LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

El distrito del Alisal, con gran riqueza histórica, tuvo sus orígenes como una entidad autónoma que alojaba a los migrantes del Dust Bowl, y ahora se encuentra en un período de transición en el que está superando los desafíos para recuperar su antigua prosperidad.

El Alisal comenzó siendo una parte no incorporada del Condado de Monterey; su nombre proviene de una huerta de sicomoros, árboles nativos de esta región, dijo Luis Juárez, residente de Alisal y director artístico de Baktun12.

El distrito del Alisal fue anexado a la ciudad de Salinas el 11 de junio de 1963, después de efectuar una votación entre sus residentes, dijo Carol McKibben, profesora de la Universidad Stanford. La anexión se volvió oficial el 5 de agosto de 1963, después de tres intentos previos que comenzaron en 1949.

Como resultado de la anexión, Salinas aumentó su población a más de 53,000 habitantes, ya que el Alisal contaba en ese tiempo con casi 20,000 residentes, dijo McKibben.

Algunos propietarios importantes de tierras durante la época inicial del Alisal incluyeron a las familias Bardin, Sanborn y Williams, que ahora son sinónimos del actual distrito del Alisal, dijo Juárez.

Philip Tabera, vicepresidente del consejo del Distrito de Preparatorias Salinas Union, dijo que el distrito del Alisal se componía de mexicanos, chicanos, braceros y filipinos, pero también de una importante población de “Okies”.

“Los Okies eran las personas blancas y pobres que llegaron del sur después del Dust Bowl”, dijo el residente de Alisal Israel Villa, coordinador de programas y políticas de Motivating Individual Leadership for Public Advancement (MILPA ). “Así que después del Dust Bowl y de la Gran Depresión, muchos de ellos migraron en esta dirección, debido a las oportunidades de empleo y a la agricultura”.

Muchos compraron tierras por tan solo $200 dólares, y la mayoría de estas tierras fueron adquiridas por Elton Hebbron. Esta comunidad que está al norte de la calle Alisal se conoció primero como la “Pequeña Oklahoma”, antes de ser bautizada como El Alisal.

Una vez que floreció la agricultura, los trabajadores agrícolas fueron alojados en el Alisal entre 1900 y 1940, dijo Juárez.

“Las calles Market y Alisal, el área de Madera con vista al parque César Chávez, Fremont y Hebbron, eso es lo que forma el viejo pueblo, el viejo pueblo del Alisal donde vivía la mayoría de los trabajadores”, dijo Juárez.

McKibben agregó que el Alisal tenía muy poca población y servía como un lugar de transición para los residentes que buscaban mejores vecindarios.

La anexión tuvo una importancia fundamental para el financiamiento federal de la ciudad y produjo una subvención federal más grande, de conformidad con la Ley Federal de Vivienda de 1954, que les ofrecía a las ciudades dinero por eliminar los arrabales y reorganizar las áreas urbanas, informó.

“A mediados de la década de 1960, el Alisal lucía realmente como el próximo lugar de moda”, dijo. “Tenía una animada comunidad de negocios. Su población había comenzado siendo bastante pobre y proveniente del Dust Bowl, pero había surgido en la década de 1960 como muy emprendedora y de clase media”.

Tabera dijo que los mayores cambios que vio en el Alisal fueron la transición de los negocios familiares a tiendas más grandes como Monte Mart (que ahora lleva el nombre de Foods Co.), así como restaurantes de cadenas.

Antes de los restaurantes de cadenas, aquí existían lugares como lotes de autos, un cine, pistas de carros de monedas y otros negocios que ya han desaparecido, agregó.

McKibben dijo que en la década de 1970 hubo un cambio importante debido a los movimientos de los chicanos, que modificaron la población del Alisal de una mayoría blanca a una mayoría de clase trabajadora hispana, la cual continúa predominando en la actualidad.

Sin embargo, es importante observar que los hispanos fueron contados como blancos en el censo hasta que se incluyó la categoría de hispano en 1980, agregó.

En contraste con lo que ocurrió a principios del siglo XX, las personas que se mudan hoy al Alisal ven el distrito bajo una luz muy diferente y lo consideran su hogar”, dijo McKibben.

“Yo diría que el Alisal fue un espacio de transición en Salinas hasta las décadas de 1970 y 1980, en que la gente comenzó a verlo como un espacio permanente y a redefinirlo culturalmente”, informó. “Ahora es un lugar en el que la gente crece, y siente una alianza por sí misma. Eso no sucedía antes”.

McKibben dijo que no puede determinar exactamente cuándo comenzó el estigma negativo del distrito de Alisal, pero agregó que la delincuencia que llegó al lugar fue un proceso lento.

“Pudo haber sido en los años en que la prisión de Soledad se convirtió en un punto focal, quizás en las décadas de 1970 y 1980, durante el movimiento de los trabajadores del campo, o tal vez cuando vimos el surgimiento de las pandillas en la década de 1990”, informó.

En tiempos recientes, el distrito se ha relacionado con frecuencia con la pobreza y la violencia, y la mayoría de los tiroteos relacionados con pandillas en años recientes han ocurrido ahí. 

Villa siente que el dinero dedicado a la seguridad pública, como el sistema para la localización de disparos del Departamento de Policía de Salinas, no es la respuesta para resolver la delincuencia que se ha vuelto prominente en el Alisal en la actualidad.

La respuesta yace en la economía y en mejores empleos para las personas, en especial para los jóvenes, que viven en el distrito del Alisal, dijo.

“Algunos de los delitos que estos jóvenes están cometiendo se deben a que son pobres”, agregó. “Quieren contribuir con sus familias, pero no hay muchas oportunidades de empleo para ellos”.

A pesar de los obstáculos del distrito, Villa dijo que hay muchos proyectos en proceso que deberán crear influencias positivas a futuro para el Alisal.

Building Healthy Communities, junto con el Plan de Revitalización de Alisal, han creado faros para atraer más cambios al Este de Salinas. Villa dijo que otro aspecto positivo del Alisal es la Preparatoria Alisal, ya que constantemente produce estupendos estudiantes con buenas calificaciones.

Agregó que ve a muchos jóvenes del Alisal que participan y asisten a las juntas del ayuntamiento, y que gran cantidad de jóvenes se registraron con MILPA para votar durante las campañas de registro de votantes.
“Pienso que hoy continuamos viendo las inequidades de lo que se percibe”, dijo Villa.

“Recientemente iniciaron este nuevo Plan de Revitalización de Alisal, y antes de eso siempre había habido falta de inversión. Eso genera la mayor cantidad de impuestos, pero aún así no parece que esos impuestos regresen al distrito de Alisal”.

McKibben siente que el Alisal está pasando actualmente por un período de transición, y observó que hay una disminución en el índice de violencia. Es cierto que al Alisal no le faltan problemas, agregó, pero también hay muchos mitos exagerados acerca del lugar.

La cantidad de organizaciones sin fines de lucro que están participando en el Alisal, junto con el hecho de que Hartnell College tiene un bastión en la comunidad, son elementos positivos a futuro, dijo McKibben. Además, agregó que existe la aspiración, y eso es crucial.

“La parte importante de esto es que la gente que vive ahí está permaneciendo ahí”, informó. “Tienen un interés en mejorar la situación a nivel de las bases y en establecer sociedades con la ciudades. Están mejorando las vidas de la gente que vive ahí”.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.elsoldesalinas.com/story/inicio/2018/04/17/historia-del-alisal-migracion-anexion-y-mas/526544002/