LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

El nuevo presidente liberal de Corea del Sur ha propuesto organizar la Copa del Mundo de 2030 junto con la rival Corea del Norte y con otros países del noreste asiático, como parte de los esfuerzos para promover la paz en la región, informó el lunes la oficina del mandatario.

Moon Jae-in hizo la propuesta durante un encuentro con el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, en la Casa Azul, la residencia presidencial en Seúl.

“Si las naciones vecinas del noreste de Asia, incluidas Corea del Sur y del Norte, pueden organizar la Copa del Mundo, pienso que ello contribuiría con la paz entre ambas y en la región”, dijo Moon a Infantino, de acuerdo con la oficina del mandatario. “Me gustaría que el presidente Infantino se interesara en este asunto”.

Citado por el documento, Infantino dijo que respetaba la idea de Moon y hablaría con el presidente chino Xi Jinping sobre el tema esta semana, cuando ambos se reúnan.

Así, aumentaría el número de países interesados en organizar el Mundial de 2030. Sudamérica aspira a la sede, con una candidatura conjunta de Uruguay y Argentina. Uruguay albergó el primer Mundial en 1930, y recibirlo 100 años después tendría una relevancia simbólica.

De acuerdo con las reglas vigentes de la FIFA, que han aplicado un sistema rotatorio para asignar la sede entre las distintas confederaciones, a Asia no le correspondería realizar la Copa del Mundo sino hasta 2034. Sin embargo, China y Japón tendrían también interés con candidaturas individuales, lo mismo que la UEFA.

El mes pasado, antes de asumir el cargo, Moon había manifestado el objetivo de acercarse a Corea del Norte y de mejorar los vínculos deteriorados por los programas nucleares y de misiles del país comunista. Pero desde el 10 de mayo, cuando Moon comenzó su gestión, Corea del Norte ha realizado varios ensayos de misiles, en una muestra de que continuará con un programa contra lo que considera una actitud hostil de Estados Unidos.

Las dos Coreas están divididas por la frontera más fortificada del mundo. La Guerra de Corea, librada de 1950 al 53, terminó con un armisticio, no con un tratado de paz. Unos 28.500 efectivos estadounidenses siguen emplazados en Corea del Norte, en busca de disuadir cualquier agresión norcoreana.

Corea del Sur y Japón fueron anfitriones conjuntos del Mundial en 2022.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://bit.ly/2sz9lVs