LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

MADRID (AP) — Llegó el momento de que Ousmane Dembélé empiece a demostrar su valor.

El delantero francés de 20 años fichado por el Barcelona para reemplazar a Neymar puede debutar este fin de semana en el derbi catalán contra el Espanyol, y todas las miradas estarán posadas sobre su rendimiento tras convertirse en el segundo futbolista más caro de la historia detrás del astro brasileño que se fue al Paris Saint-Germain.

“Cruyff, Maradona, Romario, Stoichkov, Rivaldo y Ronaldinho son algunos de las estrellas que debutaron en el Estadio en Liga marcando un gol. ¿Lo conseguirá Dembélé este sábado?”, publicó el Barsa en su portal de internet.

El club fichó a Dembélé del Borussia Dortmund después que Neymar se fue al PSG en la transferencia más cara de la historia. De inmediato, el Barsa fijó altas las expectativas para el joven francés, al catalogarlo como “una de las más prometedoras jóvenes estrellas del fútbol europeo” y como un jugador “con un futuro dorado”.

Dembélé intentó evitar las comparaciones con Neymar desde que arribó a Barcelona, al señalar que mientras el brasileño ya es “uno de los mejores jugadores delo mundo”, él es apenas “un joven que trata de aprender cada día”.

También expresó su emoción por jugar al lado de Lionel Messi, a quien catalogó como “el mejor de la historia”.

Más de 17.000 hinchas acudieron al Camp Nou para la presentación oficial del delantero el 28 de agosto, poco después que el Barsa pagó 105 millones de euros (125 millones de dólares) al Dortmund. El costo de la transferencia podría alcanzar 147 millones de euros (175 millones de dólares) al sumar bonificaciones.

El Barsa inicialmente quería reemplazar a Neymar con Philippe Coutinho, pero Liverpool rechazó sus ofertas por el mediocampista brasileño. El equipo inglés dijo que sólo vendería a Coutinho por 200 millones de euros, una cifra que el Barsa se negó a pagar.

Con los bolsillos repletos del dinero de la venta de Neymar, el Barsa no pudo fichar a otros jugadores de renombre para reforzar un plantel que exhibió fisuras la temporada pasada. Los argentinos Angel Di María, de PSG, y Paulo Dybala, de la Juventus, supuestamente estaban en su mira.

Los otros fichajes del conjunto azulgrana fueron de menor jerarquía: el volante de contención Paulinho, que llegó de China, y el delantero Gerard Deulofeu, de Everton.

“Esperamos grandes cosas de Dembélé”, dijo el director deportivo del Barcelona, Roberto Fernández. “Hicimos un gran esfuerzo para ficharlo y tenemos muchas esperanzas. ES un jugador para el futuro, pero también puede darnos resultados inmediatos”.

Dembélé utilizará el mismo dorsal con el número 11 de Neymar.

“Lo importante es que haga mi trabajo en la cancha”, dijo el francés.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://bit.ly/2vRPZ0D