importancia de que todas las jurisdicciones del condado se unan para diseñar una forma de desarrollar fondos e implementar un programa de estacionamientos seguros, que permita que las personas que no pueden pagar una vivienda y viven en sus vehículos tengan un lugar seguro dónde pasar la noche”, informó.

Agregó que otras ordenanzas que están en vigor a lo largo de la costa han dispersado a la población a otras comunidades, incluidos los RVs que se vieron obligados a salir de la calle Lapis en Marina.

El movimiento de las casas móviles hacia Salinas es algo que McShane también detectó. Calcula que existen entre 60 y 70 RVs que se están usando como viviendas en Salinas, y la cantidad va en aumento.

Durante los comentarios del público sobre la ordenanza propuesta, una mujer que solo se identificó como María dijo que perdió su casa y su negocio, y que ahora recibe fondos por discapacidad, aunque su esposo trabaja en un servicio de alimentos. 

Su familia, que incluye a cuatro hijos, se mudó de un motel a otro hasta que decidieron adquirir un RV para ahorrar dinero. María dijo que ha estado en la lista de espera para vivienda costeable de la Sección 8 durante más de cinco años.

Desde abril han estado viviendo en la calle Griffin de Salinas, un lugar popular para las casas rodantes.

“Básicamente, no tenemos ninguna otra opción además de vivir en un RV, por lo menos hasta que podamos encontrar a alguien que nos rente una casa, una habitación o un departamento”, le informó María al ayuntamiento en español.

Ella y otros dijeron que han intentado vivir en parques para RVs, pero que sus hogares han sido rechazados porque son demasiado viejos y, en el caso de María, vive demasiada gente en ellos.

Ellos tratan de mantener limpios sus lugares, agregó, y llevan la basura al basurero con frecuencia para evitar que las fuerzas de la ley los obliguen a irse, pero agregó que otros tiran la basura en el arroyo Alisal que se encuentra cerca.

Al preguntarle que a dónde se irían si la ordenanza entrara en vigor, respondió que no sabe.

Por ahora, McShane quiere hablar con las personas que tienen vehículos de grandes dimensiones, así como con los que viven en RVs. Espera llevar la ordenanza a votación en la próxima sesión del ayuntamiento que está programada para el 19 de junio.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.elsoldesalinas.com/story/inicio/2018/06/14/considera-salinas-ordenanzas-sobre-vehiculos-de-grandes-dimensiones/704310002/