LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Tres de las más importantes familias de la industria agrícola se han unido para trabajar en la construcción de un complejo de viviendas para los trabajadores del campo en Salinas.

La familia Núñez, junto con las familias Hibino y Rodríguez, están respaldando el proyecto para construir el complejo de viviendas para trabajadores del campo llamado Casa Boronda, que se espera que tenga capacidad para alojar hasta a 600 empleados. Se proyecta que el complejo quede terminado a tiempo para la temporada de cosecha en abril del próximo año.

Este es el segundo proyecto importante de viviendas para los trabajadores del campo del Valle de Salinas, y sigue los pasos del proyecto de T&A, considerado por muchos como un modelo de la industria. El proyecto de vivienda de $17 millones de dólares que se construirá en Salinas incluye un salón comunitario, un campo de fútbol y una tienda de conveniencia con café y WiFi gratis.

Casa Boronda es fundamental, ya que hay una seria escasez de vivienda para los trabajadores del campo, que representan la columna vertebral de la industria agrícola de $9,000 millones de dólares del Valle de Salinas.

El mercado local de la vivienda está definido por el alto precio de las rentas y de los bienes raíces, así como por una falta de vivienda costeable. Con la escasez generalizada de vivienda, los trabajadores migrantes tienen dificultades para encontrar dónde vivir y con frecuencia acuden a moteles, cocheras y cobertizos, o viven hacinados en departamentos.

La familia Núñez tiene una empresa local productora y transportista; los miembros de la familia Hibino son agricultores locales y los de la familia Rodríguez son contratistas de mano de obra cuya sede está en Yuma, Arizona.

El complejo, conocido oficialmente como proyecto de viviendas para empleados agrícolas Casa Boronda, se localiza en la calle Madison en el condado de Monterey, en las afueras de la ciudad de Salinas.

El proyecto incluye seis edificios, que contarían con 75 unidades. Se espera que este proyecto sea parecido al de viviendas para los trabajadores del campo que Tanimura & Antle abrió en Spreckels en 2016, y que cuente también con un extenso campo recreativo y con lavanderías. Planean utilizar la misma firma de arquitectos, Paul Davis Partnership, de Monterey.

Tom Núñez Jr., presidente de The Nunes Co. Inc., dijo que la compañía envía verduras convencionales y orgánicas de la estación de California, Arizona y Nevada con la marca Foxy.

“En todas nuestras ubicaciones, nos esforzamos por contar con una fuerza laboral de gran calidad para cultivar y cosechar nuestras verduras”, agregó. “Estamos construyendo estas instalaciones para atraer a trabajadores con visas H-2A y nacionales. Estos empleados en su mayoría trabajan por temporada, y algunos trabajan de tiempo completo. Pienso que es una situación en la que todos ganan, ya que proporcionamos alivio a la crisis de viviendas del área de Salinas y al mismo tiempo logramos tener una fuerza laboral de gran calidad”.

El proyecto Casa Boronda se ha estado planeando durante el último año y medio. Las familias originalmente consideraron un terreno que se encuentra en la calle Potter, pero se enfrentaron al desafío de la falta de infraestructura de esa zona, antes de decidirse por el sitio actual.

Los productores dijeron que parece que la industria está colaborando para proporcionar la tan necesaria vivienda para los trabajadores, lo cual también puede ayudar a aumentar su retención y productividad. Ocean Mist Farms, la compañía que produce alcachofas y tiene su sede en Castroville, también está trabajando en un proyecto de vivienda para trabajadores del campo.

Esfuerzo colectivo

Casa Boronda tiene el apoyo de numerosos funcionarios locales electos, incluidos los de la ciudad de Salinas, como el alcalde Joe Gunter, la concejal Gloria de la Rosa, la asambleísta Anna Caballero del distrito 30 y el senador Anthony Canella.

También cuenta con el respaldo de organizaciones y dependencias, incluido el Buró Agrícola de Monterey, la Asociación de Productores y Transportistas y la Asociación de Planeación y Sistemas para la Mejora de las Viviendas de la Comunidad, mejor conocida como CHISPA.

Gunter dijo que la ciudad apoyó el proyecto al facilitar el proceso de obtención de permisos, y que también presentó una carta de apoyo.

El alcalde espera que la vivienda para trabajadores del campo tenga un impacto positivo en la ciudad, por ejemplo al aliviar la demanda de hoteles y moteles, que con frecuencia se encuentran completamente llenos. Muchos de los moteles de la ciudad están ocupados por trabajadores migrantes o en otros casos, por familias indigentes.

“Me da gusto ver que la industria agrícola esté tomando la iniciativa”, dijo de la Rosa, y agregó que ese tipo de proyectos habían “tardado mucho en llegar”.

La ciudad también comisionó un estudio regional sobre vivienda para los trabajadores del campo, el cual se encuentra actualmente en proceso y examina los desafíos y soluciones del área.

Luis Alejo, supervisor del distrito 1 del condado de Monterey, que incluye gran parte de la ciudad de Salinas, dijo que las viviendas para trabajadores del campo representan una situación “ganadora” para los trabajadores del campo, las comunidades y las compañías agrícolas.

“Ahora estamos viendo que los proyectos de hecho se vuelven realidad. Los líderes agrícolas están participando y resolviendo una grave crisis laboral, y ellos mismos están pagando los proyectos por completo”, informó.

Alejo dijo que el Valle de Salinas podría ser “un modelo para todo el país, en el que los agricultores proporcionen una vivienda hermosa para su fuerza laboral”.

Además, contar con vivienda ayudará a impulsar la economía local, al mantener una fuerza laboral estable con un poder adquisitivo adicional, agregó.

Sin embargo, la mezcla correcta de vivienda para los trabajadores del campo es importante, dijo Alfred Diaz-Infante, presidente y director ejecutivo de CHISPA.

“Quedamos realmente impresionados con las viviendas que construyó T&A y eso es algo que queremos continuar apoyando. Son viviendas de calidad, bien construidas y bien diseñadas”, dijo Diaz-Infante, y agregó que no apoya las alternativas como el uso de literas. “Esperamos que otros productores continúen siguiendo el modelo de T&A”.

Un desafío de proporcionar viviendas para las grandes compañías agrícolas es encontrar terrenos disponibles y a precios razonables.

Impactos positivos

El impulso de construir viviendas para los trabajadores del campo comenzó en 2015, cuando a Tanimura & Antle le faltaron unos 200 trabajadores y como resultado perdió parte de sus cosechas, dijo Rick Antle, director ejecutivo de T&A. La compañía actuó en base a las opiniones que recibieron de los trabajadores, quienes dijeron que la falta de vivienda era su principal obstáculo para permanecer en el trabajo.

En lugar de solicitar trabajadores con visas H-2A, para quienes se requiere vivienda, la compañía decidió construir viviendas para la fuerza laboral local. Más de un año después de inaugurar su proyecto de viviendas, Antle dijo que el impacto ha sido solo positivo y que han cubierto las necesidades de las cosechas de 2016 y 2017. Agregó que la contratación de trabajadores con visas H-2A es inevitablemente más costosa, debido a los diversos requisitos que incluyen.

“Es interesante, muchos de los trabajadores dicen que lo que más les gusta es que tienen un ambiente limpio y seguro donde pueden cocinar su propia comida”, informó Antle al mencionar que el proyecto de viviendas proporciona departamentos individuales. “Lo que he visto es que la gente está más descansada y la productividad ha aumentado en conjunto con esto” .

T&A ofrece viviendas para sus trabajadores tanto en Salinas como en Yuma, Arizona. En total, el proyecto de viviendas incluye 99 departamentos que pueden alojar a un máximo de ocho personas; cada trabajador paga aproximadamente $125 dólares mensuales. La compañía contrata aproximadamente a 2,600 trabajadores del campo, la mayoría de los cuales se encuentran actualmente en Salinas.

Comuníquese con la reportera de asuntos de gobierno Amy Wu al 831-737-6791 o escríbale a awu@thecalifornian.com. Siga a Wu en Twitter @wu_salnews o en www.facebook.com/amywucalifornian.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://bit.ly/2vRiZpi