LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

La celebración de la fiesta de la Virgen de Guadalupe llegó dos días antes a Greenfield el domingo. Casi dos mil personas asistieron para participar en la procesión con una hora de duración en la que se presentaron bailarines aztecas, bandas con vestuarios indígenas, mujeres en vestidos bordados y muchos asistentes montando a caballo.

El público se reunió afuera de la Iglesia de la Santísima Trinidad para asistir a una misa al aire libre y presenciar la entrega al Reverendo Enrique Herrera, de 49 años, del mayor honor que otorga la organización de beneficencia con sede en Chicago Catholic Extension. 

El Reverendo Jack Wall, presidente de Catholic Extension, fue quien presentó el premio. A él se unieron el obispo de Monterey Ricardo García, el obispo retirado de Monterey Sylvester Ryan y otros que oficiaron la misa.

“Padre Enrique, es un privilegio para mí”, dijo Wall, “… presentarle el premio Lumen Christi por sus servicios como pastor y por su gran compromiso personal para cultivar la ‘luz de Cristo’ entre los habitantes más vulnerables de Greenfield, en especial los pobres, los jóvenes, las familias, los estudiantes, los trabajadores y los inmigrantes”.

Lumen Christi, que se traduce como ‘Luz de Cristo’, también es el nombre del premio, una cruz de cristal de 10 pulgadas montada sobre una base, que durante la ceremonia proyectó prismas de luz bajo el brillo del sol.

“También es un gran placer presentarle un cheque de $25,000 dólares para ayudar a reforzar y mejorar su ministerio”, dijo Wall.

“Y al obispo Ricardo García”, continuó, “…queremos agradecerle por nominar al padre Enrique para este honor especial. Catholic Extension se complace en otorgarle también un cheque de $25,000 dólares para que continúe desarrollando su trabajo en el ministerio de su diócesis”.

El obispo García de agradeció a Wall y puso su cheque en las manos de Herrera.

Los matachines, vestidos con sus trajes tradicionales ricamente bordados y llevando el ritmo con instrumentos de percusión, comenzaron la fiesta desfilando frente al altar.

Posteriormente, Joe Boland, vicepresidente de la misión de Catholic Extension, habló más acerca del premio Lumen Christi.

“El premio se ha otorgado durante 40 años”, dijo Boland, “pero esta es solo la tercera ocasión en que se otorga en California y la primera vez que se otorga en la diócesis de Monterey. El honor se le da a alguien que realmente demuestra de una forma muy especial cómo la fe puede transformar las comunidades”, agregó.

Boland supervisa los fondos que la organización, fundada en 1905, entrega a diversas parroquias y diócesis del país. La Iglesia de la Santísima Trinidad original de Greenfield se construyó en la década de 1930 con la ayuda del financiamiento de Catholic Extension, dijo Boland.

Herrera nació en Guadalajara y es hijo de un trabajador agrícola que formó parte del programa bracero. Herrera recordó que su padre trabajaba en el Valle de Salinas y probablemente asistió a la Iglesia de la Santísima Trinidad de Greenfield.

“Así que yo cerré el círculo”, dijo.

“Cuando llegué aquí, descubrí las necesidades de la gente”, agregó. “Primero comencé con el público y los invité a formar parte de las juntas del distrito escolar. Fue entonces que comencé mi carrera aquí”.

Herrera se encontró en una ciudad cuyas escuelas enfrentaban cierres, y cuyos servicios públicos esenciales estaban amenazados por recortes.

“Comencé a decirle a la gente de la Iglesia que debíamos trabajar juntos”, informó, “y ahora vemos que nunca cerraron nuestra preparatoria porque estuvimos ahí”.

“Empecé a trabajar con el administrador de la ciudad, el departamento de policía y el alcalde”, agregó. “Ya sabe, como apóstol de la Iglesia Católica no solo busco el apoyo espiritual de la gente, sino que me gusta motivarlos para que sean buenos ciudadanos, porque si tenemos buenos ciudadanos, tendremos buenos católicos”.

Herrera se ha asegurado de que el Banco de Alimentos tenga distribución en Greenfield, que haya vacunas contra la gripe disponibles para los residentes y que los hijos de los trabajadores del campo reciban apoyo para obtener una educación superior.

“Tengo a más de 20 jóvenes de Greenfield que asisten a la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), a la Estatal de San José y a otras universidades de California”, dijo. “Los apoyamos con becas. Comienzan en Hartnell y pueden transferirse a una universidad”.

María López, residente de Greenfield y miembro de la congregación, explicó cómo trabaja Herrera. Cuando llegó hace ocho años, informó, Herrera se reunió con cada uno de los grupos locales y logró que formaran parte de la planificación de estos nuevos programas.

“Es muy organizado”, dijo.

La ceremonia de presentación terminó con Wall gritando “¡Viva el padre Enrique!”, a lo que el público contestó “¡Viva!”.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.elsoldesalinas.com/story/noticias/2017/12/14/recibe-fr-enrique-herrera-pastor-de-greenfield-premio-con-reconocimiento-nacional/952146001/