LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Cada año, el equipo de béisbol de Hartnell incluye a jugadores de los condados de Monterey y San Benito, graduados de escuelas como King City, Salinas, North Salinas y Pacific Grove, para que vistan el uniforme de los Panthers.

Sin embargo, otra área de talento que de manera constante ha proporcionado jugadores para el equipo es la que se encuentra a cinco horas de vuelo, en la isla hawaiana de Oahu.

El equipo ha tenido por lo menos a cinco jugadores de ese lugar en cada una de las tres últimas temporadas, y este año las cosas no son diferentes. 

Los hawaianos de este año

Los Panthers tienen a seis jugadores activos de Oahu en su equipo, de los cuales tres son estudiantes del segundo año (Cody Maltezo, Kekaulike Kalua y Royce Hirayama) y tres del primero (Christian Onomura, Davin Kapuras y Keanu Nicholson).

Onomura, Kapuras y Nicholson provienen de Pearl City, una preparatoria que se encuentra en las tierras altas de Perl Harbor y que cuenta con una buena tradición de béisbol. Los Chargers solo han tenido una temporada perdedora en los últimos 10 años, y terminaron en segundo lugar del estado en su temporada junior.

“En ese equipo, todos tenían mucha seguridad en sí mismos”, dijo Onomura. “Del uno al nueve, nuestra alineación era bastante buena”. 

Para Kalua, en cierta forma es divertido ver a los graduados de Pearl City que llegan a Hartnell.

“Mi entrenador durante toda la preparatoria (en Moanalua) de hecho se fue después de que yo me fui a Hartnell, dijo mientras reía. “Y se fue a Pearl City”.

Cómo llegaron aquí

Para una isla que tiene poco menos de 1 millón de habitantes, la situación del béisbol es bastante competitiva. Para muchos beisbolistas, el derecho de presumir está en juego gracias a una base de datos de estadísticas en línea.

“Existe esta cosa que se llama Scoring Live, con la que la gente se puede mantener al día”, dijo Onomura. “Te da todas las estadísticas y los nombres, y siempre lo anuncian en los medios sociales. Todos los habitantes de la isla saben quién hizo esto o aquello”.

Si tuviste un mal juego o perdiste una contienda crucial, cualquier habitante de la isla podría enterarse fácilmente. 

“Sales y tratas de ser bueno cada semana”, dijo Kalua. “Porque todo el mundo lo va a ver”.

“Te dicen ‘hombre, la semana pasada te fue bien mal’”, dijo Kapuras.

Esa competencia constante se convirtió en una ventaja para los jugadores, ya que Oahu es la sede de la mayoría de los principales equipos de béisbol del estado. El talento y el nivel de competencia llamaron la atención del personal de Hartnell, así que comenzaron a llegar los ofrecimientos para llevarse los jóvenes a 2,400 millas hacia el noreste, hasta Salinas.

La separación de su hogar ha sido difícil, pero se ha vuelto más fácil ya que comparten habitaciones y juegan juntos.

“Lo más difícil de estar en la universidad es no poder ir a casa”, dijo Kalua. “Pero te acostumbras a eso. Ha sido divertido jugar y también es bueno vivir juntos”.

La adaptación

Los seis hawaianos son los únicos jugadores de fuera del estado que participan en el escuadrón de este año. De los otros 23 jugadores, 14 provienen de los condados de Monterey y San Benito. Al principio no fue fácil adaptarse al resto del equipo. 

“Nuestras expresiones y nuestro idioma eran un poco diferentes”, dijo Onomura. “Ellos nunca antes habían tratado con isleños”.

Pero los jóvenes no sintieron presión de adaptarse al resto del equipo. Si acaso, sucedió lo contrario.

“Fue más como que ellos se acercaron a nosotros”, dijo Kalua. “A ellos se les pegan nuestras cosas tanto como a nosotros las de ellos.

Una de esas “cosas” que se han pegado son las expresiones del Hawaiian Pidgin, la lengua criolla que se habla en la isla. 

“Es como un inglés malo”, dijo Kalua. “Hay una palabra que usamos todo el tiempo, ‘da kine’”.

“Da kine” es un elemento gramatical sin significado que se usa en el lenguaje diario de las islas. Se puede traducir aproximadamente por “la ancheta esa”, es lo que usan cuando no pueden recordar el nombre de algo. Y el resto de los jugadores de los Panthers ha comenzado a utilizarlo.

“Se les pegó bastante fácil”, dijo Kalua.

A medida que el equipo se ha integrado, los jugadores han producido resultados. Kapura bateó 0.311 en la temporada, y Onomura y Kalua llevan la delantera del equipo en putouts, con 174 y 168, respectivamente. 

“Hemos tenido muchas subidas y bajadas, pero ha sido divertido todo el tiempo”, dijo Kalua. 

El final de la temporada de los Panthers fue el 27 de abril, y con ella se puso fin a la 10.ª temporada perdedora continua del equipo El próximo año tendrán otra oportunidad de romper la racha y, como de costumbre, los jugadores de Oahu estarán ahí para dejar su marca en el equipo.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.elsoldesalinas.com/story/inicio/2018/05/03/tienen-los-panthers-seis-jugadores-de-oahu-hawaii/578901002/