LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

El antiguo concejal de la ciudad de Salinas José Castañeda fue sentenciado a ocho años en la prisión estatal por cargos que incluyen los delitos graves de acecho, secuestro e infligir lesiones corporales contra una exnovia, quien durante el juicio fue tratada con el nombre de Jane Doe.

Castañeda debe cumplir el 85 por ciento de la sentencia en base al secuestro, que es un delito grave y violento, y será puesto automáticamente en libertad condicional cuando sea liberado. Además, la juez Carrie Panetta, del Tribunal Superior del Condado de Monterey, aplicó una orden de restricción criminal de 10 años que le prohíbe a Castañeda acercarse a menos de 100 pies de distancia de Jane Doe y su hijo.

La sentencia se dictó el martes por la mañana en un tribunal abarrotado en el que estuvieron presentes Jane Doe y sus partidarios, junto con los partidarios de Castañeda también. Castañeda no estaba afeitado y parecía haber bajado de peso durante el transcurso del juicio y la sentencia.

En mayo, Castañeda fue declarado culpable de los cargos mencionados, y enfrentaba una sentencia máxima de nueve años y ocho meses en prisión.

Castañeda y su nuevo abogado Larry Biegel, de Monterey, no presentaron una moción para un nuevo juicio después de revisar los materiales y documentos de este.

Castañeda fue detenido en septiembre de 2015, después de que una exnovia le reportó a la policía que había ido a su casa, la había arrastrado hasta una camioneta van y la había golpeado en la cabeza, en el muslo y en otras partes del cuerpo mientras le exigía que hablaran. Después de varias horas, la dejó salir de la camioneta van y caminó hasta su casa descalza.

Al terminar la audiencia de sentencia del martes, Castañeda fue llevado a la cárcel del condado de Monterey donde permanecerá hasta la próxima fecha del juicio, que será el 21 de septiembre, la cual se enfocará en acordar una multa de restitución de $6,800 dólares con Jane Doe, la cual refleja los salarios caídos de ella por tener que acudir al tribunal.

Habla Jane Doe

Con voz suave, Jane Doe se dirigió al tribunal con Castañeda presente y dijo que continúa viviendo con el “dolor y la decepción” de los eventos del incidente de 2015.

Agregó que sabía que perdería su privacidad y enfrentaría acusaciones si se presentaba a declarar, pero dijo que ya no podía permanecer en silencio.

“Yo soy la víctima, no él. Estamos aquí por los actos ilícitos que cometió contra mí… Es un peso que cargo todos los días, sin importar lo mucho que trate de salir adelante… La herida se cerrará algún día, pero siempre quedará una cicatriz”, informó.

Su fe la ha mantenido en movimiento, comentó, así como la creencia de que las mujeres que son víctimas de la violencia doméstica necesitan alzar la voz.

“Puede ser intimidatorio o atemorizante. Sin embargo, no debemos dudar en buscar ayuda de familiares y seres queridos”, agregó. “No podemos permanecer en silencio. No debemos tener temor a alzar la voz. Nunca debemos perder la esperanza porque la justicia prevalecerá como lo hizo hoy”.

Los partidarios de Jane Doe en el tribunal incluyeron a su hijo, hermano, tía, sobrina y muchos amigos.

Castañeda se dirige al tribunal

Antes de su sentencia, Castañeda se dirigió al tribunal y a la juez Panetta con una declaración de casi 11 minutos. Habló de los desafíos personales que había enfrentado, entre ellos haber crecido pobre, y de la reciente pérdida de su abuela, que según él fue quien lo crio. Agregó que su familia ahora incluye a su madre, su hermana y su hijo.

Durante el tiempo que pasó bajo custodia en la cárcel del condado de Monterey, dijo que reflexionó acerca de su vida y de los recientes eventos. Revisó las docenas de cartas que le enviaron los partidarios de Jane Doe u los suyos, incluidos antiguos abogados y familiares.

“Han pasado más de tres meses desde el final del juicio, y he estado bajo custodia con gran cantidad de tiempo para analizar lo que se dijo acerca de mi vida”, dijo Castañeda. “En primer lugar, quiero decir que estoy orgulloso de varias cosas que he hecho a lo largo de mi vida”. Entre sus logros, mencionó haber tenido a su hijo y ser una parte importante de su vida. También dijo sentirse orgulloso de servir a la comunidad, incluido el período en el que participó en el consejo del Distrito Escolar Alisal Union y como concejal de la ciudad de Salinas por el distrito 1.

“Crecí pobre y en una familia muy humilde; mi familia y la familia de Jane crecieron juntas”, informó. Tenemos esa conexión. Continúo considerándome pobre”.

Castañeda pintó una imagen de sí mismo como activista y defensor de la comunidad, y dijo que sus orígenes lo inspiraron a participar en asuntos que incluyen la indigencia.

“Aunque cometí muchos errores e hice muchos enemigos por la forma en la que me comporté… No me disculpo por mi fervor en ayudar a la gente que se encuentra en el nivel más bajo”, informó.

Castañeda se disculpó ante Jane Doe, otra exnovia que había dado testimonio acerca de haber sido víctima de abuso emocional y físico por parte de Castañeda y la madre de su hijo.

“Te expreso mi más sincera disculpa y te suplico tu perdón”, dijo, al dirigirse a cada una de las mujeres.

También se disculpó ante sus partidarios y ante la comunidad a la que ha servido.

“Tengo el compromiso de ser una mejor persona”, dijo.

Se disculpó ante el tribunal y dijo que “no decidí cambiar de abogados de manera consciente”, lo cual produjo un retraso en el juicio. Incluido Biegel, Castañeda ha tenido un total de cinco abogados. Solicitó un cambio de tribunal para el juicio, pero se le negó.

“Traté de defenderme por mí mismo. Al final, me doy cuenta de que fui yo quien puso todo este juicio en movimiento”, agregó.

Subrayó que es un “hombre religioso” y terminó con una oración que dijo que recita diariamente y que dice: “Dios, dame serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, valor para cambiar aquellas que sí puedo, y sabiduría para conocer la diferencia”.

En lo que podría considerarse como un último intento desesperado, Castañeda le dijo a Panetta que lamentaba que se hubieran tenido que “conocer bajo estas circunstancias. He aprendido mucho de estas experiencias y si usted me concede indulgencia y misericordia, no la decepcionaré ni a usted, ni a mi comunidad ni a Jane Doe”.

Biegel solicitó que Panetta tomara en consideración las circunstancias de la vida de Castañeda, y que no tiene antecedentes de haber estado bajo custodia.

“Podríamos ayudar a nuestra comunidad y a él al enfocarnos en algún tipo de rehabilitación, en lugar de enviar a alguien a prisión”, dijo Biegel al referirse a la libertad condicional.

Panetta se dirigió a Castañeda y dijo que sus disculpas y su declaración parecían ser “no muy sinceras y genuinas” y que no aceptó la responsabilidad completa de sus acciones.

“Esto simplemente me dice que el narcisismo continúa ahí, y decir una oración aquí en el tribunal es egoísta. Querer proyectarse a sí mismo de cierta forma es egoísta para la comunidad. Pienso que ha logrado algunas cosas buenas con su activismo comunitario, pero esto no disminuye el peso de la conducta criminal que mostró aquí”, agregó.

La auxiliar del fiscal de distrito del condado de Monterey Elaine McCleaf dijo que el caso de Castañeda se “prolongó más que cualquier otro caso de violencia doméstica que yo he representado”, y observó que Jane Doe esperó dos años para dar su testimonio.

“Me da gusto por la víctima y le agradezco por su valor. Pienso que con la sentencia de ocho años se hizo justicia”, agregó.

Comuníquese con la reportera de asuntos del gobierno Amy Wu al 831-737-6791 o escríbale a awu@thecalifornian.com. Siga a Wu en Twitter @wu_salnews o en www.facebook.com/am<JU>ywucalifornian.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://bit.ly/2wNabAf