LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

DENVER (AP) — Una mujer peruana que pidió santuario en instalaciones de la Sociedad Religiosa de los Amigos en Denver para evadir a las autoridades migratorias estadounidenses le solicitó un indulto al gobernador de Colorado con el fin de evitar ser deportada.

Ingrid Encalada Latorre, de 33 años, pidió el indulto después que un juez de los suburbios de Denver rechazó el miércoles su apelación de un caso de 2010 en el que ella se declaró culpable del delito grave de poseer papeles de identificación falsificados o robados.

Latorre quería retirar su declaración de culpabilidad, bajo el argumento de que el abogado que tenía en esa época no le explicó que el presentarla la pondría en riesgo de ser deportada.

Pero el juez de distrito Dennis Hall falló que era imposible saber las consecuencias de la declaración de culpabilidad, dijo el jueves Jennifer Piper, organizadora interreligiosa del American Friends Service Commitee, organización afiliada a la Sociedad Religiosa de los Amigos para proveer ayuda humanitaria y trabajar por la justicia social, entre otros objetivos.

Funcionarios del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) habían accedido a no intentar deportarla antes del 15 de septiembre con el fin de permitir que Latorre diera seguimiento a su apelación.

Ella solicitó refugio en la casa de reuniones de los cuáqueros en noviembre con el fin de evadir al ICE. En mayo se reunió con su familia, la cual incluye dos hijos nacidos en Estados Unidos, de 1 y 8 años, después de que el servicio migratorio indicó que no intentaría arrestarla de inmediato.

Piper dijo que un indulto permitiría al menos que Latorre reabra su caso de inmigración. Ella cumplió con su libertad condicional y pagó 9.000 dólares en impuestos atrasados, pero de todas formas un juez de inmigración emitió una orden para deportarla en 2016, bajo el argumento de que se había declarado culpable de un delito grave.

La oficina del gobernador John Hickenlooper indicó que está revisando la solicitud de indulto.

Con la esperanza de impedir otra deportación, Hickenlooper indultó en mayo al inmigrante cubano René Lima Marín por un robo a mano armada que cometió en 1998. En ese momento el ICE indicó que el indulto no era válido para una orden de deportación pendiente de cumplir, y lo arrestó.

Posteriormente un juez de inmigración permitió que Lima Marín volviera a presentar argumentos en su caso, el cual está pendiente.

Por un error, el cubano recibió la libertad condicional de una cárcel estatal de Colorado en 2008. Se casó, tuvo un hijo y obtuvo un trabajo estable antes de que el error fuera descubierto. Fue encarcelado de nuevo en 2014.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://bit.ly/2epwAJ8