LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

En las afueras de Salinas, las vigas de acero han comenzado a tomar la forma de un nuevo edificio que proporcionará habilidades a los jóvenes marginados para trabajar en la industria agrícola multimillonaria de la zona.

Rancho Cielo, una organización sin fines de lucro que trabaja con jóvenes marginados, ha comenzado su expansión con el Centro Agrícola Vocacional Ted Taylor, que contará con 27,000 pies cuadrados y un costo de $5.7 millones de dólares.

“La agricultura es el motor que impulsa la economía de la zona, y si queremos que ese negocio de nuestra economía tenga éxito, deben contar con trabajadores especializados”, dijo Susie Brusa, directora ejecutiva de Rancho Cielo.

“Los jóvenes a los que servimos no han tenido todas las oportunidades que tienen tantos otros”, continuó. “Existe una situación desigual y estamos esperando hacer nuestra pequeña contribución a esas oportunidades para todos”.

El centro enfocado en la agricultura consistirá en cuatro alas que alojarán clases de reparación automotriz y de tractores, fabricación y soldadura metálica, irrigación y soluciones hidráulicas, servicios agregados al valor agrícola, refrigeración y seguridad de los alimentos, y soluciones agrícolas y de construcción sustentables.

José Luna, originario de Salinas, ha estado viviendo en Rancho Cielo desde octubre y forma parte del programa culinario. Luna piensa que el nuevo edificio agrícola Taylor va a ser beneficioso para los residentes de Salinas como él, que no necesitan viajar lejos para encontrar estupendos trabajos remunerados.

Luna siempre ha disfrutado de la cocina, y se entusiasmó al unirse al programa culinario cuando llegó a Rancho Cielo, en especial después de enterarse de que podría ganar dinero para sí mismo.

Cuando era más joven se mudaba mucho con su padre, pero dijo que ha estado solo desde los 14 años. Agregó que un amigo lo motivó a hacer la solicitud para vivir en Rancho Cielo.

“Simplemente es una gran oportunidad. La mayoría de las personas piensa que una vez que les va mal ese es el final del juego, pero este lugar te da un poco más de esperanza”, informó. “Es como $0.50 adicionales, ‘inténtalo de nuevo’”.

Ver cómo evoluciona la construcción del edificio Taylor literalmente frente a sus ojos es emocionante, dijo Luna, en especial por todo lo que le han proporcionado.

“Con cualquier compañía que me ha ayudado de cualquier forma a salir adelante, me siento feliz de que crezcan conmigo”, informó.

La planeación del centro comenzó en 2004, pero los retrasos, como la recesión de 2008 y la construcción de viviendas de transición, hicieron que el centro se dejara a un lado, dijo Brusa.

Sin embargo, Rancho Cielo inició la obra del nuevo centro en abril de 2017, y la construcción comenzó poco después, agregó.

El nuevo edificio se financió con fondos privados a través de una campaña de capital de $10 millones de dólares que incluyó a donantes como la familia Taylor, Mann Packing, Ocean Mist, Rabobank y otros.

La terminación del centro vocacional está programada para la primavera del próximo año, y su primer ala, que llevará el nombre de Taylor Farms, abrirá en agosto de 2019.

Taylor Farms también proporcionará más espacios para capacitación laboral, como por ejemplo parte de una línea industrial de ensaladas, que permitirá que los estudiantes se capaciten en la mecánica de la seguridad alimenticia y la refrigeración, dijo Brusa.

Joanne Taylor Johnson, de la familia Taylor, dirigió el esfuerzo por construir el centro en memoria y honor de Ted Taylor, quien fuera su esposo durante muchos años.

Rancho Cielo está formado por varios programas que incluyen diplomados hasta la edad de 25 años, capacitación vocacional, orientación en salud conductual, capacitación en habilidades para la vida y actividades de enriquecimiento, dijo Brusa.

“Uno nunca sabe lo que va a ayudar a que uno de sus estudiantes se reconecte con nuestra comunidad en una forma que ayude a impulsarlos”, agregó. “A veces es la música, a veces son las artes visuales”.

Brusa informó que el nuevo programa Taylor seguirá las pautas de otros programas que ya están implementados y proporcionará capacitación para empleos altamente especializados en la agricultura, la cual, comentó, tiene una escasez de empleados de nivel inicial en el condado de Monterey.

“No puedes hablar con los agricultores sin que te digan que hay escasez de técnicos reparadores de tractores”, informó. “Ese es un empleo que te permite obtener un salario para vivir. Muchos de estos empleos están sindicalizados, son especializados y pagan bien”.

 

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.elsoldesalinas.com/story/inicio/2018/05/03/instalaciones-de-rancho-cielo-ayudaran-jovenes-ingresar-la-agricultura/578425002/