LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Al analizar los años fiscales por venir, el personal de la ciudad está tomando en cuenta cuidadosamente un posible problema presupuestario debido a CalPERS, la pensión del estado.

La ciudad de Salinas pronostica un aumento de $35.5 millones de dólares en las tarifas de PERS a lo largo de un período de siete años, que comenzará con un aumento de $6.7 millones de dólares en el año fiscal 2018-2019. Una de las causas más importantes del aumento involucra el incremento en los costos de la atención médica.

Durante los últimos cinco años, los costos de PERS han ido aumentando y le han costado a la ciudad por lo menos $2 millones de dólares más que el año anterior, informó el administrador de Salinas Ray Corpuz Jr.

La ciudad, al igual que muchas otras de California, enfrenta un aumento en las contribuciones a PERS, y como resultado, un posible faltante en su presupuesto.

De acuerdo con el Centro para Políticas de California, un comité de expertos con sede en el condado de Orange, la mayoría de los municipios enfrentará un aumento de casi el doble en sus contribuciones a PERS para el año 2023. En el año fiscal 2016-2017, los gobiernos locales contribuyeron con $4,400 millones de dólares para PERS.

En Salinas, el gobierno local está buscando formas de combatir un posible déficit; entre ellas se encuentra el “Plan Marco para la Sustentabilidad Financiera de Salinas”, un informe con docenas de ideas para ahorrar costos en departamentos clave.

Las ideas que se están considerando incluyen un programa de licencias voluntarias de trabajo, comprar menos impresoras láser, limitar o reducir la cantidad de consultores y cabilderos contratados e internalizar el escritorio de ayuda de sistemas informáticos.

El departamento del procurador de la ciudad recomendó recortar costos manejando más casos internamente, como las investigaciones laborales, y reducir la dependencia del consejo de Compensación para los Trabajadores. El departamento está enfocado también en la recuperación de costos, y logró recuperar con éxito $96,927 dólares en 2016.

El procurador de la ciudad Chris Callihan dijo que su departamento ya comenzó a poner en acción algunas de estas ideas.

“Hemos obtenido mejores pólizas de seguros para la ciudad con primas más competitivas, aunque esto varía constantemente porque las responsabilidades cambian”, informó.

El plan en evolución surgió a partir de la recesión de 2008, cuando la ciudad se enfrentó a un déficit presupuestario en su fondo general y tuvo que despedir personal y dar licencias los viernes.

La ciudad también continúa asignando prioridades a los programas que recibirán financiamiento de acuerdo con el “presupuesto basado en prioridades”, en el que los programas se colocan en cuartiles A, B, C y D.

Dentro de los 585 programas de los departamentos de la ciudad, una muestra de los que tienen mayor prioridad incluye el Plan de Revitalización del Barrio Chino, el Estudio para la Vivienda de los Trabajadores del Campo, la indigencia, las redadas de pandillas, los fuegos artificiales, los escurrimientos de agua de tormentas, el Elemento para el Desarrollo Económico, la vivienda de carácter social, parques y recreación, prevención de incendios, tranquilización del tráfico, manejo de desechos sólidos, monitoreo del agua, aplicación de pesticidas y control de hierbas.

Matt Pressey, director de finanzas de Salinas, dijo que la ciudad también necesitará analizar a su personal existente, qué puestos deben ocuparse y cuáles podrían quedar congelados en el próximo año fiscal. Aproximadamente 80% de los costos de la ciudad provienen del personal.

La ciudad emplea a 600 empleados de tiempo completo y tiene más de 700 puestos. Durante la crisis económica que inició en 2009, se recortaron por lo menos 140 puestos.

Las negociaciones contractuales con los sindicatos también podrían resultar afectadas, informó Pressey.

“Cuando se venzan (los contratos), podemos esperar que no haya aumentos por el costo de la vida porque no podemos pagarlos”, dijo.

Además, no se incluirá ningún ingreso fiscal de la floreciente industria de la mariguana como una solución al déficit presupuestario, ya que la industria apenas está arrancando.

A pesar de un posible déficit presupuestario, Corpuz dijo que la ciudad tiene la intención de expandir su economía, en especial para desarrollar una fuerza laboral en los sectores de la atención médica, la agrotecnología y los negocios pequeños.

“Queremos contar con esas inversiones, nuevos empleos y nuevos empresarios, ya que la fuerza vital de esta economía también son los negocios que son pequeños, pero que después crecen y contratan a más personal”, informó.

En busca de soluciones

A partir de septiembre, Corpuz dijo que la ciudad comenzará a organizar juntas presupuestarias mensuales o quincenales con todos los jefes de los departamentos, para analizar estrategias sobre cómo mantener bajo control el presupuesto y sobre cómo implementarlas.

Enfatizó el hecho de que enfrentar el aumento del PERS es una prioridad.

“En mi opinión, $35.5 millones de dólares no es algo sustentable y es un desafío muy difícil para que las ciudades lo enfrenten. Los gobiernos estatal y locales tienen que encontrar alguna forma de enfrentar esto”, agregó. “Debería existir un sistema de refuerzo al sistema PERS; de lo contrario, no podremos hacer esto sin despidos y graves reducciones o eliminaciones de programas”.

La próxima junta del ayuntamiento de Salinas será el 29 de agosto a las 4:00 P.M. en la rotonda del ayuntamiento, que se encuentra en el 200 de la Ave. Lincoln.

Comuníquese con la reportera de asuntos de gobierno Amy Wu al 831-737-6791 o escríbale a awu@thecalifornian.com. Siga a Wu en Twitter @wu_salnews o en www.facebook.com/amywucalifornian.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://bit.ly/2epvmhd